Kevin Hart, un presentador para unos nuevos Oscar

El cómico y actor Kevin Hart, protagonista de 'Escuela para fracasados' y 'Jumanji: Bienvenidos a la jungla'./AFP
El cómico y actor Kevin Hart, protagonista de 'Escuela para fracasados' y 'Jumanji: Bienvenidos a la jungla'. / AFP

El cómico mejor pagado en EE UU afronta el reto de que una ceremonia que el año pasado fue la menos vista de la historia conecte con los más jóvenes

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

La audiencia más baja de los Oscar de la historia. El problema es que ya no tenemos estrellas, excepto vuestro presidente (es broma)», tuiteó Donald Trump con su habitual estilo bravucón y faltón al conocer que la pasada edición de los Oscar fue la menos vista de todos los tiempos. La segunda gala que presentó Jimmy Kimmel perdió un 19% de espectadores respecto al año anterior. El peor dato hasta ahora correspondía a 2008, cuando la gran fiesta del cine tuvo 32 millones de espectadores. La cadena ABC (propiedad de Disney) se enfrenta al declive de una ceremonia que debe renovarse para conectar con las nuevas formas de consumo audiovisual de los más jóvenes. De pronto, la gran fiesta del cine, el mayor espectáculo del mundo del entretenimiento, aparece 'viejuna' y ajena a una realidad en la que las películas se consumen en móviles y el tiempo de atención se agota en un vídeo de YouTube. ¿Es capaz un 'millennial' de aguantar cuatro horas de una entrega de premios?

Para intentar remediarlo, Kevin Hart presentará la ceremonia el próximo 24 de febrero, que también será más corta al rondar las tres horas, entregándose ciertas categorías de premios durante los descansos televisivos. ¿Por qué Kevin Hart? Los 1.000 millones de dólares que han recaudado sus dos últimas películas, 'Jumanji: Bienvenidos a la jungla' y 'Escuela para fracasados', son una poderosa razón. Hart no es el primer cómico negro que presenta los Oscar: le anteceden Sammy Davis Jr, Richard Pryor, Whoopi Goldberg o Chris Rock. Su estilo agresivo y con tacos en los monólogos y 'duelos de gallos' le han convertido en el cómico mejor pagado en Estados Unidos, con unas ganancias de 87,5 millones de dólares en 2016, según 'Forbes', superando las de Jerry Seinfeld, que había ocupado el podio en años anteriores.

Hart ganó muchos puntos el año pasado, cuando inició la cadena de solidaridad entre famosos tras la catástrofe del huracán Harvey en Houston. Su elección para los Oscar ratifica que se le han perdonado las infidelidades a su mujer, que estaba embarazada cuando le pidió perdón en Instagram tras un intento de extorsión por un vídeo de contenido sexual.

 

Fotos

Vídeos