Javier Ruiz Caldera: «Hacerte cargo de una temporada es como rodar tres películas seguidas»

Javier Ruiz Caldera./
Javier Ruiz Caldera.

El director de la segunda temporada de 'Mira lo que has hecho' asegura que esta nueva tanda de seis episodios «es mucho más compleja» que la anterior

Iker Cortés
IKER CORTÉSMadrid

Es uno de los directores de moda en España. Por sus manos han pasado películas como 'Superlópez', 'Anacleto: agente secreto', '3 bodas de más' o 'Spanish Movie' y es el artífice de '22 otra vez', el último anuncio de la Lotería de Navidad. Javier Ruiz Caldera da el salto ahora a la televisión y lo hace con un rodaje tan atractivo como retante, el de la segunda temporada de 'Mira lo que has hecho'. En realidad, el cineasta iba a dirigir la primera temporada pero problemas de agenda hicieron que el mismo Caldera recomendase a Carlos Therón. Ahora, por fin, ha podido quitarse la espinita.

-Habías dirigido un capítulo de 'El Ministerio del Tiempo', pero ¿cómo ha sido dirigir toda una serie entera?

-Ha sido una de las mejores experiencias profesionales y personales de mi vida. Para un director de comedia trabajar mano a mano con Berto Romero, que me parece una de las mentes mas brillantes del panorama no sóloa la hora de realizar comedia sino también como creador y guionistas, ha sido algo muy especial y que voy a echar de menos cuando dirija en solitario. En cuanto al tipo de trabajo, es algo brutal. Hacerte cargo de toda una temporada es como rodar casi tres películas seguidas.

-Debe de ser una golosina una serie como ésta.

-A mí me gusta mucho la televisión, pero siempre que pueda aportar algo. Lo que me ha quedado claro es que con trabajos así estaría haciendo tele toda la vida. Los guiones son tan complejos... Aparente es una comedia muy divertida, pero luego hay una serie dentro de la serie, Berto confunde la realidad con la ficción y luego está ese juego de espejos entre la familia que tiene y la que ha creado en la ficción, que la ha idealizado. Es una serie muy compleja y con muchas capas de lectura, muchas más que la primera. Aún así creo que la primera temporada es muy interesante y complicada de plasmar en imágenes, de manera natural y sin grandes efectsmos. Lo que la serie pide es que seas invisible como director.

-La primera temporada fue un éxito. ¿Notaste mucha presión por conseguir igualarlo o superarlo?

-El listón de la primera temporada estaba muy alto y sigue estándolo. Además llegué al rodaje y todo el mundo hablaba maravillas de Carlos Therón. Que si qué bien lo pasamos, que si qué bien dirigía. ¿Sabes cuando sales con una persona y te habla del ex todo el rato? Pues era así. Así que tienes dos opciones: o te deprimes o dices 'basta ya de celos. Yo te voy a llevar a mejores restaurantes'. Puse todoa la carne en el asador para que la gente se olvidara. Ha sido difícil, he recogido su testigo, he analizado lo que él ha hecho y eso me ha ayudado mucho. Lo mejor es que Berto es tan sentimental que quería tener a Carlos en la serie y lo metió haciendo de sí mismo como director de la ficción que se rueda dentro de la ficción... ¡Un cacao!

-Siendo tu primera serie, ¿qué debilidades y fortalezas te has visto?

-Son formatos diferentes. Hay menos tiempo y eso tiene la parte mala de que hay poco tiempo para reflexionar. Por otro lado, me he encontrado muy cómodo improvisando. No improvisando las secuencias, que estaban muy bien escritas, sino cómo rodarlas. Las películas que yo he hecho son muy complejas, requieren de una gran planificación porque hay mucho croma, efectos especiales y explosiones. Aquí lo que me planteé es que no iba a planificar nada y simplemente iba a llegar al set y a ponerme a rodar. Ha sido muy estimulante resolver secuencias a medida que iban surgiendo las dificultades. Eso no quita que me hubiera gustado estudiar más las cosas o tener antes una localización o contar con más presupuesto, pero son las reglas del juego y me ha encantado jugarlas. Me gustaría volver a repetir.

-Uno de los capítulos cuenta con un número musical...

-La verdad es que fue un bombón. Yo he hecho cinco largometrajes de comedia y siempre he intentado que fueran de distintos géneros: acción, superhéroes, fantastica... Y la verdad siempre he querido rodar una comedia musical. De hecho, es algo de lo que hablamos recurrentemente Inma Cuesta y yo desde que hicimos '3 bodas de más'. Aquí cuando leí el guión dije: «Me quito la espinita». La serie tiene esta cosa maravillosa de poder empezar con una ensoñación o realizar flashbacks.

Más información