El espectador que acude con mayor frecuencia al cine es el que más usa HBO o Netflix

Una sala de cine./Maika Salguero
Una sala de cine. / Maika Salguero

El 54% de los españoles va al cine al menos una vez al año

Iker Cortés
IKER CORTÉSMadrid

Desde fuera parece que los cines y las plataformas de vídeo bajo demanda son enemigos acérrimos, sin embargo un informe elaborado por la Federación de Cines de España (Fece) ha llegado a la conclusión de que los espectadores que acuden con mayor frecuencia a las salas son también los que más contenidos consumen en Movistar, Netflix o HBO. Así, el grupo de edad que más visita la gran pantalla, los menores de 25 años, son los que más utilizan las plataformas de contenido digital. En este sentido, el 80% de estos espectadores tiene alguna suscripción en estas plataformas y lo que más ven en ellas son series. Eso sí, a medida que la franja de edad se incrementa, desciende el porcentaje de personas que hacen uso de estas plataformas, mientras que la asistencia a las salas de cine se mantiene relativamente estable. Sin embargo, desde Fece se explica que la disminución «está relacionada con temas de hábito de consumo y edad» e irá cambiando con el paso de los años. Más allá de los menores de 25 años, el nivel de penetración general de estas plataformas es del 67% -para ver series (46%), películas (9%) o series y películas (45%)-.

Así las cosas, el informe desmonta esa idea de que el uso del 'streaming' va en detrimento de la asistencia al cine y presenta ambas formas de disfrutar de los contenidos como complementarias. A pesar de todo, la pregunta acerca de los estrenos de películas como 'Roma' estaba en el aire durante la presentación de este informe. ¿Cuál es la posición de Fece al respecto? El vicepresidente de la federación, Fernando Evole, ha explicado que cada negociación se hace de forma independiente entre cada una de las empresas exhibidoras y la distribución correspondiente, «así que no hay una posición oficial». Eso sí, «hay una idea de que existe actualmente un modelo de negocio para explotar las películas que maximiza su valor en cada una de sus ventanas. Estaríamos encantados con que Netflix, que además está invirtiendo mucho en contenidos, entendiera esa oportunidad y se acoplara al modelo de negocio que está funcionando para muchas compañías». Y ha puesto como ejemplo la película de Alfonso Cuarón. «Si 'Roma' hubiese tenido una explotación en todas sus ventanas, habría sido un éxito mayor en taquilla y recaudación y eso hubiese beneficiado al resto de ventanas», ha explicado.

Pero el de las plataformas de vídeo bajo demanda es sólo uno de los puntos en los que se detiene 'Salas de cine. Datos y cifras, 2018', el documento que realiza una radiografía del estado de un sector que sigue siendo para el 69,89% de los españoles «la actividad cultural favorita», si se compara con otras disciplinas como el teatro, la danza, la ópera o los conciertos de música.

En cifras, el informe destaca que la recaudación en taquilla del pasado año fue de 585,7 millones de euros y que pasaron cerca de 97,7 millones de espectadores por los 697 cines y 3.518 pantallas que atesora España (el documento menciona el censo que publicó la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación en mayo de 2018), siendo Cataluña, Andalucía, la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana las que mayor número de cines tienen. Además, cerca de un 95% de ellos está ya digitalizado, para lo que el sector «ha debido invertir más de 230 millones de euros en la reconversión de las cabinas para pasar del celuloide de 35 milímetros al digital». Asimismo, el 68% de los cines proyecta ya algún contenido distinto al cine, fundamentalmente óperas, y más de 80 salas en España cuentan ya con mejoras como sonido inmersivo, asientos reclinables o efectos sincronizados «para convertir el cine en una experiencia única y diferente».

En cuanto al espectador, el 54% de los españoles va al menos una vez al año. De ese 54%, el 51,2% va al menos una vez al mes, el 9,9% va una vez a la semana y el 38,8% va una vez al año. Los sábados, seguidos de los miércoles, que son los días del espectador, son los días con mayor afluencia. Al término de la presentación de las cifras, Juan Ramón Gómez Fabra, presidente de la federación, ha hecho balance y ha explicado que «afortunadamente está aumentando el número de espectadores y se ha estabilizado en los 100 millones en los últimos años, así que esperamos una cifra similar para 2019». En cuanto al número de cines, que el año pasado frenó su desaparición, dice Gómez Fabra que el sector «vive un periodo estable» y que «hay noticias gratificantes de exhibidores que abren nuevas salas de cine en poblaciones en las que ya habían desaparecido al amparo de nuevas tecnologías. Tenemos confianza en que no se reduzca el número de pantallas».

No obstante, ha recordado la crisis vivida en mercado español. «La falta de poder adquisitivo se reflejó en la asistencia a las salas, y el impacto de la piratería e incremento del IVA -corregido el año pasado- hicieron que fuera muy difícil la supervivencia. Afortunadamente, creo que es una etapa superada y estamos en el reto de impulsar la exhibición».

Comparación con otros mercados

El informe también traza una comparativa del mercado español con otros mercados en la Unión Europea. Así, si se compara la frecuencia de asistencia al cine con otros países de la UE, España ocupa el tercer lugar. La clasificación la encabeza Francia (200,5 millones de entradas vendidas en 2018, 3,2 por habitante), seguida de Reino Unido (177 millones de entradas, 2,7 por habitante), que es el único país donde la afluencia al cine aumentó el año pasado, en concreto un 3,8%. Las 97,7 millones de entradas vendidas en España suponen una frecuencia de 2,1 entradas por habitante. Detrás se sitúan Italia (85,9 millones de entradas, 1,4 por habitante) y Alemania (105,4 millones de entradas, 1,3 por habitante).

En cuanto al precio medio de la entrada, según Fece, España es el país más barato, con 5,99 euros. La entrada más cara, en Alemania (8,53 euros), seguida de Reino Unido (8,21 euros), Francia (6,58) e Italia (6,47). Pero nuestro país también va a la cola en cuanto a la cuota de mercado del cine nacional respecto al extranjero, que fue del 17,5 %. A la cabeza, Reino Unido (44,8%), seguido de Francia (39,3%), Alemania (23,5%) e Italia (23%).

En la comparación por Comunidades Autónomas, Cataluña y la Comunidad de Madrid tienen las entradas más caras, a 6,44 y 6,67 euros, respectivamente, mientras que La Rioja contiene las entradas más baratas, con un precio medio de 5,14 euros por ticket.