En cartelera

La vida fantástica de Tolkien

</p><p>Nicholas Hoult y Lily Collins en 'Tolkien'.</p><p>

Nicholas Hoult encarna al autor de 'El Hobbit' en un correcto 'biopic'que se detiene en sus traumas bélicos y su experiencia universitaria

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

John Ronald Reuel Tolkien (Sudáfrica, 1892; Inglaterra, 1973) ha pasado a la posteridad por ser el autor de las novelas clásicas de fantasía heroica 'El Hobbit', 'El Silmarilion' y 'El Señor de los Anillos'. Las adaptaciones al cine de Peter Jackson renovaron el interés sobre la figura del escritor, del que Dome Karukoski firma ahora un rendido 'biopic'. No deja de ser curioso que el director finlandés fuera conocido por otra biografía de un artista, 'Tom de Finlandia', el autor de los cómics de temática gay.

Karukoski pretende explicar el germen que originó los mundos literarios de Tolkien, que hasta inventó un lenguaje propio. La universidad y la guerra marcaron su vida. La cinta arranca en la Batalla del Somme. Tars enfermar debido a denominada 'fiebre de las trincheras', fue evacuado a Inglaterra, donde supo que la mayoría de su batallón fue aniquilado. Dos de sus mejores amigos, Rober Gilson y Geoffrey Smith, murieron en la guerra. Formaban parte del TCBS (Tea Club and Barrovian Society), un club en el que exploraban sus aspiraciones artísticas, bautizado con el nombre de la tetería cercana a su escuela. Una hermandad que se mantuvo mientras Tolkien estudiaba Filología Inglesa y Literatura en el Exeter College de Oxford y que fue el origen, según se desprende del filme, de la Comunidad del Anillo.

Los traumas bélicos y ese sentimiento de compañerismo acompañaron al novelista toda su vida. También el amor de Edith Bratt, una estudiante de piano huérfana a la que conoció a los 16 años. Tolkien también era huérfano desde los 12 años y su tutor fue un sacerdote que le prohibió volver a ver a su amada hasta que cumpliera los 21. Se casaron, tuvieron cuatro hijos y disfrutaron del éxito literario de 'El Hobbit' e n 1937 y de los tres volúmenes de 'El Señor de los Anillos' en los años 50. Sobre la tumba de Edith, Tolkien inscribió el nombre 'Lúthien', el nombre de la princesa elfa de 'El Silmarillion' que sacrifica su inmortalidad por amor en la Tierra Media. En la lápida de Tolkien reza 'Beren', el mortal al que Lúthien amó.

Una escena de 'Tolkien'.
Una escena de 'Tolkien'.

Nicholas Hoult, Bestia en las películas de 'X-Men', interpreta a Tolkien en sus facetas de apasionado estudiante, soñador enamorado y soldado traumatizado. Karukoski juega a anticipar la épica de los libros que escribirá con las vivencias del escritor: el enemigo bélico se transforma en un dragón y un viejo y retorcido árbol desencadena su imaginación. «Uno de los mayores retos como director era cómo expresar visualmente la mente de un genio», explica Karukoski.

«Analicé profundamente las historias y las ilustraciones de Tolkien, buscando cómo funcionaba su mente, diversas formas de mostrar cómo veía el mundo. Auería que aquéllos que adoran sus libros fueran capaces de rastrear la obra de Tolkien en todo lo que iban a ver, pero también que eso fuera tan imperceptible como para que la historia fuera igual de emocionante sin saber absolutamente nada sobre la Tierra Media». Los admiradores de Tolkien disfrutarán sin duda de una película cuya corrección es también su mayor lastre a la hora de hablar de desbordante fabulador de historias.