¿Una prenda de Zara que no lleve nadie igual? Sí, pero solo en la tienda de Bilbao, Nueva York o Shanghai

¿Una prenda de Zara que no lleve nadie igual? Sí, pero solo en la tienda de Bilbao, Nueva York o Shanghai

La 'megastore' de la Gran Vía bilbaína es la única de España y una de las cuatro tiendas en todo el mundo que ofrece el exclusivo servicio de personalización

Virginia Melchor
VIRGINIA MELCHOR

Amancio Ortega no da puntada sin hilo. Y, además, no da puntada en otra ciudad española que no sea Bilbao. Quienes hayan visitado la macrotienda de Zara de la Gran Vía ya habrán reparado en la gran máquina bordadora instalada junto al acceso por la calle Gardoqui. Los ovillos de hilo de diferentes colores y las prendas que cuelgan de las perchas dan una pista de que allí se borda algo. Pero ojo, con ciertos límites. No podemos customizar cualquier prenda a nuestro antojo. Solo permiten dar rienda suelta a nuestra imaginación sobre aquellos artículos que llevan escrita la palabra Edited en la etiqueta, que son piezas 'denim' y de corte básico que cuestan de 20 a 40 euros. «Puedes poner tu nombre o apodo, lo que te apetezca mientras no sean palabras malsonantes u ofensivas», explica una dependienta a una mujer que aguarda su turno en la cola. Eso sí, limitan el ingenio a nueve caracteres como máximo y no es conveniente sufrir un arrebato de creatividad porque una vez customizado el producto no se puede devolver.

La 'megastore' de la Gran Vía bilbaína es la única de España y una de las cuatro tiendas en todo el mundo que ofrece este servicio, tradicionalmente ligado a firmas tan lujosas como Louis Vuitton y que en el caso de Zara es gratuito. La del Soho de Nueva York, la de White City de Londres y la de Nanjing east de Shanghai completan esta corta y exclusiva lista. Los clientes del resto de ciudades españolas solo pueden personalizar sus prendas a través de la tienda online, por lo que deben fiarse del previsualizado que ofrece la web.

Eso sí, los pasos a seguir vía online para conseguir una prenda única a precio 'low cost' o para evitar que tu hermana te robe los vaqueros son sencillos. Una vez escogido el artículo en cuestión, se elige la talla y debajo aparece la opción de editar. Al pulsar sobre ese botón, sale una pestaña con las posibilidades de customización: en los pantalones y en las faldas se puede elegir entre tres zonas (la cintura, sobre un bolsillo trasero o sobre uno de los dentaleros), mientras que en el caso de las cazadoras solo hay una opción: en la espalda. Se pueden utilizar dos tipos de fuente (mayúsculas y cursiva) y seis colores diferentes (rojo, blanco, naranja, rosa, negro y amarillo flúor). Además, esta personalización también está disponible en prendas seleccionadas de hombre y niño. Con esta colección cápsula elaborada en algodón sostenible, reciclado, orgánico y producido con procesos que requieren menos agua y energía, Zara busca que sus incondicionales puedan expresar «sus ideas, personalidad o emociones».

El buque insignia de Inditex no es la única firma 'low cost' que se ha apuntado a la estrategia favorita del lujo. La cadena sueca H&M también ofreció la posibilidad de personalizar sus prendas vaqueras totalmente gratis, aunque solo hasta el pasado 26 de septiembre y en la tienda de la Gran Vía madrileña. Eso sí, no hace falta salir de Bizkaia para encontrar exclusivas piezas creadas a gusto del cliente. La diseñadora bilbaína Astrid Libano González, fundadora de la firma Loop Astrid, personaliza bolsos, cazadoras, riñoneras... de forma que el comprador pueda elegir entre diferentes tejidos, tamaños o colores hasta conseguir un artículo totalmente único que además lleva la inicial de su propio nombre. Esto sin olvidar la cantidad de firmas de joyería que, además de grabar sus piezas como se ha hecho siempre, se han apuntado a la moda de los pendientes y colgantes con iniciales. En la era de la globalización, asistimos a una búsqueda perpetua de diferenciación, una carrera eterna para demostrar quiénes somos y que recuerda a aquellos tiempos en los que nuestras madres forraban de arriba abajo las cosas del colegio con nuestro nombre.