Desde Galdakao con amor: las joyas con las que Nerea y Olatz aspiran a comerse el mundo

Una modelo posa con unos pendientes y un collar de la firma./Leire Rojo
Una modelo posa con unos pendientes y un collar de la firma. / Leire Rojo

Estas dos jóvenes emprendedoras dejaron sus trabajos en «plena crisis de los treinta» para vivir de su gran pasión. Hace tres meses crearon Sinun Jewels, una firma de bisutería de estilo minimalista

Sarai Vázquez
SARAI VÁZQUEZ

En la dimensión de Sinun Jewels, firma de joyas diseñadas y hechas a mano en Galdakao, Andrea son unos modelos de pendientes plateados con perlas y estrella, Eider da nombre a una tobillera dorada con una caracola; y Maialen ha adoptado la forma de un collar dorado con abalorios turquesas. Nerea Zubiaurre y Olatz Crespo, las creadoras de las piezas, decidieron bautizarlas así en honor a las mujeres más importantes de sus vidas. «Es curioso, pero muchas clientas eligen las que se llaman como ellas. Los pendientes Naiara, por ejemplo, siempre se agotan porque existen muchas en el mundo», cuentan entre risas. Estas emprendedoras de Galdakao decidieron darle un giro a su vida laboral en plena «crisis de los treinta». Nerea trabajaba como consultora en empresas tecnológicas y Olatz era profesora en un colegio de este municipio vizcaíno. Barajaron diferentes proyectos, hasta que encontraron el que reunía todo los requisitos que les apasionan: la estética, la creatividad y la moda. En abril sus diseños con estilo minimalista salían al mercado.

Leire Rojo

En la propia casa de Nerea han establecido el estudio de la firma. Allí las dos jóvenes se reúnen a diario para concebir sus diseños, creados de forma artesanal. Una vez realizados bajo pedido, los empaquetan con mimo y los acompañan siempre de una nota de agradecimiento escrita a mano. Esto es precisamente lo que les diferencia: cuidan con cariño los pequeños detalles. Conforman un buen equipo, se completan a la perfección. Mientras Nerea se encarga de la estrategia general de la compañía y la dirección creativa, Olatz planea la gestión comercial y las redes sociales. Eso sí, las decisiones las toman siempre por consenso. Sus primeros clientes fueron sus amigos y familiares, hasta que, recién estrenada la tienda online, registraron la primera compra desconocida. «Tenemos una aplicación en el móvil que cuando hay una operación hace 'cling'. Miramos su nombre y no conocíamos a esa mujer, no nos lo creíamos», recuerdan todavía emocionadas. Ahora todo Galdakao lleva sus piezas y a ellas no les puede hacer más ilusión. De hecho, hasta han traspasado fronteras, porque también han recibido pedidos desde Reino Unido o Ámsterdam.

Leire Rojo

Nerea y Olatz no paran de producir, en los cuatro meses de vida que tienen la firma han visto la luz tres colecciones, alrededor de 72 complementos en total. «Queremos que todas las mujeres se sientan incluidas en nuestro proyecto y que encuentren las joyas que buscan, independientemente de su edad o gusto», explican. La primera de las colecciones se llama Maia, está inspirada en la naturaleza y en los verdes de Euskadi; Izar, la segunda, tiene un aire más casual; y Aiza, la última, es muy veraniega y juvenil. La bisutería de esta línea hace alusión a la playa, ya que cuenta con detalles como las conchas. A Nerea y Olatz les gusta sorprender a sus clientes. En estos días han lanzado Flash, un conjunto de joyas disponibles solo durante dos días o hasta agotar existencias. «Son unas piezas muy diferentes a lo que hemos ofrecido anteriormente», cuentan estas creadoras.

Leire Rojo

El nombre de la firma, Sinun Jewels, es una larga historia. Querían que llevara la palabra «zurea» (tuya en euskera), así que la tradujeron al finlandés, porque admiran el método de enseñanza de Finlandia, un país a la vanguardia en temas educativos.

Reconocen que sienten cariño por todas las piezas que han creado con sus manos, aunque cada una de ellas tiene su favorita. Nerea adora el collar Nere, un colgante con cadena dorada y una luna en blanco. Para Olatz, sin embargo, los pendientes Laga tienen un significado entrañable. «Desde pequeña siempre he pasado todos los veranos en esa zona con mi familia y también está muy presente en la firma, hasta allí nos desplazamos para la última sesión de fotos de la colección», cuenta.

Leire Rojo

«Estamos preparadas para comernos el mundo»

La esfera digital ha tenido gran importancia en la evolución de la firma, ya que les ha permitido llegar a personas que de otra forma no hubiesen conocido. En Instagram, comparten las novedades y suben las fotos de sus nuevos artículos, algunas son bastante artísticas y muestran diferentes enclaves de Euskadi, como nuestras playas o montes. A través de esta vía, donde cuentan con alrededor de mil seguidores, Nerea y Olatz también comparten consejos con sus incondicionales. «Nos han llegado a enviar un vestido para que eligiéramos con cuál de nuestras joyas conjuntaba», explican. Desde el pasado 22 de mayo, también cuentan con una tienda online. «Tardamos un mes en hacerla y desde que anunciamos la fecha de su lanzamiento en nuestras redes, estuvimos esperando a que viera la luz como si fueran las campanadas de Nochevieja, nos pusimos histéricas, aunque el primer pedido no tardó en llegar», celebran.

Olatz Crespo y Nerea Zubiaurre, creadoras de Sinun Jewels.
Olatz Crespo y Nerea Zubiaurre, creadoras de Sinun Jewels. / Leire Rojo

Estas dos amigas trabajan duro para que su proyecto más personal, con el tiempo, se convierta en un referente nacional e internacional. El número de piezas que ofrecen seguirá aumentando con la llegada de Sare este verano, una colección nueva con diseños muy sofisticados. Además, en un futuro les gustaría contar con su propia tienda física para poder dar mayor visibilidad a sus joyas. Y este verano también llevarán sus pendientes Andrea o su collar Maialen por diferentes mercadillos de la costa vizcaína. «Trabajamos como si nuestra firma fuera una gran empresa y eso que solo somos dos... pero es que estamos preparadas para comernos el mundo».

Temas

Moda