Brindis con el etarra que me dejó viuda

Ibon Etxezarreta y Maixabel Lasa en 'Zubiak', el documental producido por Movistar que se presenta el próximo sábado en el Festival de San Sebastián.

Maixabel Lasa y el asesino de su marido se juntan ante la cámara de Jon Sistiaga en un documental que se presenta en el Festival de San Sebastián

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Que una viuda concluya una comida ofreciendo las sobras en un táper al otro comensal, el asesino de su marido, sería difícil de creer en una película de ficción. Pero así concluye el primer capítulo de 'ETA, el final del silencio', la serie documental de siete episodios que Jon Sistiaga y Alfonso Cortés-Cavanillas han dirigido para Movistar. Maixabel Lasa, viuda del exgobernador civil de Gipuzkoa Juan Mari Jáuregui, e Ibon Etxezarreta, integrante del comando que le disparó dos tiros en la nuca el 29 de julio de 2000 en Tolosa, mantienen una charla en una sociedad gastronómica en 'Zubiak' (Puentes), título del primer capítulo que se presentará el próximo sábado en el Festival de San Sebastián.

El filme arranca con Etxezarreta saliendo de permiso de la prisión en la que lleva cumplidos 18 años de condena. Además del de Jáuregui, fue acusado de los asesinatos –«atentados con resultado mortal», los llama él– de Santiago Oleaga, director financiero de 'El Diario Vasco', el empresario Joxe Mari Korta y el mando de la Ertzaintza Mikel Uribe. Acogido a la 'vía Nanclares', ha protagonizado múltiples actos de arrepentimiento junto a Maixabel Lasa, que ocupó la dirección de la Oficina de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco. «Tu discurso fue una semilla de contradicción en mí», le recuerda a la mujer que en su día le soltó: «Prefiero ser la viuda de Juan Mari que tu madre».

'Zubiak' contiene los testimonios de Jesús Eguiguren, Margarita Robles, Ignacio Latierro y Gorka Landaburu, entre otros. Las imágenes de archivo recuperan el paraguas abierto junto al cuerpo tendido de José Luis López de Lacalle, los funerales diarios, el caso Lasa y Zabala... «Yo soy de Irún, tengo compañeros de clase que acabaron en ETA», afirma Jon Sistiaga. «Pero tengo una mirada tamizada por otros conflictos. He entrevistado a dirigentes de las FARC, el IRA, el ISIS, Al Qaeda... Puedo comparar. Al final, los que toman las armas cometen los mismos errores y traspasan las mismas líneas rojas».

'Txakurra' de la pluma

Gorka Landaburu también apretó la mano del hombre que le envió una carta bomba. Y Etxezarreta reconoce que se estremeció al sentir el pulgar amputado. «Les desarmó no sentir en nosotros rencor», apunta el periodista en el filme. Sistiaga asegura que hay más víctimas como Maixabel Lasa, que le dice al hombre que la dejó viuda que es «muy valiente» y que merece una segunda oportunidad. «Lo que no hay por desgracia son etarras como Etxezarreta, que hayan hecho una reflexión ética, una enmienda a la totalidad de su vida», lamenta el director.

El Zinemaldia desvelará el mismo día del estreno de 'Zubiak' las primera imágenes de 'Patria', la esperada serie que adapta la novela de Fernando Aramburu. «Yo he pretendido hacer un 'Patria' con personajes reales», confía Jon Sistiaga, que en estos meses se ha cruzado con exmiembros de ETA de potes por la Parte Vieja de San Sebastián. «Me los conozco a todos. He hablado con ellos para recordarles que hace diez años me hubieran tomado la matrícula del coche, porque yo era un 'txakurra' de la pluma. No podemos ser amnésicos. Y se lo voy a recordar hasta que me digan que aquello fue una mierda».