Jennifer es la reina Midas

La protagonista de 'Los juegos del hambre' desahoga su cólera.

La actriz de moda da vida a una mujer que logró salir del pozo al descubrir una fregona milagrosa y triunfar en la teletienda

ROBERTO GONZÁLEZ

Jennifer Lawrence, Bradley Cooper y Robert De Niro delante de las cámaras. David O. Russell tras ellas. El mismo equipo que dio sus réditos con El lado bueno de las cosas (nominada a ocho Oscars y ganadora de uno por la actuación de Lawrence) vuelve a estrenar película en temporada de premios. La cinta es candidata a los Globos de Oro, tanto al de Mejor Comedia como al de Mejor Actriz, pero no ha gustado de forma unánime a la crítica estadounidense, como sí ocurrió con anteriores propuestas del realizador, también firmante de La gran estafa americana, lo que puede dificultar su carrera hacia los Oscar.

Pese a repetir reparto y género (suele moverse dentro de los márgenes de la comedia dramática), O. Russell cambia sustancialmente de tema y argumento y en esta ocasión nos presenta un biopic acerca de Joy Mangano, una humilde trabajadora de Long Island que acabó convirtiéndose en una inventora de productos para el hogar y en uno de los rostros más populares de la teletienda. Una premisa poco o muy interesante dependiendo de cómo se ejecute.

Joy

País y año: Estados Unidos (2015).
Director: David O. Russell
Reparto: Jennifer Lawrence, Robert De Niro, Bradley Cooper, Isabella Rossellini.
Duración: 124 minutos.
Web: www.joylapelicula.es

El realizador de The Fighter opta por el enfoque de la historia de autosuperación, tan del gusto de la cultura audiovisual del otro del Atlántico. El filme describe cómo Joy (Lawrence), una madre divorciada, sale adelante a pesar de sus dificultades familiares y personales y consigue inventar una fregona milagrosa fácil de escurrir. Su creación le lleva a conseguir un sustancioso contrato con una cadena de televisión y a pasar de tener una gran cantidad de deudas a convertirse en millonaria gracias a las ventas de sus productos.

Lawrence, que interpreta a Joy desde su juventud hasta que supera los 40 años, estuvo encantada con el reto. «Esta historia trata sobre muchísimas cosas. No es sólo la historia de Joy, sino que trata sobre la familia, la imaginación, la fe en uno mismo, la crueldad del éxito y qué implica conseguirlo. A mí me gustan especialmente los cambios de Joy. Me encantó poder interpretarla desde vulnerable y autocrítica hasta fuerte y distante, y me gustó que se convirtiera en una verdadera matriarca para su familia», afirma Lawrence.

Mujeres osadas

Junto a la protagonista se encuentran De Niro, como el padre de Joy, Virginia Madsen, como la madre, Edgar Ramírez (Point Break) como el exmarido e Isabella Rossellini, como la acaudalada amante de De Niro. «Quise contar la historia de una vida a lo largo de más de 40 años, desde la magia de la infancia, pasando por matrimonio, divorcio y maternidad en solitario, hasta regresar al cumplimiento de aquellos sueños infantiles», afirma O. Russell, que se inspiró libremente en la historia real, añadiendo elementos de su propia cosecha.

Partes del filme se basan en Joy Mangano y otras, en cambio, en mujeres de las que el cineasta oyó hablar, «como algunas amigas de mi madre que se atrevieron a crear empresas. Algunas tuvieron éxito y otras fracasaron». Bradley Cooper, otro de los actores fetiche de Russell adopta aquí un papel de apoyo como ejecutivo de la teletienda.