La tragedia de Waco merecía una serie

Taylor Kitsch, caracterizado como Koresh./
Taylor Kitsch, caracterizado como Koresh.

Paramount Network acoge este proyecto que se ideó como una película y terminó dividiéndose en seis entregas

Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDAValencia

Waco es una ciudad americana del estado de Texas de poco más de 120.000 habitantes, que es célebre por dos acontecimientos trágicos: el tornado que arrasó la ciudad en los años 50 y que acabó con la vida de cientos de vecinos; y el enfrentamiento acontecido en los años 90 entre agentes federales y miembros de la secta de los davidianos, que terminó con un incendio que destruyó su centro y con la muerte de más de setenta de sus miembros, que permanecían allí encerrados. Se cumplen ahora 25 años de este último suceso, que ha inspirado una miniserie de televisión que Paramount Network estrena el 3 de diciembre.

El triste acontecimiento tenía todos los elementos para trasladarse a las pantallas y aunque había habido otros intentos este parece que va a ser el que dejará un testimonio definitivo para la posteridad sobre un fatídico hecho que conmocionó a la población estadounidense. Tiene como precedentes algunos 'documentarys', entre los que destaca 'Wild Wild Country' que se desarrollaba en la pequeña ciudad de Antelope, en Oregon, donde desembarcó la secta de la ciudad de Rajnesh, fundada por Bhagwan Shree Rajneesh, también conocido como Osho. Aquella en comparación con 'Waco' hacía uso de imágenes y testimonios reales y no ficcionados.

Drew y John Erick Dowdle inicialmente concibieron el proyecto como una película, pero dada su extensión se plantearon la posibilidad de transformarlo en otro tipo de producto. Para elaborarlo tomaron como referencias dos biografías: 'A Place Called Waco', narrada por un superviviente de la tragedia, David Thibodeau, y 'Stalling For Time: My Life As An FBI Hostage Negotiator', que elaboró el agente especial del FBI a cargo de las negociaciones, Gary Noesner. A título anecdótico cabe recordar que en la producción se implicó Harvey Weinstein, pero el nombre de su compañía se eliminó de los títulos de crédito tras destaparse los escándalos sexuales del empresario.

Paramount Network (donde se puede ver este título) se implicó en sacar adelante el proyecto que llegó a los hogares de los americanos el pasado mes de enero y que ahora se estrena en España, casi un año después, una espera a la que no estamos acostumbrados últimamente con tanta plataforma y canal.

¿Qué vemos en esta miniserie de seis capítulos? La historia de un asedio que duró 51 días y que estuvo plagada de claroscuros. La actuación policial recibió fuertes críticas porque se consideró que se había puesto en riesgo sin necesidad la vida de todos los implicados al utilizarse gas lacrimógeno. No fue el único elemento distorsionador. El FBI llegó a cortar el agua del rancho para presionar a los que estaban allí encerrados. Había que acabar de la manera que fuese posible con el templo de los davidianos, una secta religiosa surgida en 1955 como rama escindida de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. David Koresh consiguió convencer a todos sus seguidores de que el fin de mundo se aproximaba y que él era el apropiado para ocuparse de aquella labor.

En la serie veremos los excesos cometidos por el líder de la secta y el grado de pleitesía que le rendían. La serie combina el punto de vista de los davidianos con el de los agentes del FBI y la ATF, que investiga el tráfico de armas y que fue la primera en detectar la actividad sospechosa.

Taylor Kitsch -como Koresh- y Michael Shannon -que da vida al agente Noesner- son las dos caras de un conflicto, cuyo desenlace fue terrible y marcó a la sociedad americana durante el final del siglo XX.

 

Fotos

Vídeos