En cartelera

Los Hombres de Negro aprietan el acelerador

Tessa Thompson y Chris Hemsworth vestidos de negro.

Chris Hemsworth y Tessa Thompson sustituyen a Will Smith y Tommy Lee Jones en una frenética entrega que vibra cuando entran en escena los divertidos aliens

Borja Crespo
BORJA CRESPO

'MIB', abreviatura de 'Men In Black', léase Los Hombres de Negro, tuvo un excelente comienzo, engrandeciendo la carrera de Will Smith, antes de que el popular actor convirtiese a su familia en una máquina de hacer dinero, una marca comercial, una multinacional del entretenimiento. La primera entrega funcionó a las mil maravillas y aunaba bien el concepto de ciencia-ficción con la acción y la comedia.

La segunda entrega patinó, aunque puede tener una lectura trash, mientras la tercera recuperó algo el rumbo cuando la saga parecía haberse convertido en un anuncio caro, y largo, para vender gafas de sol. Ahora vuelve la franquicia, sin Barry Sonnenfeld -y sus estética visual trasnochada- a los mandos. El responsable de la versión cinematográfica de 'La familia Addams' le ha pasado el testigo a F. Gary Gray, director de la octava entrega de 'Fast & Furious', empecinado en inyectar adrenalina a cada secuencia de manera exponencial.

'MIB: International', adaptación del cómic de Lowell Cunningham, bastante más violento, suavizado en su salto a la pantalla para llegar a más público, recoge la imaginería de la serie años después y cambia el rostro de los protagonistas. J y K, interpretados por Smith y un entrañable Tommy Lee Jones, ya no están. Le toca el turno a un dueto más joven, Chris Hemsworth y Tessa Thompson, lo mejor de una producción que va directa al grano.

Hemsworth y Thompson coinciden de nuevo en el encuadre tras interactuar como Thor y Valquiria en la apisonadora 'Avengers' de Marvel. La química entre ambos es incuestionable, como ya demostrasen en la incomprendida 'Thor: Ragnarok'. Esta vez se colocan las gafas de sol, chaqueta y corbata para ejercer de agentes de control de inmigración extraterrestre, con las connotaciones metafóricas que ello conlleva. Ojo, proteger la Tierra de la escoria del universo es su lema y la frase publicitaria favorita de la saga. El Agente H (Hemsworth) y la novata Agente M (Thompson) forman una singular pareja, a lo buddy movie, que debe enfrentarse a una nueva amenaza alienígena y a un topo en la organización.

'MIB: International'.
'MIB: International'.

Los veteranos Emma Thompson y Liam Neeson se apuntan al reparto de una nueva entrega que apuesta por incrementar su ritmo cinematográfico sin medida en pos de la diversión, con lo cual puede cansar por acumulación. El humor que fluye a lo largo de la frenética narración se permite tirar de gags que van desde el hit al sonrojo mientras el tándem protagónico viaja por Londres, Marrakech, Italia o París, como James Bond. Efectos visuales funcionales, que vibran cuando irrumpen en escena divertidos aliens, y una dirección de arte que sigue la estela de las cintas predecesoras sin pasarse de presupuesto.

Es complicado dejarse llevar por el tedio degustando 'MIB: International', a no ser que seas un cinéfilo despistado que se ha equivocado de sala. Tampoco dejará huella en los surcos del cerebro del grueso de los espectadores, es un producto sin riesgo consciente de su naturaleza desde el primer segundo de proyección. Cabe señalar que en la versión que se proyectará en nuestro circuito de exhibición hay un cameo apoteósico de El Rubius, el afamado youtuber de habla hispana. Dependiendo del país, esta presencia estelar es diferente. Mucho ha cambiado el mundo desde las primeras películas de Los Hombres de Negro, donde aparecían fugazmente Steven Spielberg, Sylvester Stallone o Michael Jackson con algunas líneas de diálogo.