Terrores vascos para el Fant

Los cortometrajistas vascos a concurso en la 25 edición del Fant junto a su director, Justo Ezenarro./
Los cortometrajistas vascos a concurso en la 25 edición del Fant junto a su director, Justo Ezenarro.

Diez cortometrajes compiten por el premio al mejor cortometraje vasco en el festival bilbaíno, que hoy arranca su 25 edición

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

En '¿Quieres que hoy te bese?', de Miriam Ortega e Iker Arce, una niña de doce años da el primer beso de su vida. Rodado en blanco y negro para que cuando llegue el estallido de sangre la imagen no sea tan escandalosa, el cortometraje maneja materiales tan escabrosos como el abuso, la menstruación y el vampirismo. Y una imagen perturbadora para el recuerdo: la chica protagonista lamiendo su propia compresa. En el corto de animación 'La noche', un hombre lobo y una mujer luna cuyo rostro muta de forma como el satélite se encelan y son padres de una criatura. Pero el mal siempre acecha en el bosque y ese niño está abocado a un trágico final.

'¿Quieres que hoy te bese?' y 'La noche' son dos de los diez cortometrajes vascos que compiten en el Fant, que inaugura su 25 edición este 2 de mayo con la proyección en el Teatro Campos de 'Ártico', de Joe Penna. La gala contará asimismo con la presencia del director Fred Dekker, que recogerá el galardón honorífico del festival por haber firmado dos clásicos del terror ochentero como 'El terror llama a su puerta' y 'Una pandilla alucinante'.

En total, el certamen bilbaíno recibió 42 cortos vascos de los que ha seleccionado una decena. «Una prueba de la buena salud del cine vasco», alabó el director del Fant, Justo Ezenarro. Las cintas incluidas en la sección Fant en Corto optan al premio del público al mejor corto, dotado con 3.000 euros. Además, el jurado otorga otros dos galardones: mejor corto de la sección oficial y mejor corto vasco, con una dotación económica de 3.000 y 2.000 euros respectivamente.

De los diez títulos, dos son de animación y comparten productor, Iván Miñambres. Si en 'La noche' se juega con el contraste entre el aspecto infantil de los animales protagonistas y lo terrible de sus peripecias, en 'Soy una tumba' viajamos a la Galicia de los años 80 y al drama del narcotráfico. Un niño, hijo de un contrabandista de tabaco que prueba suerte con los fardos de droga, protagoniza esta bellísima pesadilla firmada por Khris Cembe, que captura con sus trazos el ambiente lluvioso y la degradación moral de la región en aquel tiempo.

En los cortos fantásticos ya no aparecen psicópatas ni se lleva el gore. En 'Amargo era el postre', de Diego H. Kataryniuk Di Costanzo, una cena de la nobleza francesa a la luz de los candelabros entra en otra dimensión cuando los comensales se animan a participar en un juego macabro. «La historia transcurre en el siglo XVII, pero habla de temas actuales como la individualidad, el miedo y los prejucios raciales», precisa su productor, Fernando Vaquero. Iban del Campo recurre en 'Espedizio handia' a metraje en Súper-8 encontrado con una reunión familiar en los años 70 para sumergirse en un viaje al Aleph, el centro del universo.

Fotogramas de 'La noche', '¿Quieres que hoy te bese?' y 'El fin de todas las cosas', cortometrajes vascos a concurso en la 25 edición de Fant.

En 'Basoan', de Aitzol Saratxaga, un hombre despierta en medio de un bosque sin recordar nada. Una voz es el único elemento que le ayuda a entender qué sucede. Un relato gótico de Saki, el escritor escocés de origen birmano que conjugaba el suspense y la crueldad, inspira 'El fin de todas las cosas', de la bilbaína Norma Vila, un «duelo a muerte», según sus palabras, entre una chica que se queda huérfana tras la muerte de sus padres y la mujer encargada de cuidarla.

El humor da paso al drama y el fantástico en 'Jesús is b(l)ack', de Nytia López Saitua, financiado mediante micromecenazgo, que arranca con una sesión de sexo telefónico. Y de ahí pasamos al nacimiento de un nuevo Mesías en África. En 'Mirokutana', de Ander Iriarte, Aitor se despide de su mejor amigo, Olan, en el pueblo. Una última oportunidad para hacer barrabasadas invocando al Mirokutana del título. Finalmente, el veterano realizador bilbaíno Toni Garzón invoca al Marqués de Sade y 'Las 120 jornadas de Sodoma' en 'Por comparación', la historia de un rey que no es feliz sin caos a su alrededor, rodada con figuritas que se dirían salidas de un belén sin ningún tipo de animación.