Un gran punto de partida para 'Lo que hacemos en las sombras'

Guillermo peina a su amo Nandor./
Guillermo peina a su amo Nandor.

Divertida y fresca, la serie basada en la película homónima no se aparta en exceso del guion original

Iker Cortés
IKER CORTÉSMadrid

'Lo que hacemos en las sombras' es lo que se esperaba de ella. Ni más ni menos. La serie de FX, que la semana pasada comenzó a emitir HBO España, hunde sus raíces en la película homónima que se estrenó hace ya cinco años. No en vano, detrás de la misma están los creadores de la cinta, Taika Waititi y Jemaine Clement. Con un tono de falso documental y el humor como motor, el filme desarrollaba una descacharrante historia en torno a la convivencia de tres vampiros en un casoplón de Wellington, Nueva Zelanda. En este sentido, la serie traslada la acción a otra vivienda en Staten Island, Nueva York.

Cambian los personajes, pero no la parodia y las situaciones imposibles. La serie comienza presentándonos a Guillermo (Harvey Guillen), el criado de Nandor (Kayvan Novak), un vampiro amante del protocolo, las 'buenas maneras' y las tradiciones ancestrales. Al estilo de otros 'mockumentarys' como 'The Office' o 'Parks and Recreations', Guillermo se dirije a cámara para explicarnos que la vida de criado de vampiro no es fácil. Y mientras nos lo cuenta se muestran escenas de su día a día: despertando a su amo, limpiando la casa. «Uno debe ser su mejor amigo y su esclavo», dice resignado. No obstante, Guillermo tiene la aspiración de convertirse en vampiro desde que vio a Antonio Banderas en 'Entrevista con el vampiro', «el primer vampiro hispano», dice con orgullo.

Nandor, apodado 'El implacable', era un soldado imperial en el imperio otomano que acabó masacrando a miles de personas. Conviven con él Laszlo (Matt Berry) y Nadja (Natasia Demetriou), dos vampiros amantes. Nadja hipnotizó a Laszlo y lo convirtió hace ya siglos, justo cuando la lepra había diezmado ya a todos sus vecinos. Él estaba afectado, pero en un sitio no visible. Imagínense.

A partir de ahí comienzan las típicas disputas domésticas. Solo que como son vampiros, no son típicas. Así, Nandor pide a la pareja que antes de secuestrar y alimentarse de una nueva víctima que acabe con la que tienen en la despensa «por una cuestión de higiene». A Nadja se le ocurre que con unos rotuladores bien se puede etiquetar cada cuerpo, como si fueran los tupers congelados de la nevera. Y si la disputa va mal siempre pueden acabar enseñando los dientes. Los decorados barrocos, oscuros y sucios siguen las pautas del filme original, así como el imposible vestuario de los protagonistas, que parecen haberse quedado a vivir en el siglo en el que fueron convertidos. Las imágenes, claro, contrastan con las del mundo actual. Resulta impagable el momento en el que Nandor y su criado Guillermo van a comprar al supermercado, no solo por ese contrapunto sino también porque Nandor compra purpurina para parecerse a los vampiros de 'Crepúsculo'.

Pero el regreso de 'Lo que hacemos con las sombras' trae consigo un nuevo personaje. Se trata de Colin Robinson (Mark Proksch), un vampiro energético y emocional con aspecto de oficinista. «Mi oficina es el coto de caza», señala. «Absorbemos la energía hablando con la gente o te aburrimos o te cabreamos. Somos los vampiros más comunes y no nos afecta la luz». Es su introducción uno de los puntos más cómicos y brillantes de la serie pues su mera presencia estorba y molesta a los vampiros tradicionales. Habrá que ver hasta dónde llega su personaje pues también es posible que sus situaciones sean las que más pronto se agoten.

Por otro lado, parece que la trama no se quedará solo en las peripecias de cada episodio. El capítulo acaba con la llegada del barón Arfanas, un antiguo y poderoso vampiro cuyo objetivo es dominar Staten Island. Ha venido para que el trío se ponga las pilas, dado que no está muy por la labor. En definitiva, es un buen arranque que solo arroja una duda: ¿Podrán seguir estirando los contrastes y la falta de sensibilidad de donde surge toda la comedia? Tenemos diez episodios para comprobarlo.

HBO alberga un nuevo episodio de 'Lo que hacemos en las sombras' cada jueves.