De su 'pelu' de Santutxu a comerse el mundo

Urrutia tiene su salón en la calle Santa Lucía de Santutxu./Borja Agudo
Urrutia tiene su salón en la calle Santa Lucía de Santutxu. / Borja Agudo

El bilbaíno José Urrutia hace virguerías en el pelo y aspira a convertirse en «el mejor peluquero del planeta» en los premios TCT Awards en Canarias

Itsaso Álvarez
ITSASO ÁLVAREZ

Antes de conocerlo, podría pensarse que el bilbaíno José Urrutia, aspirante a mejor peluquero del mundo, es una persona excéntrica o de arriesgado look. Nada más lejos de la realidad. Se presenta en vaqueros y jersey rojo en su peluquería de Santutxu, un lugar decorado a la última y al mismo tiempo fiel a esa imagen de salón de relax y terapia de toda peluquería de barrio sostenida por una clientela fiel, dicho con todo el respeto. Urrutia cuida su imagen. Deja entrever varios tatuajes en su brazo derecho; unas tijeras de corte profesional, unas coordenadas de un viaje que hicieron él y su marido a Florencia y una parte del 'Guernica' de Picasso, para empezar. Pero nada de un corte extravagante, mezclas de colores en su cabello ni estampados impactantes. Se codea entre los más grandes, y es uno de los profesionales más alabados de su sector, pero sigue siendo el mismo José Urrutia que hace 28 años. Ahora, con 45, echa la vista atrás: «Empecé barriendo, lavando cabezas y fijándome mucho para aprender». Campechano, sonriente, amante del arte y enamorado de su profesión. «Una clienta me dijo una vez que en mi peluquería era como estar en casa».

28 años de carrera

Llegó al mundillo con el rechazo de su familia. «Eso de cortar el pelo no les parecía que era estudiar, así que primero hice Imagen y Sonido», recuerda. Pero a los pocos años ya estaba de aprendiz y hace dos décadas que tiene un negocio propio con cinco personas a su cargo. ¿Por qué es tan importante el cabello para las mujeres? «Porque les da seguridad, lo tengo comprobado. No es que no estén guapas, sino que el pelo les da seguridad». Urrutia se inspira en la música inglesa, en David Bowie y en la moda japonesa a la hora de crear sus colecciones.

El bilbaíno José Urrutia hace virguerías en el pelo.
El bilbaíno José Urrutia hace virguerías en el pelo.

Formado en fotografía profesional, tiene buen ojo. Y buena mano. Ha hecho másteres y cursos en Londres, en Milán y en las mejores academias españolas -ahora, de hecho, él es formador de peluqueros-. Admira a los estilistas Angelo Seminari y Trevor Sorbie y siempre ha tenido un objetivo en mente: horas y horas de práctica para «ofrecer servicios de mucha calidad». «Estoy especializado en novias. Crear el estilo de cada persona y no disfrazar». De modo que de forma natural su candidatura ha llegado a los prestigiosos TCT Awards que se celebrarán en Gran Canaria, junto con la de otros seis aspirantes más. En septiembre sabrá si es el «mejor peluquero del mundo».

Como experto en la materia, José Urrutia afirma que el norte de España se ha convertido en los últimos años en el referente internacional de la peluquería. Lamenta la proliferación de negocios 'low cost' y de productos de cosmética caseros. «Muchas vienen llorando a la peluquería para que les arreglemos los estropicios que se hacen». «Las chicas piden peinados naturales, que parezca que no han estado en la peluquería», comenta. «A ellos les gusta un corte mucho más estructurado».

Temas

Moda