Ópera prima

'Murder a la Mod': La película perdida de Brian de Palma

Un fotograma de 'Murder a la mod', la primera película de Brian de Palma./
Un fotograma de 'Murder a la mod', la primera película de Brian de Palma.

El director de 'Los intocables' debutó en 1968 con una película estrenada en un único cine de Nueva York, que ya anticipa sus obsesiones favoritas y que durante años se dio por desaparecida

BOQUERINI

A diferencia de otros directores de su generación, Brian de Palma (Newark, New Jersey, 1940) debutó con una película completamente desconocida, que durante años se consideró perdida, 'Murder a la Mod', hasta el punto de que su segunda cinta, 'The Wedding Party' fue señalada durante mucho tiempo como su ópera prima.

De Palma estudió Física en la Universidad de Columbia, en Nueva York. Poco a poco se fue aproximando al mundo cinematográfico, muy influido por las películas de Alfred Hitchcock, Roman Polanski y Jean-Luc Godard, algo que causó alarma en su familia, hasta el punto de que su padre acabó desheredándole. En este hecho también tuvo algo que ver que los primeros coqueteos con la cámara de Brian fueron al seguir a su padre para intentar pillarlo 'in fraganti' con alguna de sus amantes.

De Palma se matriculó en Arte Dramático en el Sarah Lawrence College, donde recibió un curso de cine. Su carrera como director comenzó en este período, filmando numerosos cortometrajes en 16mm, como 'Icarus' (1960), 'Woton's Wake' (1962), 'Jennifer' (1964) y 'The Responsive Eye' (1966) con una cámara comprada en una casa de empeños a precio de saldo. Realiza todo el trabajo de cámara, montaje y sonido, consiguiendo una serie de premios con 'Wotan's Wake'. Todavía como alumno en el Sarah Lawrence College, se asocia a un profesor y una alumna -que aportó 100.000 dólares de su bolsillo- para rodar un largometraje llamado 'The Wedding Party', cuya dirección firmarían los tres y que, tras diferentes problemas de producción, sería la segunda película de Brian de Palma.

Cuando por fin es reconocido internacionalmente con 'El fantasma del Paraíso', en 1974, el director ya había realizado siete largometrajes previos. Con este éxito se integra en el movimiento conocido como el Nuevo Hollywood, donde entabla amistad con Martin Scorsese, Francis Ford Coppola, Steven Spielberg y George Lucas.

Pero será una década antes, en 1968 cuando, ante los problemas de 'The Wedding Party', que había comenzado a rodar pero que no lograría acabarla hasta 1969, Brian De Palma se lanza a realizar un largometraje muy experimental, 'Murder a la Mod', en el que sorprendentemente ya aparecen temas que después desarrollaría en sus películas más comerciales, con el inequívoco guiño a Hitchcock, que estará presente en casi toda su filmografía, la historia de un cineasta pobre que está deseando divorciarse de su esposa y que no deja de soñar con convertirse en un director famoso. Rodada en blanco y negro y cámara en mano en Nueva York, con actores desconocidos (Andra Akers, William Finley, Margo Norton, Jared Martin…), 'Murder a la Mod' es una película que toca el terror, la intriga y hasta la comedia.

William Finley, de pie, en una imagen de 'Murder a la mod'.
William Finley, de pie, en una imagen de 'Murder a la mod'.

El propio De Palma lleva la cámara y es el montador. Presenta a una actriz que se involucra con un equipo de producción bastante turbio: un director que sólo quiere filmarla desnuda, un productor al que le da igual todo y un actor algo esquizoide que juega constantemente a asustar al equipo con un picahielos falso que, al clavarlo, la punta se esconde dentro del mango. Pero entre medio de la seducción de la actriz, la cámara que filma el encuentro, un hombre misterioso aparece en el apartamento y asesina a la actriz con un picahielos, esta vez, de verdad.

Súbitamente la historia se interrumpe y se repite, pero desde otra perspectiva y con otro tono. Si antes fue una especie de aburrido melodrama que parecía enfocado en la actriz, ahora se mueve por el suspense más hitchcockiano. Aun veremos la misma historia en una tercera versión entre comedia chaplinesca y un humor oscuro y bastante sangriento.

La película se logra estrenar en un único cine de Nueva York el 1 de mayo de 1968. Apenas aguanta diez días en cartel y no se vuelve a saber más de ella, dudándose incluso durante años de su existencia, aunque en la cinta de 1981 'Blow out', del propio De Palma, el personaje de Dennis Franz veía 'Murder a la Mod' por televisión. Durante muchos años nadie sabe nada del filme y el propio director no da ninguna pista sobre ella. Se piensa que está perdida y es el motivo por el que 'The Wedding Party', que logra finalizar posteriormente junto a Wilford Leach y Cynthia Munroe, haya sido considerada como su ópera prima. Sin embargo en 2006 aparece la única copia, que se remasteriza y se lanza en vídeo.

En España se presenta 'Murder a la Mod' en el Festival Cinema Jove de Valencia en un ciclo dedicado a los inicios de Brian de Palma antes de 'El fantasma del Paraíso', donde se mostró su cine más experimental de finales de los 60, un híbrido entre suspense, erotismo y cine de terror que lo caracterizó en los 70.