LAS AMIGAS ESTUPENDAS

LAS AMIGAS ESTUPENDAS
Josu Eguren
JOSU EGUREN

Superempollonas

EE UU. 2019. 105 m. (16). Comedia.
Directora:
Olivia Wilde.
Intérpretes:
Kaitlyn Dever, Beanie Feldstein, Lisa Kudrow, Jason Sudeikis.

Calificación:

Dos chicas discuten acaloradamente en mitad de una fiesta mientras en el segundo plano desenfocado varios teléfonos móviles captan la situación. Es el punto de giro dramático de una película a mitad de camino entre la comedia de instituto y el modelo fundado por Martin Scorsese en '¡Jo, qué noche!', la víspera de la ceremonia de graduación de una pareja de adolescentes que han sacrificado algunos de los mejores años de su vida para allanarse el camino con vistas a un futuro súper competitivo que no perdona los errores académicos.

Pero cuando están a punto de poner rumbo hacia la universidad para cumplir con el primer hito de un horizonte vital preplanificado -que encaja en el ideal al que aspira esa juventud demócrata hacia la que van dirigidos algunos de los dardos más sutiles del guion de la ópera prima de Olivia Wilde-, Amy y Molly descubren que no se han permitido ser libres, descubrir el sexo o romper la barrera que las separa de su primer amor. Es entonces cuando comienza una carrera desenfrenada por apurar los últimos suspiros de un tiempo que agoniza, la diferencia es que en este caso -y si tomamos como referencia otras comedias en las que podría espejarse- no se plantean renunciar a su identidad para encajar en un grupo que las recibe con una sorprendente naturalidad.

Quizá éste sea el rasgo que mejor distingue a 'Súperempollonas', la simpatía con la que abraza la diversidad, y la sensibilidad que invierte para rascar la superficie del arquetipo y descubrirnos que debajo de cada pose existen personas. La amistad femenina, que ya había sido puesta a prueba en comedias teen tan extraordinarias como 'Damiselas en apuros', 'Chicas malas' o 'Josie y las melódicas', rebosa aquí en su esencia más pura, sin afectación melodramática y dejando para la posteridad el baile ritual con el que Amy y Molly -maravillosas Kaitlyn Dever y Beanie Feldstein- celebran cada mañana un amor fraternal a prueba de bombas.