'Pretty Little Liars: The Perfectionist', una burda copia para estirar el chicle

Janel Parrish y Sasha Pieterse son las protagonistas de 'Pretty Little Liars: The Perfectionist'./
Janel Parrish y Sasha Pieterse son las protagonistas de 'Pretty Little Liars: The Perfectionist'.

Las actrices Janel Parrish y Sasha Pieterse sirven de puente entre la predecesora y este spin-off

Eduardo Paneque
EDUARDO PANEQUE

¡12 minutos para el primer desnudo masculino! Matiz: únicamente torso, que esto lo paga el canal familiar de Disney. Sigamos. Unos y unas estudiantes reviciados intentando convertir sus caprichos amorosos en dramas adultos. Avancemos un poco más: un lío gay. Y para acabar: un asesinato. Si el episodio piloto de 'Pretty Little Liars' consiguió estirarse durante siete temporadas con bastantes menos mimbres, mejor no hagamos apuestas. Aunque, en voz baja, si su spin-off llegase a la mitad ya sería un éxito.

'The Perfectionist' es el segundo intento de estirar el chicle de la original (y exitosa). Si 'Ravenswood' apostó por darle el peso de la trama a Caleb Rivers (Tyler Blackburn) ahora elige a uno de los personajes más impertinentes -y peor interpretados- de aquella, Alison DiLaurentis (Sasha Pieterse) junto a la 'cruela 'teen' de manual, Mona Vanderwaal (Janel Parrish). Y alegando todo lo anterior, el equivocado quizá sea el que suscribe. Se sobreentiende que un proyecto de estas características no se deja al azar de filias o fobias sino tras estudios sobre empatías, simpatías y animadversiones. Aún así, todo espectador que aguantase decenas de capítulos (idénticos) para conocer quién era 'A' y después 'Über A' ya se ha ganado el derecho a ser escuchado.

La trama viaja hasta Bacon Hights que presumen de ambiente universitario elitista, pijo... y perfecto. Al lío, empecemos con los clichés: nada es lo que aparenta, se agolpan las mentiras, los secretos y los personajes estereotipados: La hija con padres dedicados a la política, la 'influencer', el empollón y el líder de un grupo al que todos tienen miedo porque conoce sus secretos (¿para algo tiene que servir ser el hijo de la fundadora de la universidad, no?). Los nuevos protagonistas son: Caitlin (Sydney Park), Ava (Sofía Carson), Dylan (Eli Brown) y Nolan (Chris Mason). Todo muy 'Pretty Little Liars'. El intento calco lo llevan hasta la última escena cuando se muestra una gigante red de vigilancia al más puro estilo Gran Hermano donde cada frame de la vida de las protagonistas parece estar monitorizada. Sí, en PLL todo era mucho más casero a lo 'McGyver'. Aquí si se marcan una machada casi queriendo decir: ¡Reiros de esa, viejunos SMS!

Tras 'The Perfectionist' está nuevamente Marlene King quien insiste en que los primeros episodios servirán para cerrar, entre otras, las incógnitas que dejó la relación entre Alison y Emily (Shay Mitchell), quién sabe si con la aparición de esta última como estrella invitada en algún capítulo. Y aunque las novelas están escritas, nuevamente parece que la serie seguirá su propio curso superado el impulso televisivo inicial.

La mejor decisión para el desarrollo de este spin-off -y una vez asumido esto- es la elección de Janel Parrish haciendo las veces de puente. Aunque tiene pocos minutos en el primer capítulo, su historial de complicadas apariciones en 'Pretty Little Liars' hacen presagiar grandes momentos. No ocurre así con Sasha Pieterse cuya redención final debilitó la fortaleza que dejaba entrever en los flashbacks de las primeras temporadas. Un suflé que se desinfló. Y eso es irrecuperable por mucho empeño que se ponga.

'Pretty Little Liars' sería muchas cosas y dejaría de ser otras tantas pero en un ejercicio seriéfilo de comparación, ellas sí eran 'perfeccionistas'.

HBO España estrena un nuevo capítulo cada jueves tras la emisión en Estados Unidos.