Los maxipendientes para invitadas que quedan mejor con el pelo recogido

Los maxipendientes para invitadas que quedan mejor con el pelo recogido
Instagram @mariafrubies

Este tipo de diseños en formato XL y a todo color son capaces de potenciar los vestidos más sencillos. Además, los expertos recomiendan utilizarlos con peinados que retiren el cabello de la cara para que ganen todo el protagonismo

María Calvo
MARÍA CALVO

Si hay algo capaz de transformar un look en cuestión de segundos es un buen accesorio. Tras una época en la que el minimalismo ha sido la línea a seguir, los pendientes XL vuelven a reclamar su lugar en el joyero de las mujeres más elegantes. Ya metidos de lleno en la temporada de bodas, bautizos y comuniones, observamos que hay mujeres que prefieren dar protagonismo a su vestido, apostando por unas joyas pequeñas y discretas que quedan en un segundo plano. Sin embargo, otras creen en la fuerza de los complementos para potenciar los vestidos más sencillos. De este modo, se permiten la licencia de añadir el factor sorpresa al look y eligen pendientes grandes, barrocos o alocados como parte fundamental del estilismo. Lo pudimos comprobar con las propuestas de Papiroga, una firma fundada por una bilbaína, una madrileña y un catalán que están dando mucho que hablar con sus diseños coloristas, o también con las contundentes piezas de Pedrusco que rozan el arte. Además, lo hemos visto en la delicadeza de las piezas hechas a mano de Halo y en los pendientes artesanales de Jabier Bilbao, el artista de Portugalete que hizo brillar a Sofía Palazuelo sobre el albero sevillano. A continuación, te mostramos estas y otras originales propuestas vizcaínas, nacionales e internacionales en formato 'XL' que, además, sentarán especialmente bien si has elegido llevar el cabello recogido para tu look de invitada.

Pendientes 'Jellfish' con cuerpo dorado y pequeñas perlas colgantes en forma de gota, de My Peeptoes Shop (35 euros).

Pendientes 'Cucaracha' hechos a mano con piedras semipreciosas en tonos verdes, de Halo (35 euros).

Pendientes XL con motivos florales elaborados en pexiglás, de Papiroga en colaboración con La Condesa (95 euros).

Pendientes 'Bayamo' elaborados en cerámica esmaltada y cierre de plata bañado en oro de 18k. Fabricados de forma artesanal en Bilbao, de Pedrusco (89 euros).

Pendientes de plumas con cristales de Swarovski, piezas de cuero, vidrio y tul, de Ranjana Khan (490 euros).

Pendientes de metal dorado con baño de oro de 18 kt, detalles de flores y cristales de Swarovski, de Jabier Bilbao (118 euros).

Pendientes 'Hydra' con fluorita tallada a mano, de Coolook (379 euros).

Pendientes de bronce bañados en oro con hilos multicolor e inspirados en la tradición colombiana, de Mercedes Salazar (445 euros).

Pendientes 'Calobra' de resina en color turquesa, no pesan absolutamente nada, de Buganvilia (26 euros).

Pendientes largos en tonalidad dorada con detalle de piedra turquesa y cierre de pin, de Uterqüe (39 euros).

Pendientes largos de vidrio y engarzados en plata. Disponibles en varios color, de Matxi Bilbao (65 euros).