Una coreografía sobre el cáncer de mama

De izda. a dcha., Mikel del Valle, Laura García, José Ruiz, Paloma Calderón, Daniel Martínez y Claudia Bosch. /Nacho Bauzano
De izda. a dcha., Mikel del Valle, Laura García, José Ruiz, Paloma Calderón, Daniel Martínez y Claudia Bosch. / Nacho Bauzano

El bailarín Mikel del Valle escenifica mañana en el Arriaga un homenaje a las mujeres que luchan contra la enfermedad

Isabel Urrutia Cabrera
ISABEL URRUTIA CABRERA

«No se trata de entender sino de sentir. Empatizar y emocionarse. ¡De eso se trata el arte! Te hace meterte en la piel de otro. Ya sea como artista o como público». Es el mantra del bailarín Mikel del Valle (Bilbao, 1984), fundador de la compañía MDVdanza y también coreógrafo. Un artista que lleva tres años al frente de un grupo con el que ya ha estrenado cuatro montajes. El último se titula 'Agate Deuna: las valientes del miedo' y lo presenta mañana, a las 19.30 horas, en el Teatro Arriaga. Una producción, con música de Julio D'Escriván, compositor venezolano afincado en Inglaterra, que rinde homenaje a todas las afectadas por el cáncer de mama. Las que luchan contra la dolencia y las que ya han ganado la batalla.

Los ritmos de 'tarantella' -un baile popular del sur de Italia- se alternan con las coplas en euskera y los toques contemporáneos. «El mensaje es de fuerza y vida. La belleza es la vida», recalca el artista. La coreografía vincula el drama de la enfermedad con el suplicio de Santa Águeda, una mártir nacida en la localidad siciliana de Catania que sufrió la amputación de sus senos en el siglo III d. C. «Es un paralelismo que me ha servido para profundizar en el dolor y todos sus matices. Hay mucha sutileza y respeto en la coreografía. No podía ser de otra manera. La feminidad y vuestra sexualidad va mucho allá de los pechos». Seis bailarines -tres mujeres y tres hombres, incluido el propio Del Valle- recrean en escena el miedo, el sufrimiento y el combate sin tregua contra el tumor.

La cantante Miren de Miguel

Más de dos años le ha llevado la labor de documentación, ya sea para recabar los testimonios de mujeres que han padecido cáncer de mama o las opiniones de psicólogas sobre la aceptación de los cambios en el cuerpo. «He aprendido mucho. Ha sido duro. Te hace ver las cosas con más claridad. Distinguir lo importante de lo secundario». Empaparse de la realidad de la enfermedad le ha servido para establecer conexiones musicales, dramáticas y también humorísticas. «La sonrisa es muy terapéutica. En la medida de lo posible, no hay que perderla».

Una actitud que comparte la soprano Miren de Miguel, amiga y compañera de algunas coreografías de Mikel del Valle como 'Tutte contro Verdi', un show que ponía en tela de juicio el carácter sumiso de las heroínas operísticas. «Es un honor que vuelva a trabajar conmigo. Es una cantante de muchísimo nivel», elogia el fundador de la compañía MDVdanza, impaciente ante el estreno de 'Agate Deuna: las valientes del miedo' en el Arriaga.

Siempre que pisa el escenario del teatro bilbaíno, siente que se despega del suelo. «Fue aquí donde vi a la Compañía Nacional de Danza con Nacho Duato. ¡Una revelación! Yo era entonces un crío y me abrió los ojos. Nunca me he arrepentido de dedicarme a la danza. Es el 'patito feo' de las artes escénicas, nos marginan continuamente, pero... a nivel personal te llena por completo. Lo compensa todo».

Formado con reputados profesores, como Ion Beitia y Carmen Roche, completó sus estudios en el Centro Andaluz de Danza y se tituló en el Conservatorio Profesional de Danza de Antonio Ruiz Soler en Sevilla. «He pasado 12 años fuera de casa. Ahora que estoy en Bilbao quiero dar lo mejor de mí mismo».

'Agate Deuna: las valientes del miedo'

Dir. artística y coreografía. Mikel del Valle.

Escenografía. Ricardo Sánchez Cuerda.

Música. Julio D'Escriván.

Voz. Miren de Miguel.

Visuals/video mapping. Mauri Martín Marín.