Anouk Aimée, la actriz que enamora a la cámara

Anouk Aimée, en una imagen de 'Un hombre y una mujer'./
Anouk Aimée, en una imagen de 'Un hombre y una mujer'.

Su vida ha estado marcada por un personaje, el de la legendaria Anne Gauthier de 'Un hombre y una mujer'

Boquerini .
BOQUERINI .

Bella, enigmática, algo sofisticada y gran actriz, Anouk Aimée es una intérprete que, para bien o pera mal, ha tenido su vida marcada por un personaje, el de la legendaria Anne Gauthier de 'Un hombre y una mujer', personaje que ha interpretado en tres películas, la última este mismo año. Por él ha salido de su cómodo retiro de la última década. La cámara siempre ha estado enamorada de ella.

Anouk Aimée, cuyo nombre real es Françoise Sorya Dreyfus, nació en París el 27 de abril de 1932. Hija de la también actriz Geneviève Sorya. Su educación transcurrió entre Francia e Inglaterra. Se formó en el l'École de la rue Milton, en París, en el École de Barbezieux, en el Pensionnat de Bandol y estudió danza en la Ópera de Marsella. Estudió teatro en Inglaterra, y después arte dramático, danza con Andrée Bauer-Thérond y teatro con René Simon. Su debut en la pantalla se produjo con 14 años de la mano del director Henri Calef, que se fijó en ella cuando la vio por la calle paseando con su madre. Esa jovencita le llamó la atención hasta el punto de ofrecerle un papel en 'La maison sur la mer' (1947), una cinta que reflejaba la dura vida de los mineros. Su personaje se llamaba Anouk, y de ahí tomó su nombre artístico, que completaría con el apellido Aimée, debido a Jacques Prévert, guionista de otra película de la incipiente actriz rodada ese mismo año, 'La fleur de l'âge', (Marcel Carné, 1947) que no se terminará. De todos modos, Jaques Prévert le ofrece una nueva oportunidad con 'Los amantes de Verona' (André Cayatte, 1949) que hace de ella una estrella.

Trabaja en 'Los amantes de Montparnasse' (Jacques Becker, 1958), 'La cabeza contra la pared' (Georges Franju, 1959) o 'Les dragueurs' (Jean Pierre Mocky, 1959.) mostrando una imagen casi inmaterial. 1960 es el año de 'La dolce vita', de Federico Fellini, que la consagra internacionalmente. A continuación rueda 'Lola' de Jacques Demy que es otro gran éxito. Vuelve a Italia y a Federico Fellini con quien rueda 'Fellini 8 y ½' (1963), y es nominada al Oscar a la mejor actriz en 1966 por su papel en la película que le revalidó su fama internacional, 'Un hombre y una mujer', junto a Jean-Louis Trintignant, bajo la dirección de Claude Lelouch. 'Un hombre y una mujer' se convierte en una de las películas más famosas de los años 60, cumbre del cine romántico y con la que se consagraron en todo el mundo, tanto su director Claude Lelouch como los dos protagonistas. Además, su banda sonora, de Francis Lai, dio la vuelta al mundo. A partir de una sencilla historia de los encuentros y desencuentros de un hombre y una mujer, Lelouch siembra las bases de una narrativa cinematográfica muy seguida: planos circulares alrededor de Aimée y Trintignant, banda sonora que subraya los encuentros amorosos y que incluso sustituye los diálogos...

Anouk en 'Fellini 8 y ½'.
Anouk en 'Fellini 8 y ½'.

Tras interpretar otro enigmático personaje en 'Una noche, un tren' (1968), y viaja a los Estados Unidos, donde aparece en 'Una cita' (Sidney Lumet 1969), 'Justine' (George Cukor, 1969) y 'Estudio de modelos' (1969), de nuevo con Jacques Demy, en la que vuelve a interpretar a Lola, ahora un personaje envejecido y desencantado. Después de esta aparición, se mantuvo durante siete años en el anonimato. Con su reaparición, cambia de nuevo de imagen para 'Salto en el vacío' (Marco Bellochio, 1979). En 1983, interpreta 'Il general dell'armata morta' (Luca Tovoli), y convertida en musa de Claude Lelouch, hace en 1984 'Viva la vie' y en 1985 'Un hombre y una mujer, veinte años después' donde retomaba su personaje que la llevó a las puertas del Oscar en 1966, Anne Gauthier.

La evolución de los personajes

A Lelouch no le gusta decir que esta segunda parte de 'Un hombre y una mujer' sea una continuación de aquella. Al cabo de 20 años la gente cambia y no se puede recrear la vida de una misma persona. Rodada casi sin guion escrito, Lelouch se planteó volver a reunir a sus dos personajes, de nuevo con Anouk Aimée y Jean-Louis Trintignant y, más que mostrar una evolución, comenzar de nuevo como si fuese una historia diferente. Además, la actividad profesional de su personaje femenino le da pie para introducir en el filme un nuevo tema, el proceso de creación de un filme.

En los 90 protagoniza 'Bethune: La forja de un héroe' (Phillip Borsos, 1990), junto a Donald Sutherland, 'Las marmotas' (Élie Chouraqui, 1993), 'Pret-a-porter' (Robert Altman, 1994), donde utiliza el seudónimo de Simone Lowenthal y trabaja al lado de Marcello Mastroianni, Sophia Loren, Kim Bassinger, Lauren Bacall o Julia Roberts, 'Las cien y una noches' (Agnès Varda, 1995) o 'Une pour toutes' (Claude Lelouch, 1999).

Con el siglo XXI espacia sus trabajos, muchos de ellos apariciones especiales en grandes películas como 'La sombra del pasado' (Marceline Loridan-Ivens, 2003), 'De particular a particular' (Brice Cauvin, 2006), 'Celle que j'aime' (Élie Chouraqui, 2009), 'Silencio de amor' (Philippe Claudel, 2011), o '¡Mince alors!' (Charlotte de Turckheim, 2012), junto a Victoria Abril, con la que anuncia su retirada. Sin embargo, cuando Claude Lelouch le propone que retome a su entrañable Anne Gauthier este 2019, no se lo piensa dos veces y vuelve a ponerse ante la cámara, junto a Jean-Louis Trintignant en 'Los años más bellos de una vida', tercera entrega de 'Un hombre y una mujer', que en España se estrenará el próximo 13 de septiembre.

Los dos actores, en 'Los años más bellos de una vida'.
Los dos actores, en 'Los años más bellos de una vida'.

Anouk Aimée ha estado casada en cuatro ocasiones. Se casó con Edouard Zimmermann en febrero 1949 y se divorciaron en octubre de 1950; después estuvo casada con el director de cine Nico Papatakis desde agosto de 1951 hasta octubre de 1955; en tercer lugar, contrajo matrimonio con el actor y productor musical Pierre Barouh en abril de 1966, se divorciaron de marzo de 1969. Su cuarto marido fue el actor Albert Finney desde agosto de 1970 hasta 1978.