Bizkaia Dmoda

La vasca que desafía la tiranía de las tallas: «Un cuerpo es bonito con celulitis y cicatrices»

Eva Martín./
Eva Martín.

Esta joven de 22 años comparte fotos de sus 'looks' con toques de la estética Pin-up intercaladas con mensajes de amor propio. «Siempre me ha gustado la ropa, pero tengo problemas para encontrar la que me guste y me valga»

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

El Instagram de Eva Martín es un reflejo de su gusto por la moda, en su perfil comparte fotos de sus 'looks' intercaladas con instantáneas de sus viajes y mensajes más profundos sobre el amor a uno mismo o la necesidad de superar los estereotipos establecidos. «Siempre me ha gustado mucho la ropa, pero tengo problemas para encontrar la que me guste y me valga», cuenta esta joven de 22 años. Eso no le ha parado a la hora de componer estilismos que recuerdan a la estética Pin-up.

«Del estilo Pin-up me encantan los pañuelos en la cabeza, los tupés y los tocados. Con esos complementos luego me creo mis propios 'looks'», explica Eva, que es incapaz de encontrar una sola palabra para definir su estilo. Ecléctico podría ser ese término. «Me gusta coger diferentes ideas y luego mezclarlas intentando adaptarlas a mi. Por ejemplo, de la estética trapera que se lleva ahora me quedo con las zapatillas extravagantes. Suelo jugar y mezclar mucho», confiesa esta vitoriana también amante de la fotografía.

¿Sigues las tendencias? «Sí y no. Hay muchas cosas de la moda que me gustan y me las pondría y muchas otras que no entiendo», dice esta vitoriana entre risas. Entre sus referentes de estilo cita a las youtubers Pretty and Olé, Monitily y a Raquel, la mitad del dúo Tres y Punto. «Veo mogollón de youtubers y me quedo con las combinaciones de prendas para luego buscar algo similar en mi armario». Este gusto por la moda le ha llevado también a hacer sus pinitos como modelo de la mano de la boutique local Exclusivos Vitoria para algún desfile benéfico. «Las experiencias han sido buenísimas sobre todo por el buen rollo que hay y por toda la gente nueva que he conocido», destaca.

Pero no todo han sido buenas experiencias en su relación con la moda. «Sobre todo en Vitoria tengo bastantes problemas para encontrar tallas. Por ejemplo, partes de abajo en las grandes superficies me cuesta mucho. En Inditex ya me niego directamente a entrar a buscar pantalones», lamenta. De ahí algunas reflexiones que comparte en su Instagram como la siguiente: «¿Por qué tenemos que avergonzarnos de nuestro cuerpo? ¿Por qué ceñirnos a lo establecido? ¿Por qué vestir todos igual? La ropa es para divertirse, para disfrutar de nuestra propia imagen, para poder demostrar que somos nosotras mismas y que nada ni nadie nos puede parar. Un cuerpo es bonito tenga la talla que tenga. Un cuerpo es bonito con curvas o sin ellas, con celulitis, estrías y cicatrices, cada cuerpo es una obra de arte única y exclusiva y hay que mimarla como tal. La vida es una y hay que quererse tal y como eres. ❤ »

En este sentido, Eva cree que la industria de la moda está dando algunos pasos pero que todavía queda un largo camino por recorrer para que sea inclusiva con todos los tipos de cuerpos. «Las tallas son cada vez más pequeñas y eso me parece un problema. Sobre todo por las nuevas generaciones, niñas de 13, 14, 16 años... a las que crean muchos complejos. En cierto sentido, se juega un poco con nosotras», reflexiona.