'Doom Patrol', de culto y también de locos

El grupo grotesco que protagoniza 'Doom Patrol'./
El grupo grotesco que protagoniza 'Doom Patrol'.

El notable sentido del humor, excéntrico por momentos, que empapa 'Doom Patrol' es una de sus loables virtudes | El grupo de seres grotescos con extraños poderes que protagonizan la historia logra captar el interés del espectador por la vía de lo entrañable

Borja Crespo
BORJA CRESPO

A diferencia de 'Titans', estrenada en Netflix tras ver la luz inicialmente en el servicio DC Universe, plataforma de cómics y vídeo bajo demanda exclusiva en EE UU y China, 'Doom Patrol' ha pasado a formar parte del catálogo de HBO como siguiente opción, atendiendo a una clara estrategia de mercado. Los héroes más extraños del género superheroico tuvieron una aplaudida aparición en uno de los capítulos de la serie de Robin y compañía, una de las sorpresas de la temporada, lejos de las tradicionales adaptaciones de The CW ('Flash', 'Supergirl') o las propuestas de Marvel ('Daredevil', 'Jessica Jones'). El cameo estelar vino acompañado del anuncio del lanzamiento de una aventura propia que consta de 15 capítulos que captan la esencia de los tebeos, el alto grado de locura y non sense por el bien del entretenimiento. Robotman, Negative Man, Elasti-Woman y Crazy Jane, el grupo de seres grotescos con extraños poderes que protagonizan la historia, logran captar el interés del espectador por la vía de lo entrañable. Es fácil empatizar con sus problemas y miedos, bien desarrollados episodio a episodio. No están preparados para salvar a la humanidad del ataque de un villano imposible, Mr. Nobody, que actúa de narrador del relato, un signo de distinción. Poco dotados para la acción, salvo Cyborg, el quinto en discordia, quizás el rol menos agradecido, deben enfrentarse a una amenaza surrealista que les sobrepasa.

El notable sentido del humor, excéntrico por momentos, que empapa 'Doom Patrol' es una de sus loables virtudes. Cualquier cosa puede pasar ante nuestros ojos, incluso la ruptura de la cuarta pared. Glen Winter, mente habitual en series como 'DC's Legends of Tomorrow' -guilty pleasure absoluto-, 'Arrow' o 'Smallville', está detrás del piloto de esta adaptación que ha superado la prueba del algodón y tendrá una segunda temporada, a diferencia de la esperada versión de 'La Cosa del Pantano', cancelada en mitad del rodaje hace unos días ante la ira de los internautas. Resulta interesante ver en los títulos de crédito, en la dirección de algunos capítulos, a cineastas como Rachel Talalay, que debutó con la sexta entrega de 'Pesadilla en Elm Street' y firmó la alucinógena 'Tank Girl', también basada en un cómic (está detrás del tercer episodio, 'Puppet Patol', de los mejores del lote). Jeremy Carver, presente en la sempiterna 'Supernatural', se encargó del desarrollo del proyecto, con Geoff Johns y Greg Berlanti en la producción ejecutiva, nombres conocidos en el medio televisivo estadounidense.

El supergrupo superloco

El grupo de héroes a su pesar, marginados, excéntricos y torturados, basados en los tebeos de DC de los años 60, está compuesto por Robotman, Negative Man, Elasti-Girl y Crazy Jane, bajo la supervisión de el científico Dr. Niles Caulder, una suerte de mad doctor que ejerce de mentor y protector de tan inadaptados sujetos, cuyos poderes excepcionales no son precisamente agradables. Robotman, interpretado por Riley Shanahan ('Second Nature') bajo una máscara, con la voz de un recuperado Brendan Fraser, es un cerebro humano atrapado en un cuerpo de metal robotizado. Rita Farr, alias Elasti-Girl, encarnada por April Bowlby ('La última oportunidad'), era una actriz de éxito en Hollywood que debido a un accidente durante un rodaje tiene la capacidad prácticamente incontrolable de convertirse en una masa viscosa. Crazy Jane, a quien da vidas, en plural, Diane Guerrero ('Orange is the New Black'), goza de una personalidad múltiple indescriptible, mientras Larry Trainor, el Hombre Negativo, con la voz de Matt Bomer ('Viper Club') y el físico de Matthew Zuk ('La quinta ola'), guarda en su interior una poderosa entidad extraterrestre que hace lo que le da la gana. Se les une Cyborg, antes de ingresar en La Liga de la Justicia. Joivan Wade ('La primera purga') defiende el rol menos absurdo del clan de metahumanos y Niles Caulder «El Jefe» lleva el rostro de Timothy Dalton, el efímero James Bond. Alan Tudyk ('Firefly') es el gran malvado de la función, capacitado para jugar con los límites de la realidad a su antojo.

Un fotograma de 'Doom Patrol'.
Un fotograma de 'Doom Patrol'.

Dicen que 'La Patrulla Condenada', título en castellano de las primeras aventuras gráficas de estos peculiares defensores del bien, inspiraron a los populares 'X-Men', y posteriormente a 'The Umbrella Academy'. Personajes de claro culto, «los héroes más extraños del cómic» es la frase de reclamo que ha acompañado a las viñetas desde su nacimiento en 1963 en las páginas de 'My Greatest Adventure' n.° 80, de la mano de Arnold Drake, Bob Haney y el dibujante Bruno Premiani. Cancelada como serie en 1968, su etapa más aplaudida es la atendida por el inefable Grant Morrison, creador de 'Los invisibles'. A finales de los 80 y principios de los 90 reinventó el origen de los personajes e impregnó las viñetas de un tono más adulto y más loco a un mismo tiempo.

No hay miedo al ridículo en las imágenes de 'Doom Patrol', son su sello de identidad, como en las delirantes viñetas de partida. El producto confirma que DC está haciéndolo mejor en sus propuestas serializadas que en la gran pantalla, logrando un resultado adecuado a pesar de no contar con grandes medios. La serie gana a medida que pierde la vergüenza y se atreve a apostar por un producto diferente en el marco de un género desgastado. La influencia de Morrison se deja ver -de entrada, con la inclusión de Crazy Jane, ausente en 'Titans'- y el tono paródico no se pasa de la raya. A la espera de 'Watchmen', también disponible en breve en HBO, estamos ante una de las series de superhéroes más originales del momento. Mención especial al soundtrack, con temas de Billy Idol, Kool & The Gang, Dead Kennedys, Echo & the Bunnymen...