Anjel Lertxundi vuelve a llamar a la puerta de 'Otto Pette'

Presentación de la lectura ininterrumpida de clásicos en el Arriaga. /E. C.
Presentación de la lectura ininterrumpida de clásicos en el Arriaga. / E. C.

La lectura ininterrumpida de clásicos celebra el jueves el 25 aniversario de esta novela sobre el poder y la búsqueda del olvido

Teresa Abajo
TERESA ABAJOBilbao

En el origen de 'Otto Pette', una de las obras fundamentales de la literatura en euskera, está una imagen que le vino a la cabeza a Anjel Lertxundi: «Un hombre que toca la puerta de otro». No es una casa cualquiera sino la mansión en la que el baronet, que ha huido de la venganza del rey, se ha recluido «huyendo de todo su pasado. Él no sabe absolutamente nada de quien llama a su puerta, pero enseguida se da cuenta de que el intruso lo sabe absolutamente todo sobre él». El autor leerá en voz alta los primeros párrafos el jueves a las ocho de la mañana en el Arriaga, iniciando una cadena a la que se sumarán 400 voces –políticos, deportistas, los rectores de la UPV y Deusto, agentes culturales y estudiantes, entre otros– durante doce horas. Se podrá seguir desde el exterior del teatro y el atrio de Azkuna Zentroa a través de pantallas.

La lectura ininterrumpida de clásicos que organiza el euskaltegi Bilbo Zaharra celebra el 25 aniversario de la novela, que se anunció como 'Un clásico de mañana'. «Para mí fue especialmente importante porque en 1994 el batua estaba en plena andadura y necesitaba nuestro apoyo. En muchos aspectos estaba bajo mínimos», recuerda Lertxundi. Dos años después, Seix Barral la editó en castellano con el título de 'Las últimas sombras', lo que contribuyó a romper «el muro de incomunicación» que rodeaba la cultura vasca «aparte de Bernardo, que ya había publicado 'Obabakoak'».Peter Boxall y José-Carlos Mainer la incluyeron en la edición española de '1001 libros que hay que leer antes de morir'.

Muy cuidadoso con las palabras y los «colores» que adquieren al combinarlas, el escritor de Orio tiene «cómplices en la aventura literaria. Siempre paso los originales a amigos cercanos y con 'Otto Pette' uno de ellos me planteó la necesidad de revisar el texto a fondo desde una perspectiva de futuro». La historia está ambientada «en una difusa Edad Media» en la que la peste hace estragos. Ya desde el subtítulo 'Hilean bizian bezala' ( 'En la muerte como en la vida'), juega con la ambigüedad y utiliza una lengua «que al lector le resulte verosímil» sin imitar la forma de hablar de la época.

Autor prolífico que dedica las mañanas a escribir –tras un vivificante paseo de Zarautz a Getaria– y las tardes a leer, Lertxundi no suele releer su obra. «Ahora estoy escribiendo un ensayo muy 'sui generis' sobre la traducción y la importancia que tiene para un escritor en una lengua minoritaria». Durante la lectura pública, que acabará con una romería, se harán conexiones en directo con Euskal Etxeak de todo el mundo. En ediciones anteriores ha rendido homenaje a obras como 'Kresala', 'Gero', 'Obabakoak', 'Harri eta herri' y 'Zergatik Panpox'.

 

Temas

Libro