Psicología

Miedo a ser madre: «el temor no desaparece, pero serás muy feliz»

Miedo a ser madre: «el temor no desaparece, pero serás muy feliz»

Antes y después de tener a vuestro bebé en brazos surgirán temores que superarás con el tiempo

PAULA FERNÁNDEZ SOLÓRZANO

¡Hola, amigos de Bizkaia Dmoda! Curiosamente, hace poco hablaba con unos amigos, mientras comíamos unas rabas sentados al sol observando cómo jugaba India, de ese momento en el que te sientes preparada, con ganas y más ilusión, si cabe, a ser mamá.

Y, de repente, aparecen esas dos rayitas y se desata el pánico.

Ya no hay vuelta atrás, ahora sí que sí voy a ser mamá.

¿Qué hago? ¿Estaré preparada? ¿Me habré precipitado? Yo quería, pero tan pronto… o llevo tanto tiempo buscándolo que ahora que está aquí no sé si quiero.

Recibir la noticia, aún deseándolo, supone un impacto emocional. Sentimientos ambiguos, quiero y no quiero. Muchas veces confundiendo el miedo con el no deseo de ser padres.

Miedo.

Paula con su pequeña hija India.
Paula con su pequeña hija India. / AMORDESMADRE

Creo que es la palabra perfecta al recibir la noticia. Miedo a ser mamá. A ser papá. A saber cuidar a ese bebé que va creciendo contigo. Miedo a no estar a la altura como padres. Miedo a saber criar. Miedo a saber educar.

Miedo a todo.

Va creciendo y los miedos no se van. Llegan nuevos miedos.

Miedo durante el embarazo. Miedo a la alimentación. Miedo a no estar preparada para el parto. Miedo al parto.

Nace y los miedos, aunque ya menos, con el bebé en brazos siguen apareciendo.

Miedo a que no coja peso. Miedo a que no evolucione como esperas. Miedo a que enferme.

Crece, tú creces como madre y creces en experiencia, pero los miedos no desaparecen.

Miedo a la separación. Miedo al destete.

En el parque de juegos madre e hija.
En el parque de juegos madre e hija. / AMORDESMADRE

Pero, poco a poco, los miedos son menos miedos. Porque tú sin darte cuenta te has preparado para superar cada uno de ellos. Porque te has convertido en madre. Y ser padres es otro grado, de los gordos, amigos.

Os aconsejo hablar mucho con vuestras parejas sobre los miedos presentes, evitar pensamientos negativos, podrás con ello, confía en ti, puede que aparezca el miedo, pero podrás superarlo. Habla con otros padres sobre experiencias, lee libros o blogs sobre el tema, visualiza el futuro y prepárate en lo que puedas sobre el cuidado de un niño. No te marques objetivos, la maternidad o paternidad no viene con un libro de instrucciones y cada padre, madre y niño es diferente.

Con el tiempo serás consciente de que ese miedo que vino con esas rayitas ya nuca se irá. Porque ser padres es pasar de pensar en ti a pensar en los demás, es una nueva etapa que transforma nuestra vida completamente, se modifican nuestros hábitos y conductas para con uno mismo y para con los demás… y ese miedo que vivirá ya siempre contigo te hará la persona más feliz del mundo.

Espero que mi reflexión os resulte útil. Podéis leer más artículos en mi blog y seguirme en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

¡Feliz miedo, amigos!

La complicidad entre Paula y la pequeña India.
La complicidad entre Paula y la pequeña India. / AMORDESMADRE

Temas

Moda