'Belly painting', la tendencia que triunfa entre las embarazadas de Euskadi

'Belly painting', la tendencia que triunfa entre las embarazadas de Euskadi

Estitxu Aguiriano convierte las barrigas de embarazadas en lienzos. «Me llena mucho mi trabajo», nos confiesa

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

Una versión de 'Alicia en el País de las Maravillas', Mickey y Minnie Mouse en bicicleta, una pequeña buceadora, una ninfa del bosque, un futuro futbolista o un personaje de 'Juego de Tronos'. Todo ello -¡y mucho más! solo la imaginación pone el límite- cabe en una barriga de embarazada. Estitxu Aguiriano lo hace posible gracias a sus pinceles y su pasión por el 'belly painting' o pintura corporal para embarazadas, una modalidad artística que practica en su estudio del barrio de Zabalgana, en Vitoria. Es una tendencia al alza entre las mamás, que esta joven descubrió cuando ella misma se quedó embarazada.

«Estudié Bellas Artes y me especialicé en pintura, me interesaba mucho la pintura corporal y cuando tuve mi propia experiencia de 'belly painting' me encantó, fue precioso», cuenta Estitxu, que también ejerce como fotógrafa. Aquello fue hace unos cuatro años y desde entonces muchas mujeres han pasado por sus manos en busca de una experiencia única y de un recuerdo para el futuro. «La mujer siente el tacto de los pinceles y el bebé también. Es un momento en el que la mamá se relaja y se crea un ambiente muy cercano e íntimo. Esa sensación positiva se transmite al bebé», explica la artista, que hace un año se decidió a montar su propio estudio.

Cada dibujo responde a los gustos de cada familia.
Cada dibujo responde a los gustos de cada familia. / Estitxu Aguiriano.

El proceso es sencillo. Tras un primer contacto con la pareja se decide el tema del dibujo, que Estitxu plasma en papel. Entre varios bocetos eligen su favorito y el día de la sesión ella lo reproduce en la barriga para crear una obra de arte efímera. Las sesiones duran en torno a las dos horas y en ellas también pueden participar los hermanos del bebé, las amigas de la mamá o incluso las mascotas. «Muchas veces, el perro es uno más de la familia así que también está presente en la sesión de fotos». Los futuros papás también tienen un papel importante, y es que Estitxu les suele dibujar el nombre del bebé en el brazo en los mismos tonos que la obra principal.

También las mascotas pueden participar en la sesión fotográfica.
También las mascotas pueden participar en la sesión fotográfica. / Estitxu Aguiriano.

El material que se utiliza son pinturas específicas para maquillaje corporal, son al agua por lo que son sencillas de retirar de la piel una vez finalizada la sesión. Además son pinturas totalmente hipoalergénicas y no tóxicas. El mejor momento para realizar el 'belly painting' es a partir de la semana 28 y lo ideal es entre la semana 32 y la 36, «cuando la barriguita está más formada y más tersa», detalla la artista. Muchas familias además lo utilizan para anunciar el embarazo o para dar a conocer el sexo del bebé. En el caso de Estitxu, lo que más le gusta del proceso es ponerse en la piel de la mamá y saber que va a formar parte de un bonito recuerdo. «Me llena mucho mi trabajo», confiesa.

En la imagen grande, uno de los diseños de Estituxu. En el círculo, ella trabajando.
En la imagen grande, uno de los diseños de Estituxu. En el círculo, ella trabajando. / Estitxu Aguiriano.

En otros lugares, este tipo de arte es más conocido, pero poco a poco también va ganando terreno en Euskadi. «De unos años a esta parte he notado que se conoce muchísimo más. Ahora está bastante de moda y mucha de la gente que llega a mí lo hace a través del boca a boca, es algo impresionante», reflexiona esta licenciada en Bellas Artes, que cuenta cómo muchas parejas que han disfrutado de la experiencia deciden regalarla después a amigos.