'Dos hombres y un destino' cumple medio siglo

Robert Rdford y Paul Newman, Sundance Kid y Butch Cassidy en 'Dos hombres y un destino'./
Robert Rdford y Paul Newman, Sundance Kid y Butch Cassidy en 'Dos hombres y un destino'.

La química entre Robert Redford y Paul Newman sustenta un western crepuscular lleno de humor que rompió las taquillas y consiguió cuatro Oscar

Boquerini .
BOQUERINI .

Hay películas que crecen con el paso de los años. Una de ella es 'Dos hombres y un destino' ('Butch Cassidy and the Sundance Kid' en su título original), que es una de las preservadas por el National Film Registry de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos por ser considerada «cultural, histórica o estéticamente significativa». Según la clasificación del American Film Institute, estamos ante uno de los diez westerns más significativos de la historia.

La película se estrenaba en las principales ciudades estadounidenses el 24 de septiembre de 1969. Pero todo había comenzado un año antes, cuando Darryl Zanuck, presidente de la 20th Century Fox, decidió producir un ambicioso western. Tenía un sólido guion de William Goldman que había escrito para Paul Newman, y encarga la dirección a un cineasta en alza, George Roy Hill ('El irresistible Henry Orient', 'Hawai', 'Millie, una chica moderna'). La idea original del estudio era contratar a Marlon Brando para el papel de Butch y a Paul Newman para el de Sundance. Pero Brando renunció y se pensó entonces en Warren Beatty como Kid y en Newman como Butch. Pero Beatty también terminó rechazando el papel por considerarlo similar al de 'Bonnie and Clyde'(1967).

El propio Newman contó muchas veces que tuvo varias reuniones con el escritor William Goldman para ver el guion, que le parecía fantástico. Pero el actor no volvió a saber nada del tema hasta que un día recibe una llamada de Steve McQueen y se lo enseña. A McQueen le habían ofrecido formar pareja con Newman pero, por circunstancias con su agente, quedó pronto fuera del proyecto. Finalmente, Richard Zanuck, el hijo de Darryl, propuso a Robert Redford el personaje de Butch, pero fue rechazado ya que entonces no era considerado como una gran estrella, como era el caso de Newman. Se organizó entonces un casting, sobre todo para cubrir las apariencias, por el que pasaron figuras como Dustin Hoffman, pero tanto Newman como George Roy Hill insistían en favor de Redford, por lo que al final la Fox se rindió y aceptó a Redford, que además había hecho la mejor prueba de todos. El actor fue quien propuso hacer él de Sundance y Newman de Butch. Para el personaje de la chica se eligió a Katharine Ross, que venía de triunfar con 'El graduado', tras haberse considerado también a Natalie Wood.

Katharine Ross, que venía de triunfar con 'El graduado', se incorporó al reparto de 'Dos hombres y un destino'.

El título original en un principio iba a ser 'The Sundance Kid and Butch Cassidy', pero cuando entró Robert Redford, se cambió el orden de los nombres en el título para poner el del personaje de Newman por delante. La trama, inspirada lejanamente en las aventuras de Butch Cassidy y Sundance Kid, dos famosos ladrones de trenes de un oeste que ya dejaba de ser lo que había sido, cuenta cómo un grupo de jóvenes pistoleros se dedica a los bancos del estado de Wyoming y el correo ferroviario de la Unión Pacific. El jefe de la banda es el carismático Butch Cassidy (Paul Newman) y su principal e inseparable compañero es Sundance Kid (Robert Redford), otra de las pistolas más rápidas del Oeste. Un día, tras un atraco, el grupo es perseguido por los comisarios de la Unión Pacific, provocando su disolución. Será entonces cuando Butch, Sundance y una guapa maestra de Denver llamada Etta Place (Katharine Ross) formen un trío de románticos fugitivos que, robando por oficio y divirtiéndose con el riesgo, tienen siempre a la ley pisándoles los talones, lo que provoca que salgan de Estados Unidos viajando hasta Bolivia.

'Dos hombres y un destino' permanece como un western crepuscular lleno de humor. Un canto a la amistad y a la aventura en común a la par que una despedida nostálgica de los grandes tiempos del lejano Oeste. Bastantes años antes de que el término 'buddy movie' se pusiera de moda dentro del thriller, George Roy Hill ya lo aplica aquí con indudable eficacia, al contraponer dos personalidades tan dispares como el reflexivo Butch Cassidy y el lacónico Sundance Kid.

La película se rodó en el Parque Nacional de Zion y sus alrededores. Durante el rodaje, el equipo recibía a menudo la visita de la hermana del Butch Cassidy auténtico, que les contaba pequeñas historias sobre las huídas de su hermano. La escena en la que Butch y Etta pasean en bicicleta mientras suena 'Raindrops Keep Fallin' on My Head' se rodó en el pueblo fantasma de Grafton. La canción, firmada por Burt Bacharach, que en un principio parecía anacrónica, le fue propuesta a Bob Dylan, que la rechazó, siendo finalmente interpretada por B. J. Thomas. Durante todo el rodaje Newman y Redford hicieron gala de una química extraordinaria. Para esa misma escena de la bicicleta, se había contratado a un especialista para que doblara a Newman en sus acrobacias. Incomprensiblemente, este especialista no sabía hacer estas cosas. Excepto la caída final, que la hizo el propio director de fotografía, fue Newman, experto piloto de coches de carreras, finalmente quien lo hizo todo montado en una bicicleta. La relación de Katherine Ross con Roy Hill no fue buena. La película se rodaba con seis cámaras pero solo había cuatro operadores. El director confió a Ross una de las cámaras y la actriz la estropeó el primer día de rodaje. Desde ese momento Roy Hill prohibió a Ross que acudiese al rodaje los días que no tuviera que rodar.

La película obtuvo siete nominaciones a los premios Oscar, de los cuales consiguió cuatro estatuillas: mejor guion original, mejor fotografía, mejor canción y mejor banda sonora. Además, arrasó en los premios de la Academia de Cine Británica con 9 Bafta así como, en los Globos de Oro. Fue un éxito inmediato. La película, que había costado 6 millones de dólares, recaudó más de 102. En España hubo que esperar hasta 1977 para que se pudiera ver.

El éxito provocó que Newman y Redford se volviesen a reunir con George Roy Hill en 1973 con 'El golpe', de nuevo otro inmediato éxito de taquilla. Curiosamente los espectadores españoles vieron antes 'El golpe' que 'Dos hombres y un destino'. Newman y Redford no volvieron nunca más a trabajar juntos, auque siempre conservaron la amistad.

En 1979 Richard Lester hizo 'Los primeros golpes de Butch Cassidy y Sundance', que era una especie de 'precuela' de la película de Roy Hill, con William Katt y Tom Berenger dando vida a los dos bandoleros, una película simpática pero que no tuvo la trascendencia de 'Dos hombres y un destino'.