CON LOS OJOS ABIERTOS

CON LOS OJOS ABIERTOS
Josu Eguren
JOSU EGUREN

Gallo

España. 2018. 80 m. (TP). Documental.
Director:
Antonio Díaz Huerta.

Calificación:

Quizá aún más impresionante que su arrojo para cabalgar olas gigantes sea la habilidad del zarauztarra Aitor Francesena 'Gallo' para moldear el foam con el que fabrica las tablas que utiliza para surfear en la más completa oscuridad. Sus manos en contacto con el material sintético le permiten escuchar lo que no puede ver desde que perdió la visión del ojo izquierdo en un desafortunado accidente en el mar. Con 42 años y víctima de un glaucoma congénito en el ojo derecho desde los 14, la ceguera significó para 'Gallo' el comienzo de una nueva historia, una película rodada en formato documental por el director madrileño Antonio Díaz Huerta.

No se trata de un simple relato de superación -Gallo trabajó muy duro para volver a practicar el deporte al que le ha dedicado toda su vida y terminó alzándose con el título de Campeón del Mundo de Surf Adaptado en 2016-, también es el retrato en gran angular de un hombre que sigue mirando a los ojos de quien le habla y no parece haber perdido un solo gramo de esa chispa infantil de la que muchos adultos ya no tenemos memoria. Las rutinas de entrenamiento, cuasi espartanas, alternadas con charlas motivacionales en institutos y visitas al oftalmólogo, forman parte de un día a día al que Díaz Huerta y su equipo asisten como observadores silenciosos, sin abundar en las entrevistas personales ni recurrir a las voces en off, ni tan siquiera cuando la cámara se adentra en la intimidad de un padre que se hace alumno de su hija Uxue cuando tiene que enfrentar el reto de los quehaceres domésticos.

En el agua Ibon Illarramendi le sirve como escudero pero sobre la tabla solo está él, explosivo, enérgico y a la vez tan sincero y humano que regatea con naturalidad el peligro de tropezar en ese subgénero de los documentales de autoayuda que transforman los logros de sus protagonistas en reproches velados hacia el espectador.