'The Tick', un superhéroe tonto y torpe

Un fotograma de la serie./
Un fotograma de la serie.

La serie, que en breve contará con una segunda temporada, es una sátira carnavalesca de serie B, repleta de antihéroes y patéticos criminales

Borja Crespo
BORJA CRESPO

Viene siendo habitual que se nos escapen incontables títulos de interés entre tanta serie disponible en las diferentes plataformas. Se estrenan tantos títulos a la semana, ya sean novedades o nuevas temporadas, que no hay tiempo real para devorar tanto material. No hay minutos ni segundos. Mucho se habla de las producciones basadas en cómics, sobre todo en el terreno de los superhéroes, pero lógicamente se nos pasa parte de la oferta. En su momento poco caso se le hizo a una propuesta de lo más divertida y desvergonzada que pronto tendrá una segunda entrega, 'The Tick', un delirio pop empapado de humor negro dispuesto a ser degustado una vez seleccionado en el menú de Amazon Prime.

Reboot de otra serie de acción real que a su vez partía de varios episodios de animación que trasladaban las viñetas originales a imagen en movimiento, no resulta un producto rompedor a estas alturas, la parodia del género es tendencia, pero aporta algunos apuntes a tener en cuenta. El protagonista es un joven perdedor con gafas de pasta, un oficinista incapaz traumatizado por el asesinato de su padre por accidente en manos de Terror, un supervillano absoluto dado por muerto que todavía se presenta en las pesadillas del mediocre contable. Sumido en la rutina, depende de los botes de pastillas y su hermana mayor, una enfermera de naturaleza proactiva que le saca de todo apuro en el último minuto. Tan lamentable personaje se ve inmerso en un conflicto que le viene grande. En su deseo de ser alguien y acabar con su ansiedad pretende desentramar una organización criminal, pero casi muere en el intento si no llega a aparecer, sin previo aviso, La Garrapata, un superhéroe torpón y tontorrón con amnesia, que no sabe quién es ni de dónde viene. Indestructible y dotado de una fuerza descomunal, va enfundado en un traje prieto de color azul estridente con antifaz y unas antenas hilarantes. El grandullón siente el deber constante de proteger a los indefensos, lo único que tiene entre ceja y ceja es repartir justicia y estar cerca del pobre tipo al que ha prestado auxilio, al que toma por el compinche ideal. Se unen la maña y la fuerza, aunque todo puede ser fruto de la imaginación del rol protagonista.

«Luchar contra los fétidos enculadores del mal» es una de las muchas frases absurdas que emite La Garrapata, a quien interpreta con sorna Peter Serafinowicz, visto en 'Guardianes de la Galaxia'. Griffin Newman, secundario en la estupenda 'Vinyl', da vida a Arthur Dent, la medianía que se mete donde no le llaman y no soporta la presión ni los comentarios de su bobalicón compañero de fatigas, aunque la cadena de acontecimientos a los que sobrevive le llevan a convertirse en otro defensor del bien con traje propio (de polilla). 'The Tick' es una sátira carnavalesca de serie B, repleta de antihéroes y patéticos criminales, una comedia de acción con toques camp que explota los lugares comunes del género y se rinde al gore cuando menos te lo esperas como espectador.

Pateando culos

Tras rodar el capítulo piloto para poder vender el proyecto, una práctica habitual, la primera mitad de la serie se estrenó en agosto de 2017, con una particularidad: cambia ligeramente el traje azulado del superhombre (hacen alusión a ello en los diálogos). En febrero del pasado año se lanzaron el resto de los 12 episodios de los que consta la primera temporada, con una duración en torno a los 25 minutos por entrega, gloria bendita.Ben Edlund, creador del cómic, está detrás de la apuesta, al igual que en las anteriores incursiones del personaje en el medio audiovisual: una serie de televisión de 9 episodios, estrenada entre 2001 y 2002, y una serie de dibujos animados de 36 capítulos que vio la luz a mediados de los años 90. El tebeo nació en 1986, en las páginas de un boletín de noticias para las tiendas de cómics llamado New England Comics. Inicialmente el superhéroe escapaba de una institución mental. Al alcanzar cierta popularidad, tuvo su propia colección en junio de 1988.

Dos superhéroes patosos.
Dos superhéroes patosos.

Edlund, realizador en algunas entregas de 'Ángel', el spin-off de 'Buffy, cazavampiros', no cesa en su empeño y anhela fervientemente que 'The Tick' se convierta en un fenómeno. La serie de animación ganó varios premios Annie y en esta ocasión cuenta con el apoyo de Barry Sonnenfeld, el de 'Men in Black' y 'La familia Addams', como productor ejecutivo. En la Comic-Con de San Diego del pasado año se anunció una nueva temporada con más villanos y héroes extravagantes. Sigue la línea de 'Future Man', cuya segunda temporada ha estrenado HBO recientemente, con capítulos cortos donde se entrelazan irrisorias escenas de acción con conversaciones enajenadas con un punto de escatología. Oscura por momentos, con salpicaduras de sangre inesperadas, el tono de la serie se asemeja a 'Powers', otra producción con superhéroes ninguneada, o a la genial 'Dr Horrible's Sing-Along', la webserie de Joss Whedon. Parte del argumento puede recordar a la trama principal de 'El Vecino', el cómic escrito por Santiago García y dibujado por Pepo Pérez que saltará a imagen real de la mano de Nacho Vigalondo y Netflix. 'Kick-Ass' también es un inevitable referente, aunque creativamente es posterior, y 'Super' de James Gunn, de obligado visionado para todo fan a los tebeos y el cine que se precie.