Nuestros críticos se mojan en la quiniela de los Oscar

Nuestros críticos se mojan en la quiniela de los Oscar

'La favorita', 'Roma' y 'Green Book' están llamadas a la gloria en una trascendental edición de los Premios de la Academia en la que no hay nada decidido

O. BELATEGUI | I. CORTÉS | B. CRESPO | J. EGUREN

¿Será la gran noche de 'Roma' o triunfará 'Green Book'? ¿Se consumará la revolución que Netflix ha provocado en la industria del entretenimiento o Hollywood se rendirá al buen rollo y el tibio mensaje de confraternidad racial de la cinta de Peter Farrelly? La 91 edición de los Oscar se juega muchas cosas en la madrugada de este domingo, hora española. Cuatro críticos de EL CORREO se mojan y elaboran una quiniela donde surgen nombres como los de Viggo Mortensen, Olivia Colman y Willem Dafoe. Y ojo con 'La favorita', del griego Yorgos Lanthimos, que con diez nominaciones -las mismas que 'Roma'- puede dar la sorpresa con su juego de seducciones y traiciones en la corte real de la Inglaterra del siglo XVIII.

MEJOR PELÍCULA

Roma

Roma

Ver tráiler

La favorita

La favorita

Ver tráiler

Ha nacido una estrella

Ha nacido una estrella

Ver tráiler

El vicio del poder

El vicio del poder

Ver tráiler

Black Panther

Black Panther

Ver tráiler

Green Book

Green Book

Ver tráiler

Bohemian Rhapsody

Bohemian Rhapsody

Ver tráiler

Infiltrado en el KKKlan

Infiltrado en el KKKlan

Ver tráiler

Josu Eguren

Josu Eguren Green Book

En una edición sin una clarísima favorita, y cuando todo parece pendiente de si tendrá efecto la morterada que ha invertido Netflix en la promoción de 'Roma' para comprar ese halo de prestigio que hasta ahora le habían negado los grandes festivales europeos, apuesto por la que quizá sea la gran tapada: 'Green Book', de Peter Farrelly. Si hace unos meses nadie se tomaba demasiado en serio el primer drama firmado por el codirector de 'Algo pasa con Mary', 'Matrimonio compulsivo' y 'Dos tontos muy tontos', según avanzaba la temporada de premios, y escalaba puestos en taquilla, ha crecido exponencialmente el número de conversos que se han sumado a su religión. Miles de espectadoras vascas no pueden estar equivocadas, el Oscar a la Mejor Película lo merece este agradable bálsamo de respeto y comprensión mutua con el que el mayor de los hermanos Farrelly se ha propuesto aliviar las heridas de una sociedad fracturada por los mensajeros del odio en el que cabe un sencillo discurso de clase tan efectivo como el grueso de la filmografía marxista revolucionaria.

Borja Crespo

Borja Crespo la favorita

'La favorita', protagonizada por tres excepcionales artistas, Emma Stone, Rachel Weisz y Olivia Colman, está ambientada en la Inglaterra del Siglo XVIII, aunque lo que cuenta y como lo cuenta es extrapolable a nuestros días. El cineasta griego Yorgos Lanthimos firma su película más comercial y menos críptica, con un guión ajeno, aunque no deja de estar obsesionado con el retorcido comportamiento del ser humano, su mezquindad y ansías de controlar. Retratar nuestras mayores bajezas es su especialidad desde la genial 'Canino'. Aquí lo hace con suma elegancia. Quizás es su película más política. Los personajes principales no hacen ascos a cualquier triquiñuela en su afán de ganar estatus en el amor y el poder.

Iker Cortés

Iker Cortés la favorita

Será 'Roma', de Alfonso Cuarón, la que con toda probabilidad se lleve el gato al agua durante la entrega de los Oscar. Y no será justo. Ajena a ese ejercicio de estética falto de emoción y a las pobres metáforas que lo sustentan, 'La favorita', de Yorgos Lanthimos, realiza un sugerente y entretenido retrato de la vida en la corte de Gran Bretaña a principios del siglo XVIII, justo cuando Inglaterra se encuentra enfrascada en una guerra contra Francia. El conflicto es, en realidad, la excusa de fondo para hablar de las intrigas palaciegas en torno la reina Ana de Gran Bretaña. Enferma y débil, dejó a menudo en manos de Lady Marlborough, su amiga íntima, muchas de las decisiones del trono. Sin embargo, la relación entre ambas se altera cuando aparece en escena una nueva sirvienta, Abigail, que trata de regresar a sus raíces aristocráticas. Fascinante y original, la película merece llevarse el Oscar a la mejor película.

Oskar Belategui

Oskar Belategui ROMA

Alfonso Cuarón sostiene que no es fácil que los cines hubieran aceptado proyectar una película en blanco y negro hablada en español, sin estrellas en su reparto. Su memoria del México de los 70 resulta deslumbrante a nivel formal y rezuma emoción de ley en su reivindicación de una mujer invisible. 'Roma' debe ganar el Oscar no solo por sus virtudes cinematográficas, sino por haber puesto patas arriba el sistema de estudios demostrando que las plataformas de internet son ya un agente más de Hollywood.

MEJOR DIRECTOR

Spike Lee

Spike Lee

por
Infiltrado en el KKKlan

Pawel Pawlikowski

Pawel Pawlikowski

por
Cold War

Yorgos Lanthimos

Yorgos Lanthimos

por
La favorita

Alfonso Cuarón

Alfonso Cuarón

por
Roma

Adam McKay

Adam McKay

por
El vicio del poder

Borja Crespo

Borja Crespo YORGOS LANTHIMOS

'La favorita' se desarrolla principalmente en el interior del Palacio Real, con un llamativo uso del encuadre y la puesta en escena. El cineasta griego sabe jugar con el tono y congelar, cuando toca, la sonrisa del espectador. Las trazas de comedia de alcoba permiten a Lanthimos aliviar los perversos mecanismos de seducción que describe. Ofrece a la audiencia un drama de época original y fascinante, donde reina lo emocional y el desasosiego. Frente a 'Cold War', que perpetúa los tics del amor romántico con una bonita fotografía, como la blanda 'Roma', el bluff de la temporada; la excesivamente subrayada 'El vicio del poder' y el Spike Lee más titubeante y panfletario con 'Infiltrado en el KKKlan', el trabajo de Lanthimos se revela como el más autoral en su conjunto. El número de baile anacrónico te lo comes con patatas. Eso es riesgo.

Iker Cortés

Iker Cortés Yorgos Lanthimos

Pocas películas de época hay como 'La favorita'. La audacia con la que Yorgos Lanthimos ha llevado al espectador a la Inglaterra de principios del siglo XVIII ha dejado a más de uno con la boca abierta. Porque sí, en la cinta del griego hay grandes salones palaciegos y hermosos exteriores de campiñas verdes, como corresponde a una película con esas intenciones, pero sorprende el uso de la cámara y el tratamiento de la imagen, con una estética moderna y vanguardista que nos introduce en las estancias y en las vidas de tan nobles personajes y de sus sirvientes. Lanthimos no pone peros a mover la cámara -son frecuentes los travellings y los paneos- ni tampoco a usar ópticas que distorsionan lo que recoge la cámara pero que contribuyen a dar una sensación de amplitud a todas luces inéditas en este tipo de filmes.

Oskar Belategui

Oskar Belategui Alfonso Cuarón

Después de la hollywoodiense 'Gravity', que le brindó en 2013 siete Oscar, Alfonso Cuarón no se decantó por lo fácil y decidió regresar a su país a filmar en su idioma una historia autobiográfica. 'Roma' habla de las diferencias sociales de México con el trasfondo político de una época convulsa, los años 70. Destila la cinefilia de un director que siempre ha arriesgado y al que no le ha dado miedo aceptar una franquicia como 'Harry Potter' o deslumbrar con una distopía tan clarividente como la incomprendida 'Hijos de los hombres'. Quién mejor que un mexicano para alzar el Oscar y derribar muros en la América de Trump.

Josu Eguren

Josu Eguren Alfonso Cuarón

No conecté con 'Roma', y reconozco la contradicción que implica que el Oscar a la Mejor Película no forme pareja con el de Mejor Director pero el último largometraje del director de 'Gravity' e 'Hijos de los hombres' es para mí un ejemplo paradigmático de la dicotomía entre la maestría en el arte de la puesta en escena y algo tan privado como la emoción. Sin Emmanuel Lubezki -su director de fotografía de cabecera y el de otros pesos pesados como Alejandro G. Iñárritu y Terrence Malick- Cuarón toma el control absoluto de una película que maravilla por la musicalidad con la que encadena travellings imposibles con primeros planos de Yalitza Aparicio manteniendo intacta la dignidad de un personaje que no es devorado por la majestuosidad de las imágenes en blanco y negro.

MEJOR ACTRIZ

Yalitza Aparicio

Yalitza Aparicio

por
Roma

Glenn Close

Glenn Close

por
La buena esposa

Olivia Colman

Olivia Colman

por
La favorita

Lady Gaga

Lady Gaga

por
Ha nacido una estrella

Melissa McCarthy

Melissa McCarthy

por
¿Podrás perdonarme algún día?

Iker Cortés

Iker Cortés Olivia Colman

El papel de Ana de Gran Bretaña en 'La favorita' ya era un regalo, pero es que Olivia Colman lo borda. Y eso que no es un personaje nada sencillo. El recorrido que hace la que hasta 1707 fue la reina de Inglaterra, Escocia e Irlanda -pasaría a ser la reina de Gran Bretaña e Irlanda justo en ese año- es apabullante. Ana Estuardo se va deteriorando a lo largo de todo el filme y tiene que mostrar una debilidad y un temperamento brutos sin caer en la exageración. Colman lo hace con una facilidad espeluznante. Está estupenda y merece la estatuilla.

Oskar Belategui

Oskar Belategui Glenn Close

A Glenn Close ya le toca ganar el Oscar tras el récord de siete nominaciones fallidas. Y más por una película tan oportuna en la era del #MeToo como 'La buena esposa', donde su protagonista transmite sutilmente los sentimientos que embargan a su personaje. De la dedicación y entrega absoluta hacia su marido, un escritor que acaba de ganar el Nobel de Literarura, pasa al dolor y el hartazgo cuando por fin asume que ha tirado su vida por la borda junto a un hombre adúltero y fatuo que se ha aprovechado de su talento. Una mujer invisible hasta para sí misma, que se hace visible para ella y el mundo.

Josu Eguren

Josu Eguren Olivia Colman

¿Olivia Colman? ¿Quién es Olivia Colman? Salvo los fieles a su papel como Reina Isabel en 'The Crown', hasta hace dos meses muy pocos espectadores eran capaces de identificar a una actriz británica que ha hecho la mayor parte de su carrera en la televisión, pero a día de hoy ya se da por hecho que en la próxima ceremonia de entrega de los Oscar serán Glenn Close y la protagonista de 'La favorita' las que se repartirán esos temidos primeros planos en los que se concentra la alegría de lo inesperado y el mal trago de la decepción. Si mi voto va para Olivia Colman es porque de manera indirecta servirá para que se reconozcan los méritos de Rachel Weisz -la verdadera estrella de la función-, y porque su interpretación de Ana Estuardo sincroniza ejemplarmente el arco narrativo de la película con el una marioneta hemipléjica que navega entre la ingenuidad y el patetismo.

Borja Crespo

Borja Crespo OLIVIA COLMAN

Impresionante el rol que defiende con fisicidad y sentimientos Olivia Colman en 'La favorita'. El trío femenino protagonista del filme borda un trabajo actoral tan luminoso como perturbador. Colman, especialmente. El papel de la artista británica no es fácil, es una niña grande, caprichosa y manipuladora, que se muestra ingenua y arrebatadora al instante o autodestructiva, irritante y tierna a un mismo tiempo. La afectividad es su talón de Aquiles. Débil y poderosa, insegura y autoritaria. El Oscar puede premiar una amplia trayectoria, rica en personajes secundarios que hipnotizan, desde su aparición en la descorazonadora 'Langosta', también de Lanthimos, o la tremendista 'Redención', a series como 'The Crown', 'Mr. Sloane', 'Broadchurch' o 'Fleabag'. Una actriz empoderada.

MEJOR ACTOR

Christian Bale

Christian Bale

por
El vicio del poder

Bradley Cooper

Bradley Cooper

por
Ha nacido una estrella

Willem Dafoe

Willem Dafoe

por
Van Gogh, a las puertas de la eternidad

Rami Malek

Rami Malek

por
Bohemian Rhapsody

Viggo Mortensen

Viggo Mortensen

por
Green Book

Oskar Belategui

Oskar Belategui Willem Dafoe

Willem Dafoe nos ha encogido el corazón las tres veces que le han nominado al Oscar: como el sargento Elias en 'Platoon', el Max Schreck de 'La sombra del vampiro' y el encargado de los apartamentos-ángel de la guarda de 'The Florida Project'. En su cuarta candidatura por 'Van Gogh, a las puertas de la eternidad' logra que nos olvidemos de los actores anteriores que han dado vida al genio holandés, entre ellos Kirk Douglas y Tim Roth. El filme de Julian Schnabel retrata a un artista que pintaba porque entonces «dejaba de pensar». Nadie mejor que Dafoe para encarnar la sensibilidad extrema y los abismos de la locura.

Josu Eguren

Josu Eguren Viggo Mortensen

Para opinar sobre el trabajo de Viggo Mortensen en 'Green Book' resulta imprescindible haber visto la película en versión original, que es donde se aprecia la naturalidad con la que hace suyo el papel de un tosco portero de discoteca italoamericano. Lo lógico hubiese sido poner el acento en la última interpretación de Willem Dafoe -impresionante como Vincent Van Gogh en 'A las puertas de la eternidad'- pero hay algo en la gestualidad del coprotagonista de 'Green Book' -porque Mahershala Ali no lo es menos-, en la discreción con la que la estrella se entierra bajo la fachada de un hombre que conserva intacto su atractivo cumplidos los 60 años para que sea su personaje el que se relacione con el público, que le hace mi favorito para un premio que ya merecía por su interpretación en 'Promesas del Este'.

Borja Crespo

Borja Crespo VIGGO MORTENSEN

Todos los candidatos están sublimes, pero Viggo es mucho Mortensen. Su papel no es nada complaciente, puede caerte fatal o tocarte el corazón. Ya va siendo hora de que le den una estatuilla dorada. Va a por el Oscar concienzudamente. Para encarnar a Tony Lip, un italoamericano de barrio que trabaja de gorila en un antro en 'Green Book', engordó veinte kilos y adoptó los modales de un sujeto que acaba resultando entrañable, a pesar de sus torpes modales. Llena la pantalla, como ya lo hizo en 'Captain Fantastic' o 'Promesas del Este' (esa pelea física en la sauna), por cuyo trabajo estuvo nominado en la misma categoría. Pertenece a la memoria sentimental del buen cinéfilo desprejuiciado su papelón en la reivindicable 'Una historia de violencia' y el mítico Aragorn de 'El Señor de los Anillos'. Puro carisma. A la tercera va la vencida, Viggo.

Iker Cortés

Iker Cortés Rami Malek

Quiten esos dientes postizos que bien podría llevar un Freddie Mercury de 'La hora chanante' o, mejor, el líder de Queen al que Berto Romero tanto y tan bien caricaturizó en los programas de Buenafuente. No se fijen tampoco en el desastroso guión que acompaña a 'Bohemian Rhapsody', el biopic más taquillero de la historia y también uno de los más chuscos. Y quédense con la interpretación de Rami Malek. El protagonista de 'Mr. Robot' clava los dejes, la voz, la cadencia y las formas de uno de los mejores cantantes de la historia del rock. Cabe preguntarse si imitar a la perfección a alguien es sinónimo de una buena actuación. Podría no serlo, pero la grandeza de Malek es que a partir de ese excelente armazón consigue trasladar emociones al espectador y eso es sencillamente sorprendente. Aunque la película sea un desastre.