Por qué Wonder Woman puede ser un icono feminista

Dos niñas disfrazadas de Wonder Woman en Río de Janeiro. /Reuters
Dos niñas disfrazadas de Wonder Woman en Río de Janeiro. / Reuters

La película se estrena en España tras arrasar en taquilla en EE UU, pero no todos están de acuerdo: ¿promueve el empoderamiento femenino o la cosificación sexual de las mujeres?

CARLOTA EZQUIAGAMadrid

Wonder Woman’, la nueva película de superhéroes de DC, se estrena este fin de semana en España tras arrasar en la taquilla americana. La superheroína ha sido desde su nacimiento un icono feminista, pero ahora vuelve la polémica: ¿fomenta el empoderamiento femenino, o la cosificación sexual de las mujeres?

Cuando, el año pasado, la ONU nombró a la superheroína embajadora honorífica, se vio obligada a retirarle el título dos meses después por las protestas populares. Habiendo tantas mujeres válidas de carne y hueso, decían, no tenía sentido elegir a una de ficción, que además tenía una imagen tan sexualizada.

“Aunque puede que los creadores del personaje intentasen que Wonder Woman representara una guerrera fuerte e independiente con un mensaje feminista, la realidad es que este personaje es una representación de una mujer blanca con pechos exuberantes, de proporciones imposibles y un traje escueto”, decía la petición de change.org, que firmaron 45.000 personas.

Wonder Woman nació en los años 40 a manos de William Moulton Marston para la editorial DC Comics. La Mujer Maravilla es Diana de Themyscira, una princesa guerrera de las amazonas cuya misión es lograr la paz entre los hombres –en la nueva película, en concreto, en plena Primera Guerra Mundial.

"Una mujer para gobernar el mundo"

Marston, psicólogo de profesión (e inventor del polígrafo), ideó a Wonder Woman, en un principio, como heroína feminista; declaró en su día que “Wonder Woman es propaganda psicológica para el nuevo tipo de mujer que debería, yo creo, gobernar el mundo”.

Al fin y al cabo, la heroína combina la fuerza física, la destreza y los poderes con características tradicionalmente femeninas como la intuición, la compasión y la inteligencia emocional. Solo ella, como mujer, puede resolver los problemas que los hombres han creado.

Como explicaba Gal Gadot, la actriz israelí que interpreta a la heroína, en una entrevista, los hombres han crecido con Superman, Batman o Spiderman, pero las mujeres no tenían una superheroína en la que mirarse. Y que existiera una superheroína era importante para empoderar a las niñas, pero también para que los niños vieran figuras femeninas fuertes.

“Ella también es fuerte y poderosa, pero además, femenina, intuitiva, vulnerable, con una inteligencia emocional que le permite sentir compasión y amor”, asegura la actriz. “Cuando combinas el universo de la fuerza con las cualidades femeninas surge un personaje completo y ese es el que representa Wonder Woman”.

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con que la esencia feminista del personaje esté reflejada en la película. Elisa McCausland, experta en cómic y feminismo y autora del ensayo ‘Wonder Woman. El feminismo como superpoder’, aunque tiene algo de iconografía feminista, la película no cuestiona el sistema.

El viaje de la heroína

McCausland explicaba en la presentación de su libro que los cómics se han centrado siempre en el viaje del héroe, pero no en el de la heroína, que es un viaje diferente; un viaje esencialmente feminista en el que el personaje pasa a ser consciente de sí mismo y de sus limitaciones, para a continuación poder dinamitar el sistema.

Otra de las críticas que recibe Wonder Woman, como en el caso de la ONU, es su imagen sexualizada. Con un traje corto y sugerente, pecho generoso y cabello al viento, parece estar diseñada para satisfacer los deseos del público masculino.

Sin embargo, también es fuerte, independiente, y no se atiene a las reglas de un mundo de hombres (que, precisamente, tiene que arreglar). Es un referente diferente para las niñas, y les muestra algo mejor a lo que aspirar; resulta esperanzador verlas con mochilas de Wonder Woman en lugar de princesas.

‘Wonder Woman’ es la única película reciente de superhéroes dirigida por una mujer –y protagonizada por otra. Sin embargo, la actriz Gal Gadot ha tenido que soportar el machismo de la industria. “Se ha dicho que estás demasiado delgada”, le dijo un entrevistador a Gadot en la televisión israelí, según cuenta el New Yorker. “Wonder Woman tiene más pecho”.

“Wonder Woman es una amazona”, le respondió Gadot con una sonrisa irónica. “Y, si nos vamos a poner rigurosos, las mujeres amazonas solo tenían un pecho; se arrancaban el segundo para poder sujetar el arco”.

Parece que Wonder Woman puede salvar el mundo, pero le seguirán preguntando por su minifalda.

Temas

Onu, Comic, Cine