Son gratuitas y hay obras maestras

'La parada de los monstruos', de Tod Browning./
'La parada de los monstruos', de Tod Browning.

Internet Archive, la gran biblioteca digital, ofrece más de 4.500 películas, entre ellas 'Metropolis' y 'La noche de los muertos vivientes'

IKER CORTÉSMadrid

¿Recuerdan 'Retrospecter' o 'Mundo viejuno'? Era aquella sección del programa en la que los 'chanantes' recuperaban películas antiquísimas, normalmente de serie B o Z, y provocaban la risa a los espectadores con unos doblajes llenos de ingenio y surrealismo. Joaquín Reyes y su 'troupe' optaba por estas películas porque eran obras que ya habían pasado a dominio público y por tanto estaban libres de derechos. Pues bien, una organización sin ánimo de lucro llamada Internet Archive se dedica desde 1996 no solo a preservar millones de páginas web sino también miles de discos, libros y sí, películas.

Adentrarse en esta biblioteca digital da acceso libre y gratuito a más de 4.500 películas de dominio público o bajo licencias como Creative Commons. No deben esperar los usuarios una gran calidad de imagen -la mayor parte de películas están a resoluciones paupérrimas, aunque hay excepciones a 720p-, al fin y al cabo muchas de esas películas cuentan ya con más de cien años de vida y esas ediciones remasterizadas que se ponen a la venta de tiempo en tiempo sí poseen derechos de explotación. Por el contrario Internet Archive contiene muchas películas difíciles de encontrar en cualquier canal, ya sea en servicios de 'streaming' como Netflix o en redes P2P. Es el caso, por ejemplo, de 'Frankenstein', un cortometraje mudo rodado en 1910 que se inspira levemente en el libro escrito por Mary Shelley y que está producido por el propio Thomas Alba Edison.

El apartado referente a películas se divide en cuatro categorías: ciencia ficción y terror, comedia, cine negro y The Video Cellar Collection, una sección en la que se almacenan películas perdidas y olvidadas por el gran público. El usuario puede encontrar de todo: desde películas propagandísticas realizadas por el Gobierno de turno hasta cine amateur. Pero lo más destacable es que hay una gran cantidad de joyas del séptimo arte, como 'El vagabundo', una cinta dirigida y protagonizada por Charles Chaplin que vio la luz en 1916.

Otros títulos destacados son 'La noche de los muertos vivientes' (1968), de George A. Romero; 'La parada de los monstruos' (1932), de Tod Browning; 'Metropolis' (1927), de Fritz Lang; '39 escalones' (1935), de Alfred Hitchcock, 'The Terror' (1963), de Roger Corman, y 'Silent Night, Bloody Night' (1974), de Theodore Gershuny, de la que hablamos hace unas semanas.

Además de poder ver las películas en la web, la biblioteca te da la opción de almacenarlas en el ordenador, ya sea mediante descarga directa o programas P2P como uTorrent. Y lo más importante: todo es legal. A quien se asome a esta curiosa biblioteca le esperan horas y horas de contenidos.