Canciones 'Inéditas' desde el olvido

La soprano María Eugenia Boix, la pianista Susana García de Salazar, la actriz Carmen San Esteban y la chelista Estitxu Oraá. /blanca castillo
La soprano María Eugenia Boix, la pianista Susana García de Salazar, la actriz Carmen San Esteban y la chelista Estitxu Oraá. / blanca castillo

El Conservatorio acoge hoy un concierto de cámara que recupera obras desconocidas de cuatro compositoras del ámbito vasco

Natxo Artundo
NATXO ARTUNDO

Unas mujeres dedicadas a la composición musical generaban situaciones inéditas. Tanto que incluso un estudioso como Aita Donostia consideraba en sus 'Obras Completas' «curioso» que Anita Idiartborde o Emiliana de Zubeldia firmaran piezas escritas por ellas mismas. Atrapadas entre el final del siglo XIX y los inicios del XX, junto a Emma Chacón o Julie Adrienne Carricaburu (Madame de la Villéhélio), han sido el eje de una labor de investigación por parte de la pianista vitoriana Susana García de Salazar.

La artista recuerda que hace ya 14 años, con motivo de un disco con Carlos Mena, tuvo contacto con el archivo Eresbil de Rentería. Y empezó a recopilar obra inédita de las compositoras, entre las cuales halló vínculos –su relación con el País Vasco– y obras que han permitido construir «un concierto que toca la fibra sensible», tal y como lo definió la directora del Conservatorio Jesús Guridi, Puy Asurmendi, al presentar ayer la iniciativa. Enmarcada en el VIII Ciclo de Cámara delPrincipal, la actuación de hoy tendrá lugar en el aula magna del centro docente, donde la voz de la soprano María Eugenia Boix y el violonchelo de Estitxu Oraá completarán la parte instrumental.

El concierto 'Inéditas', del que se estrenó en primavera en Eresbil una versión inicial, crecerá variosenteros con la incorporación de otra intérprete, en este caso, teatral. La actriz Carmen San Esteban ha diseñado una pieza de dramaturgia que resultara atractiva al público no tan interesado en la parte musical. «No quería que la gente lo viera en unas notas al programa, que muchas veces no llegan, sino darle todo al espectador. Necesitaba a una actriz que me ayudara y aportara frescura al programa», reflexionaba la pianista.

Y, tras reunirse con ella, San Esteban ha aceptado el reto de crear una obra donde «intentar encarnar a cada una de esas mujeres».A partir de sus biografías reales, «vamos dando puntos de vista» donde una se rebela, otra es más sumisa o alguna «es feliz por poder publicar un cancionesro tras 40 años en un cajón», explicaba la actriz. La cuestión es «que nos hagan vibrar».

En este sentido, ni la autora de la primera colección de canciones populares vascas publicada en Iparralde –Carricaburu/ De la Villéhélio–, ni la bilbaína de adopción Chacón – discípula de Granados–, ni la rebelde De Zubeldia –toda una figura en México tras dejar atrás Navarra–, ni la impresionista Anita Idiartborde fueron formadas como compositoras 'serias'. Su destino era hacer canciones de salón.

Con la ayuda y los arreglos de estas cuatro artistas contemporáneas, las pioneras salen ahora al aula de conciertos. «Es una cuestión de justicia», asegura García de Salazar. Por este motivo, en su investigación sobre compositoras «quería ir a por las escondidas, las que nadie saca. Hacían canciones para el salón pero, si podía ser para una sala, mejor».