En cartelera

Steve Bannon, el 'gran manipulador' que asesora a los partidos xenófobos europeos

Steve Bannon en una imagen del documental.

'Steve Bannon, el gran manipulador' es un absorbente documental que retrata en la intimidad al hombre que llevó a Trump el poder y que ahora asesora a los partidos populistas y xenófobos europeos

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Steve Bannon tiene colgado en el salón de su casa de Washington un cuadro con la figura de Lincoln. Sobre la mesa de su despacho siempre hay periódicos, muchos periódicos, y latas de Red Bull que traga una tras otra, aunque reconoce que está haciendo esfuerzos por adelgazar: en algún debate le han llamado Jabba el Hutt, la criatura con forma de babosa de 'Star Wars'. Bannon viaja en jet privado rodeado de guardaespaldas, se fotografía con sus fans y se aloja en hoteles de cinco estrellas.

Considerado el artífice del inesperado triunfo de Donald Trump en 2016, dimitió de un puesto de consejero en su gobierno por el «mal karma» que se respira en el Ala Oeste de la Casa Blanca: «Odié cada minuto que pasé allí». Desde entonces, asesora a partidos europeos que quieren repetir el éxito de Trump y que comparten su credo populista y xenófobo. Por 'Steve Bannon. El gran manipulador' desfilan Matteo Salvini, Nigel Farage y Marine Le Pen. Lo mejor de cada casa.

El pope de la extrema derecha en todo el mundo protagoniza un apasionante documental presentado en el Festival de Sundance, que se estrena en cines este viernes y después llegará a la plataforma Filmin. Un espeluznante testimonio de la forma de hacer política en Estados Unidos y una advertencia de lo que puede ocurrir en las inminentes elecciones europeas del 26 de mayo. Bolsonaro en Brasil, Orban en Hungría, Vox en España... A todos asesora este hombre que la revista 'Time' llevó a su portada y retrató como presidente en la sombra.

Steve Bannon (Norfolk, 1953) estudió en la Escuela de Negocios de Harvard, sirvió en la Marina y trabajó en Goldman Sachs. En su currículo encontramos inesperados méritos, como hacerse millonario al adquirir una participación en los derechos televisivos de la serie 'Seinfeld' o distribuir cine independiente. Precisamente gracias a esta última faceta se ha podido rodar el documental que captura su intimidad. Su productora, Maria Therese Guirguis, era empleada suya. Enojada por las ideas que defendía, le propuso seguirle con las cámaras y ante su sorpresa Bannon aceptó. «Le encanta provocar y disfruta de su imagen de supervillano», advierte.

Bannon es un tipo carismático y lo sabe. Un orador con magnetismo y un estratega culto que vive pegado a dos móviles y consume información sin descanso. Es capaz de recordar su visita al campo de concentración de Auschwitz y alabar la eficacia industrial alemana. «HugoBoss, Mercedes... Auschwitz era una máquina perfecta, los alemanes no eran conscientes del horror moral». El creador de la web Breitbart News, rebosante de antisemitismo y homofobia, no se sabe si habla en serio o está siendo sarcástico cuando previene a un cautivado auditorio sobre las 'fake news'.

Steve Bannon en Venecia en una imagen del filme.
Steve Bannon en Venecia en una imagen del filme.

Resulta sorprendente que la directora Alison Klayman haya tenido acceso al día a día de Bannon, estando presente en sus charlas con Nigel Farage, que acude para que le ayude con el Brexit, en sus fracasos, como su apoyo a un juez de Alabama acusado de violar a una niña, y en las broncas a sus colaboradores. «Es una revuelta global, estamos en el lado correcto», alecciona un hombre que confiesa seguir haciendo «lo mismo que hacía en Goldman Sachs» y que quizá es demasiado listo para verse a sí mismo como un cruzado con una misión.

«Los medios están obsesionados con nosotros, así que vamos a aprovecharnos de esa obsesión», proclama Steve Bannon, que tiene en su punto de mira a las élites de Estados Unidos, «esas que se sienten cómodas gestionando nuestro declive». El documental le sigue en los dos últimos años y salta de Washington a la gira europea que realizó llamando a la unidad de los partidos populistas de extrema derecha que concurren a las elecciones del 26 de mayo.

«Quieres que tu enemigo sea un monstruo, pero es un ser humano, lo que lo hace más aterrador», reflexiona la directora del documental sobre lo que ha aprendido en todos estos meses junto a Bannon: «Sé que hay partes de él que aún no logro entender. Y no sé qué hay en su corazón, pero me trae sin cuidado».