Génesis: El primer amor

Génesis: El primer amor
Anton Merikaetxebarria
ANTON MERIKAETXEBARRIA

Génesis

Canadá. 2018. 129 m. (16). Drama.
Director
Philippe Lesage.
Intérpretes:
Théodore Pellerin, Noée Abita, Brett Dier, Mylène MacKay, Marc Beaupré.

Calificación:

Con 'Génesis' estamos ante una de las mayores sorpresas de la temporada cinematográfica y, desde luego, la mejor película canadiense que hayamos podido ver en mucho tiempo. El argumento se centra en el despertar al amor en sus diversas facetas por parte de dos hermanastros adolescentes, rodeados por otros chicos y chicas de su misma generación, con su vitalidad a flor de piel y su entrega sin dobleces, pero también con sus dudas e inseguridades. Tampoco faltan agudas reflexiones en torno a la inocencia de la juventud, al primer amor y al difícil paso a la edad adulta.

La atenta cámara del realizador Philippe Lesage capta el ir y venir de los personajes en su despertar a la vida, utilizando con pericia un juego de miradas, de sensaciones apenas expresadas, de emociones esenciales, que derivan en el sexo sin prohibiciones. 'Génesis' se convierte así en una sensible película sobre la fragilidad de los verdes años y sobre unos jóvenes atrapados en el instante de alzar el vuelo hacia la libertad. Asunto nada baladí en estos tiempos de inquietantes incógnitas, con lo cual la película del autor de 'Los demonios' (2015) merece la atención del respetable.

Hay tres tipos de heridas emocionales: las que cicatrizan rápido, las que demoran un largo tiempo en curarse y las que no dejarán de dolerte hasta que mueras. Así que una de las tareas y responsabilidades del cine de ficción es la de explorar de forma detallada y profunda aquello que duele para siempre. O sea, un primer amor, convertido aquí en pura poesía. El filme de Lesage nos lo muestra en toda su melancolía, conforme retrata a un sector de la juventud que desea un nuevo modo de vida, distinto, más en sintonía con la naturaleza. En unos jóvenes hay éxtasis y emoción, en otros descontento y contradicciones. Pero un nuevo fenómeno ha nacido, una nueva mirada a un mundo sujeto a profundas transformaciones.