La moda 'made in Bilbao' que triunfa en el nuevo videoclip de Mala Rodríguez

La moda 'made in Bilbao' que triunfa en el nuevo videoclip de Mala Rodríguez

Las diseñadoras Wendy Hauser, Aroa Fernández y Sonia Fuente son las fundadoras de WE AR SO Studio, una firma de ropa de mujer con estilo noventero y aire futurista que crearon por «pura necesidad creativa»

Sarai Vázquez
SARAI VÁZQUEZ

WE AR SO Studio nació en una tarde de café y confesiones entre sus fundadoras: Wendy Hauser, Aroa Fernández y Sonia Fuente, hasta entonces solo unas buenas amigas. Comentaban entre risas que tenían que crear «algo» para mostrar en el Showroom Ego de la Fashion Week de Madrid. Presentaron sus diseños en noviembre y ¡dicho y hecho! en seguida su primera colección era seleccionada. Estas tres mujeres, que rondan los 40 años y cuentan con una trayectoria impecable dentro del diseño de moda con sus firmas individuales, decidieron emprender en conjunto un proyecto por «pura necesidad creativa». Sus prendas de mujer y bisutería - recientemente introducida a la firma - reinventan el estilo de los «maravillosos 90'» pero con aire futurista. Han conquistado ya con sus diseños a notables estilistas a nivel nacional, sus piezas se han mostrado en diferentes editoriales de moda y sus pendientes de metal son parte de la estética del nuevo videoclip de la cantante Mala Rodríguez, 'Aguante'. «El hecho de que contacten con nosotras porque crean que nuestros productos son diferentes, que molen y que los quieran para diferentes proyectos, es increíble», expresan agradecidas.

Dentro del proyecto WE AR SO Studio cada una de ellas no tiene un cometido concreto. «Va por temporadas», cuentan. Sus personalidades distintas han facilitado todo el trabajo dentro de la firma. Aroa es la relaciones públicas del grupo. «No tiene vergüenza», desvelan. Sonia, por su parte, es la estilista y se adelanta siempre a las tendencias. Por último, Wendy, que ya había trabajado con bisutería. ¡Se complementan de maravilla! A la hora de diseñar un modelo nuevo las tres tienen que estar de acuerdo y casi siempre lo consiguen. Al fin y al cabo, crecieron con las mismas influencias. «Vivieron los 80' como niñas y los «maravillosos» 90' como adolescentes», desvelan. Las horas que invierten estas compañeras en su plan más personal son incalculables. Suelen reunirse cuando tienen un hueco, ya sea a la mañana o a la tarde. Para ellas toda hora es buena para coser y cortar. «Todo es como surja», expresan. Se reparten las tareas que hay que realizar e incluso se llevan deberes a casa si es necesario. A veces, cuando están desarrollando alguna pieza ni si siquiera se reúnen. «Tenemos un chat WhatsApp y así funcionamos bastante bien, para nosotras ya es vital», revelan.

Casa colección cuenta la historias de una mujer ficticia

Sus diseños parten de una mujer femenina ficticia. Se la inventan y, más tarde, la visten según su historia. La primera colección, 'From Kansas to Las Vegas', que se compone de seis looks completos, tuvo como protagonista a Dolly, una joven que soñaba con irse a Las Vegas para casarse con su novio y que terminó casi al desnudo. «Por eso se ven mochilas y flores en la colección. Hay muchas superposiciones», desvelan. Hasta diseñaron un vestido de novia para Dolly. La segunda colección, 'Sympathy for the Devil', se compone de 5 looks y poco tiene que ver con la anterior. Está inspirada en la película 'Jóvenes y Brujas' y en una de la mujeres que la protagonizan. Además, este trabajo está ambientado en la época de las «supermodels» e inspirada por el estilo de Lisa Bonet. «Todo el mundo iba con su rollo, era lo más», destacan.

Los artículos más solicitados de la firma son siempre los menos comerciales: piezas de plástico, bolsos transparentes que todavía no se han lanzado, buzos de organza… Sus piezas son tan especiales que les propusieron crear diferentes prendas para la Gala Benéfica de la 'Fashion Night', capitaneada por Ana Rosa Quintana. «Nuestras creaciones eran las más alternativas, tenían un toque peculiar», apuntan. Para ellas ese proyecto fue el más especial en el que se había involucrado la firma, ya que lo recaudado con las prendas se destinó a niños en situación de desamparo. En otra ocasión, además, la 'Alicante Fashion Week' contactó con ellas para solicitarles diferentes piezas.

A pesar de que la moda de WE AR SO Studio está enfocada a un público femenino, hay prendas como las sudaderas que son unisex. Varios hombres ya las han lucido en las calles. Como novedad de esta segunda temporada, se incluyen unos pendientes de metal y unas camisetas con estilo de los 90'. En ellas, Silvia Fuente – la hermana de una de las fundadoras – dibuja con un trazo infantil las portadas de 'albums' de diferentes grupos de rock. Admiten que tienen mucho cariño a todos sus looks, aunque para ellas la «estrella» es un buzo de organza. «Eso sí que es un buen look», expresan llenas de orgullo. Tienen muy claro que cada uno de los artículos que crean aportan algo diferente al mundo de la moda.

Prendas producidas en Bizkaia

Wendy, Aroa y Sonia Fuente producen algunos de los productos de sus colecciones. Aunque otras, se llevan a cabo en diferentes talleres de Bizkaia. «Muchas veces no tenemos la maquinaria que necesitamos», aclaran. Pero sus diseños y patrones nacen siempre en su estudio. Los materiales con los que se producen las prendas, además, son de 'de aquí'. «Aunque esporádicamente también hemos comprado cosas en Madrid», puntualizan.

Las redes sociales son una herramienta fundamental para WE AR SO Studio. En el proceso de la creación de su página web atienden encargos personalizados por Instagram. Hablan con el cliente y si se ponen de acuerdo se pasa por el estudio. De ahí saldrá con una pieza única. Con el tiempo, les gustaría contar con un 'showroom' propio en Madrid para estar en contacto con los grandes estilistas de la capital. Aunque a estas mujeres no les frena nada y les gustaría también vestir con sus diseños celebridades en el marco internacional. «Podríamos caer fulminadas si Lady Gaga contactara con nosotras para que le confeccionásemos un atuendo y, oye, cosas más raras se han visto», expresan. Wendy, Aroa y Sonia Fuente ya se han metido en el bolsillo con sus diseños de «fantasía» a notables estilistas y artistas del panorama nacional. «Para nosotras sería todo un sueño poder desfilar en París o contar con un Showroom en Nueva York», cuentan. Mientras tanto, la creatividad de estas mujeres confluye en unos diseños repletos de originalidad y a saber a quién conquistarán próximamente.