'Lola y sus hermanos', una estimable comedia humana

Un fotograma de la película.

La cinta merece mayor atención que otros cacareados éxitos made in France y cuenta con un reparto coral de interés

Borja Crespo
BORJA CRESPO

Por fin una comedia francesa que no se anuncia como la película más taquillera del año en su país, porque si hacemos cuentas al final de la temporada no se pueden enumerar con los dedos de ambas manos tanto título recaudador. 'Lola y sus hermanos', dirigida por Jean-Paul Rouve ('Los recuerdos'), merece mayor atención que otros cacareados éxitos made in France y cuenta, de entrada, con un reparto coral de interés, con el magnetismo de Ludivine Sagnier, exuberante en 'Swimming Pool', como principal reclamo, acompañada en el encuadre por José García ('Madame Hyde') y el propio director, además de Ramzy Bedia ('Los Dalton contra Lucky Luke') y Pauline Clément ('C'est la vie').

Premio del público en la 24ª edición del Festival de Cine Francés de Málaga, programada en festivales como el novedoso BCN Film Festival, la propuesta presenta a tres hermanos aparentemente distanciados, cada uno con sus problemas, que no dejan de influenciarse mutuamente. En el fondo, son inseparables. Con la familia como columna vertebral, como cabe imaginar, no exento de momentos dramáticos, el filme se preocupa por el lado humano de los personajes, apostando con mimo por la descripción de tres roles que interactuan intentando evitarse, y no confundirse, pero están condenados, por fortuna, a entenderse. Una recomendable comedia humana, con sustancia, que apela a las emociones y viene bien para endulzar el verano (aprovechando el aire acondicionado de la sala oscura como bonus extra).

Temas

Cine