Una bilbaína, una madrileña y un catalán: suena a chiste pero sus pendientes te alegrarán la vida

Leire Urzaiz y Estefanía de Oliveira con pendientes de su marca 'papiroga'/
Leire Urzaiz y Estefanía de Oliveira con pendientes de su marca 'papiroga'

Leire Urzaiz, Estefanía de Oliveira y Daniel Coma-Cros son los fundadores de Papiroga, una divertida firma de pendientes XL que ha tocado el éxito con sus manos

Bizkaia Dmoda
BIZKAIA DMODA

En una época donde las tendencias se rigen por el minimalismo, ha tenido que irrumpir papiroga, con sus letras minúsculas y sus pendientes mayúsculos, para romper los esquemas de la moda. Un juego de ideas que emergieron a contracorriente y pisaron tierra firme en 2011 con la única aspiración de cambiar tu estado de ánimo. papiroga es el mundo ideado por Leire Urzaiz, Daniel Coma-Cros y Estefanía de Oliveira; una historia escrita por una bilbaína, un barcelonés y una madrileña - «parecemos un chiste», bromea esta última - que se encontraron para cambiar el rumbo de sus vidas y dar forma a un sueño común con sus propia manos. «Es un proceso 100% manual en todas las áreas, en las que el mimo por el detalle ¡lo es todo!», determinan. 'How do you wanna feel today?' (¿cómo te quieres sentir hoy?), es la pregunta que lanzan desde el escaparate de su tienda en la calle Fernando IV de Madrid. Un espacio que, a la vez, es el estudio donde dan vida de forma artesanal a unas creaciones coloristas en clave XL que tan solo pretenden alegrarnos la vida. Así de simple. «Queremos hacer sentir mejor a las mujeres en su día a día, poniendo siempre un punto de humor, frescura e incluso irreverencia, tanto en los diseños como en la propia marca. Queremos transformar el territorio de la moda desde la alegría, la naturalidad, sin complejos ni prejuicios».

En la imagen superior, dos de sus fundadoras: Estefanía de Oliveira a la izquierda y la bilbaína Leire Urzaiz a la derecha /  

Los tres se conocieron trabajando en grandes empresas de 'retail' y 'mass market'. «Teníamos puestos estables y bien remunerados, pero coincidíamos en la necesidad de hacer las cosas de otro modo, ¡queríamos cambiar el mundo!», afirman. De este modo, aunaron sus caminos y fundaron un modelo de negocio brillante. Ellos son el claro ejemplo de que una idea diferente y bien gestionada puede alcanzar el éxito empresarial. Tanto es así, que mujeres de éxito en nuestro país han llevado sus creaciones: desde Laura Escanes a Naty Abascal, pasando por Miranda Makaroff o Eugenia Silva. Mujeres de edades y estilos muy diferentes unidas por el hilo invisible de papiroga. «El éxito real es ver a mujeres que piensan en nosotros para un día especial como su boda o para una fiesta con amigas, ¡sean conocidas o anónimas!», afirman. Y es que la mujer 'papiroga' es aquella que pide algo más, que consume siendo consciente de dónde va su dinero, que son únicas y quieren sentirse así. Además, reconocen que les haría especial ilusión que llevaran sus productos aquellas mujeres que creen firmemente en que las piezas contundentes no son para ellas o aquellas que nunca se han atrevido a salir del mini pendiente.

La 'influencer' Laura Escanes con pendientes papiroga
La 'influencer' Laura Escanes con pendientes papiroga

«Bilbao acogió desde el inicio nuestro proyecto de una manera muy especial»

Para ellos, la moda es un camino hacia la felicidad que les ha llevado a cruzar fronteras. Este trío de humanos, como así se autodenominan, y el resto de su equipo, ahora más amplio que en sus inicios, reparten diversión en horizontes lejanos como Japón. El mercado nipón ha quedado fascinado por sus creaciones. «Creemos que la buena acogida de papiroga en este país se debe a los puntos en común de nuestra marca con su cultura. Son piezas contundentes pero simples a la vez, con gran énfasis en color y forma, y nos encanta cómo combinan con su modo de vestir», aseguran. Aparte de su taller de Madrid y su tienda online, papiroga está presente en más de una veintena de países y diversos puntos del panorama nacional, algunos tan emblemáticos como el Museo Guggenheim de Bilbao. «Bilbao acogió desde el inicio nuestro proyecto de una manera muy especial. A día de hoy, sigue siendo una de las ciudades desde las que recibimos más pedidos online y que cuenta con mayor presencia multimarca, lo que para nosotros es un orgullo!», revelan. Y es que también puedes encontrar sus piezas en tiendas como Divina Martina, Ah Bilbao y Coquette, en Bilbao, la tienda Maíz de Bermeo, Pope Selection en Getxo, Hiruki Shop de Lekeitio o Le Atelier de Munguía.

El único objetivo de papiroga es alegrar la vida de las mujeres que eligen sus diseños /  

«Todos deberíamos sentirnos únicos sin endeudarnos», es otra de las máximas que se adivinan desde su página web. En un mundo donde priman las piezas mínimas a precios desorbitados, ellos dan un giro de tuerca al mercado con unos maxipendientes cuyo precio oscila entre los 35 y los 130 euros, perfectos para dar una nueva vida a un look y un respiro a tu bolsillo. Cada colección es un mundo y se han inspirado en conceptos tan diversos como los metros del mundo, las flores mágicas o el Ballet Triádico. Además, también tienen una pequeña selección de divertidas diademas, ideales para invitadas, y de colgantes especiales con las letras del alfabeto. «Creemos en diseñar piezas atemporales, que duren toda la vida. Piezas que te hagan sonreir y saquen la luz que llevas dentro». Dicho y hecho. No hace falta nada más que entrar en su mundo para darse cuenta de que cumplen su máxima a rajatabla: «Creer en lo que hacemos y divertirnos en el proceso».