Jóvenes homosexuales y marginados, en la puesta de largo de Gus Van Sant

Un fotograma de 'Mala noche'./
Un fotograma de 'Mala noche'.

Rodada en blanco y negro y en 16 milímetros, el cineasta ve ahora 'Mala noche' como una suerte de cápsula del tiempo del Portland de los ochenta

Boquerini .
BOQUERINI .

Hay directores en cuya ópera prima están ya todas las constantes de su filmografía posterior. Uno de estos casos es el de Gus Van Sant, uno de los grandes nombres del cine independiente americano (que también ha realizado alguna incursión en el cine comercial de Hollywood, como con la oscarizada 'El indomable Will Hunting'), en cuya ópera prima, 'Mala noche', están ya casi todos los temas que van a marcar su filmografía posterior, casi siempre en los márgenes de la sociedad estadounidense. La película tardó 22 años en estrenarse en España.

Gus Van Sant nació el 24 de julio de 1952 en Louisville, Kentucky, y pasó casi toda la infancia de un sitio a otro, debido a la profesión de su padre, viajante de comercio. Desde muy pequeño, Van Sant se interesó por la pintura y también por el cine, ya que rodaba cortos autobiográficos en Súper 8 cuando todavía iba a la escuela. Al parecer, dudaba entre ser cineasta o pintor, y se decantó inicialmente por los lienzos, cuando decidió matricularse en 1970 en la Escuela de Diseño de Rhode Island, donde tuvo como compañero de clase al músico escocés David Byrne, fundador del grupo 'Talking Heads'. Pero cuando con 14 años vio 'Ciudadano Kane', de Orson Welles, supo que lo suyo iba a ser definitivamente el cine, pero sin desdeñar la pintura, la fotografía y la escritura.

Tras pasar una temporada de aprendizaje en Europa, Van Sant se mudó a Los Ángeles, en 1976, decidido a triunfar en el cine. Rueda cortometrajes y comienza a meter cabeza en la industria como ayudante de producción con Ken Shapiro, pero la experiencia no fue positiva, porque Van Sant aportaba constantes ideas al director que, según sus declaraciones posteriores, siempre caían en saco roto. A continuación decidió pasar un tiempo trabajando en una agencia de publicidad, y con el dinero que consiguió ahorrar filma en 1985 'Mala noche', su ópera prima, de título original en español y rodada mayoritariamente en blanco y negro y en 16 milímetros.

Van Sant había leído una novela autobiográfica de Walt Curtis y decide que aquel texto es perfecto para su debut. Contiene todos los elementos que le interesan, jóvenes desarraigados, romanticismo exacerbado o la visión de los marginados homosexuales, por lo que se pone en contacto con el autor, que no solo le da permiso para llevar el libro a la pantalla sino que además se deja convencer para interpretar un pequeño papel en el filme. Walt Curtis es además poeta y traductor, entre otros, de Pablo Neruda y Federico García Lorca. Curtis era adicto a los bajos fondos de Portland, donde al atardecer buscaban refugio borrachos, drogadictos, prostitutas y chaperos. «Era una historia escrita por un escritor local, un tipo de mi ciudad, que se pasaba el día vagando por sus calles, pero su historia no era local, ni siquiera nacional, era internacional, extrapolable a cualquier ciudad del mundo», explica Van Sant. La mayor parte del reparto son amigos del director: Doug Cooeyate, Tim Streeter, Sam Downey, Nyla McCarthy, Ray Monge o Bob Pitchlynn.

Otro fotograma de la película.
Otro fotograma de la película.

La película se rueda en Portland, Oregon, y sigue a Walt (Tim Streeter), el dueño de un comercio de ultramarinos de la ciudad. Es un joven homosexual que se enamora locamente de Johnny (Doug Cooeyate), un inmigrante ilegal mexicano que no habla inglés. Aunque a Johnny no le afectan en lo más mínimo las atenciones de Walt, acepta compartir su cama por 25 dólares, pero este no logra reunir el dinero. Johnny conoce a Betty (Nyla McCarthy), la hermana de Walt, compañía que prefiere a la de su hermano. Entonces Walt colmará de atenciones a Roberto Pepper (Ray Monge), el mejor amigo de Johnny, convirtiéndose en su instructor y protector. La película mezcla español e inglés y junto a temas de grupos independientes, en su banda sonora suena también el 'Gracias a la vida', de la gran Violeta Parra. La escasez de medios, se refleja en una iluminación en ocasiones casi inexistente, pero que encaja perfectamente con la intención de los protagonistas de no ser vistos, con la oscuridad de sus vidas, y la sexualidad reprimida que sólo se ve liberada cuando se acerca la noche.

La película tiene problemas en estrenarse pese a que quienes la habían visto se deshacían en elogios hacia ella. Su temática y el blanco y negro no ayuda. Gus Van Sant afirmaría que «la industria del cine funciona como la de la comida basura. Ambas se basan en el siguiente razonamiento: ¿cuál es el nivel mínimo de nutrición que estamos obligados a ofrecer para obtener a cambio el máximo beneficio? Últimamente he visto mucho 'Mala noche' y, en estos momentos, yo la veo como una especie de cápsula del tiempo de mi ciudad. Ésa era mi visión de Portland en los ochenta. Ahora todo parece mucho más idílico, han construido bloques de apartamentos por todas partes y mucha gente se ha alejado del centro, del Old Town, donde se rodó la película».

La película tarda en estrenarse en Estados Unidos. No lo hace hasta que el director triunfó con 'Drugstore Cowboy', su segundo largometraje, en 1989, tras haber rodado entre tanto otros cuantos cortos. Pero más tardó en estrenarse en España. 'Mala noche' no se estrena hasta el 28 de julio de 2007, cuando ya era un director muy reconocido.

Temas

Cine