Fallece Peter Lindbergh, el fotógrafo de las 'top models'

Peter Lindbergh, cámara en mano./
Peter Lindbergh, cámara en mano.

Colaboró con numerosas revistas y muchas de sus fotografías en blanco y negro se convirtieron en imágenes icónicas

María Calvo
MARÍA CALVO

Cuando Cindy Crawford, Christy Turlington, Linda Evangelista, Claudia Schiffer o Naomi Campbell, entre otras, triunfaban en las pasarelas allá por los años 90, ahí estaba él, cámara en mano, para inmortalizar la era dorada de las top models más icónicas de todos los tiempos. Peter Lindbergh ha muerto a los 74 años de edad, según hemos podido saber a través de su perfil personal de Instagram. Fue considerado uno de los mejores fotógrafos del mundo de la moda, terreno en el que desarrolló con gran éxito su carrera. Su último trabajo fue el número de septiembre de Vogue UK, coordinado por la mismísima duquesa de Sussex, Meghan Markle, que gira entorno a las mujeres que están cambiando el mundo.

Lindbergh nació en plena II Guerra Mundial, el 23 de noviembre de 1944 en Leszno (Polonia). Enamorado de la pintura, en especial la de Van Gogh, y escaparatista de formación, no ejerció en la fotografía hasta los 30 años. Sin embargo, llegó, vió y venció, y desde que comenzó su meteórica carrera se le recuerda unido a la revista Vogue. Él fue quien consiguió retratar a todas las top models juntas en la edición británica de 1990, quien captaba a sus llamadas 'novias tristes' o quien inmortalizó a la mismísima Rosalía para Vogue España al final de su legado. Lindbergh era un mago del objetivo y hoy la industria de la moda llora su pérdida. En su perfil de Instagram se le homenajea con una fotografía sacada por él mismo que ilustra un estudio vacío y con otra imagen completamente en blanco.

Peter Lindbergh

Disidente y de ideas románticas, fue un maestro de escuela propia que impuso un discurso muy personal. Decidió huir de los patrones establecidos en la década de los 70 y 80, de las imágenes impostadas y las poses artificiales, para apostar por una frescura que chocaba con los cánones de la época. Prefería a las modelos despeinadas, la naturalidad y las caras lavadas. Le gustaba más una camisa blanca o una camiseta básica que un vestido de Alta Costura. Era de los pocos que no retocaba las imágenes y se hizo conocido por su tendencia al blanco y negro. «Cuando un rostro está cerca de la perfección, retratar en color le resta mérito», decía.

Firmó tres calendarios Pirelli, en 1996, 2002 y 2017. En este último, dio un giro radical a la estética estandarizada de la publicación a favor de las mujeres naturales y de todas las edades. El mismísimo George Michael se fijó en su obra y quiso trabajar con él. Por eso, Peter consiguió reunir de nuevo a las modelos de la época para hacer realidad su videoclip, 'Freedom! 90'', uno de los más icónicos de la historia de la música. Sus libros decoran las estanterías de las casas que respiran moda, ha expuesto su obra en París y Rotterdam y tuvo su propio documental, donde contó su vida y obra. Más tarde, el film fue presentado en el Festival de Cannes.

Peter Lindbergh

«Con el corazón roto. Descansa en paz, mi Peet», expresa Linda Evangelista a través de sus redes sociales. La modelo trabajó con él en incontables ocasiones y Lindbergh fue el responsable de su transgresor corte de pelo con el que, más tarde, alcanzó el estrellato. Un visionario y un genio de la imagen. La fotografía nunca hubiera sido igual sin la impronta de este maestro incasable que fotografió belleza hasta casi el final de sus días.