Una serie recrea en el Casco Viejo un atentado yihadista con siete muertos atropellados

Un hombre, con el brazo amputado, durante el rodaje. / OSKAR BELATEGUI

'La víctima número 8' se rueda durante cuatro semanas con el mismo equipo creativo de las exitosas 'Vis a vis' y 'La casa de papel'

OSKAR BELATEGUI

La imagen de gente corriendo a la carrera y gritando por el Casco Viejo bilbaíno remite a épocas recientes felizmente superadas. El 'déjà vu' no se debe a una manifestación, sino a viandantes que tratan de no morir atropellados por una furgoneta en estampida. 'La víctima número 8' se atreve a recrear un atentado yihadista en plena calle Correo, a semejanza de las masacres de Niza y Barcelona. Las mesas en la terraza del coqueto Baster saltan por los aires. El panorama es dantesco con víctimas mutiladas. El balance final será de siete muertos.

Mediapro, ETB y Telemadrid producen una intriga de ocho capítulos de 55-60 minutos cada uno que se rueda en la capital vizcaína durante cuatro semanas con el mismo equipo creativo de 'Vis a vis' y 'La casa de papel'. El terrorismo yihadista ha sido abordado de manera tangencial en 'El Príncipe', que reunía a más de cinco millones de espectadores cada semana. Pero nunca una ficción se había preocupado de indagar en las historias que hay detrás de víctimas y terroristas.

«Es un thriller con notas de drama en el que abordamos un atentado yihadista desde un punto de vista original, porque no se ha hecho antes», define en una pausa del rodaje Marc Cistaré, productor ejecutivo. «Ponemos el foco no solo en el atentado en sí, que es lo que motiva la intriga, sino en el aspecto humano. Tratamos el sufrimiento tanto en las víctimas anónimas de las que nunca se habla como en los terroristas, que también tienen familias a las que en un segundo les cambia la vida. Familias que no saben que su hijo va a morir ni que va a matar. Yo creo que eso es lo más demoledor que le puede pasar a un ser humano».

Efectos especiales

Ertzaintza, Policía Nacional e Inteligencia del Ministerio de Interior investigarán el atentado. En el amplio reparto, César Mateo, Verónika Moral, Marcial Álvarez, Farah Ahmed, Itziar Lazkano e Itziar Aizpuru. El primer día de rodaje es, precisamente, la secuencia del atentado. Los parroquianos del Baster gritan al ver pasar en tromba la furgoneta, aunque una pantalla de croma en el exterior indica que los efectos especiales lograrán que todo quede más espectacular. Se graba rápido y con dos cámaras, a un ritmo febril muy diferente al del cine.

«Rodamos en Bilbao porque hoy en día cualquier ciudad está en el punto de vista de los terroristas», justifica Cistaré, que acaba de producir la tercera temporada de 'Vis a vis'. «Nos parecía original y valiente hacerla aquí, donde todo el mundo sabe de qué terrorismo se suele hablar. Pues vamos a hablar del otro, del que no ha dejado de existir». ¿Es el momento idóneo, con la amenaza yihadista todavía latente? «Yo me dedico a contar historias y no abordarlo sería una manera de autocensurarme. Siempre se puede hablar si se hace desde el respeto, la responsabilidad y la coherencia», zanja.

'La víctima número 8' será visualmente «dinámica y potente, contada de manera ágil, con la cámara al hombro, y sin rodar apenas en plató», prometen sus responsables. La poderosa Mediapro, que posee las productoras Globomedia en Madrid y K 2000 en Euskadi, se beneficia del momento dorado que vive la ficción española, aunque Marc Cistará alerta del peligro de una burbuja de producción. «Se produce mucho y todo funciona muy bien. A veces hasta te cuesta configurar los equipos, porque todo el mundo está trabajando».

Atrás quedaron las 'series de laboratorio', que nacían en despachos de las cadenas con el objetivo de convencer a la mayor cantidad de público posible, abuelos, padres, hijos y nietos. Sin molestar a nadie. Títulos como 'La casa de papel', la ficción no en inglés más vista en Netflix, han puesto todo patas arriba. «Yo he participado en muchas 'series de laboratorio' y me siento orgulloso», observa Cistaré. «Era lo que demandaban las cadenas, pero ahora el público pide otro tipo de argumentos y de producciones. Y eso es precioso porque nos permite arriesgar; esta misma serie no se podía haber hecho hace cinco años». El estreno, en septiembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos