En cartelera

'Sombra', de Zhang Yimou, y otros estrenos

Una de las espectaculares escenas de batallas de 'Sombra', de Zhang Yimou.

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Zhang Yimou presentó fuera de concurso en el pasado Festival de Venecia 'Sombra', un particular 'Juego de tronos' con un monarca sangriento y un jefe de su ejército que se ve forzado a emplear toda clase de sucias estratagemas con tal de sobrevivir a las traiciones en la corte. Incluida la creación de un doble, una 'sombra', capaz de engañar al rey y a sus enemigos cuando la situación lo requiere.

'Sombra' se sitúa en la estela de otras fantasías de acción del director, como 'Hero' y 'La casa de las dagas voladoras'. Las caligrafías chinas en tinta inspiran las bellísimas escenas de lucha, rodadas casi siempre bajo la lluvia en una fascinante gama de grises. El único color de unas peleas coreografiadas hasta el último detalle es el rojo de la sangre. Al lado de su deslumbrante acabado formal, la trama, inspirada en un romance del siglo XIV, queda en un segundo plano.

'Necesitamos tu voto'

Mathieu Sapin es un dibujante y guionista de cómics que en la novela gráfica 'Campaña presidencial' desveló los entresijos de una carrera electoral a la presidencia después de seguir durante 200 días a François Hollande. En su salto al cine cuenta la pérdida de la inocencia de un joven profesor de idiomas, que entra como asistente de la directora de comunicación de un candidato a las elecciones presidenciales. Alexandra Lamy da vida a esta profesional implacable, mientras Finnegan Olfield encarna al pringado que descubrirá cómo se las gastan en el circo de la política. Una comedia sin la agudeza de otras sátiras del poder al estilo de 'Veep', pero muy oportuna estos días.

'La última locura de Claire Darling'

Catherine Deneuve y Chiara Mastroianni, madre e hija, repiten en la pantalla la relación que tienen en la vida real en una película que arranca cuando la protagonista, que se cree a punto de morir, vacía su casa y hace un mercadillo. La 'locura' de poner a la venta sus objetos amados, como relojes y autómatas, provocará el regreso de su hija, a quien no ha visto desde hace veinte años. La realizadora francesa Julie Bertuccelli echa mano del realismo mágico para confrontar pasado y presente en un filme que tiene su mayor atractivo en su pareja protagonista.