Bizkaia Dmoda

Diseños bilbaínos con alma de rock n´roll

Diseños bilbaínos con alma de rock n´roll

Sonia Fuente es la directora creativa de su firma homónima. Sus colecciones para mujer son cañeras, de estilo noventero y con influencias 'de la calle'

Sarai Vázquez
SARAI VÁZQUEZ

Las experiencias vitales que Sonia Fuente ha ido recopilando a lo largo de los años le 'iluminan' para dar forma a las colecciones de su firma homónima. Todas sus prendas hablan de historias que marcaron su pasado y, como en los mejores cuentos, aquí también se alternan capítulos felices con otros más tristes. Llevándolo a efectos prácticos, Sonia materializa sus sentimientos ideando, por ejemplo, la silueta de su difunta gata Kira adherida sobre una chaqueta negra, o imprimiendo el rostro de su hermana melliza en otra de sus piezas. Detrás de cada uno de estos diseños se encuentra una bilbaína de 40 años con una sensibilidad especial. «A nada que me suceda algo, saco una colección completa«, asegura. »Además, me influye mucho la música rock & roll, y eso, quieras o no, se percibe de lejos». Sus piezas están destinadas a las mujeres cañeras, tienen cierto carácter noventero y están influenciadas por la estética 'de la calle'.

Su primera colección vio la luz hace 10 años cuando terminó sus estudios de diseño en una academia de la villa. El nombre elegido fue 'Song of Sirens' ('el canto de las sirenas' en inglés), toda una metáfora basada en uno de los momentos más duros de su vida. «Esta primera obra estaba inspirada por la reciente pérdida de mi aita. Me imaginé que las mujeres que le estábamos rodeando en su vida éramos sirenas y él era nuestro marinero», rememora con emoción. La presentó en Vitoria y por su originalidad, entre otros aspectos, se hizo con el reconocimiento del título de Joven Diseñador de Euskadi. Más tarde, a principios de 2014 decidió lanzar su proyecto más personal, Sonia Fuente. Sin embargo, en esta aventura nunca estuvo sola. Desde entonces le acompaña su equipo de confianza, formado por Silvia Fuente, su hermana melliza, una gran artista de las ilustraciones, y Gaizka Berasaluce, encargado de la contabilidad y la logística. Sus primeras creaciones fueron unas sudaderas con formas de animales que enseguida se seleccionaron para formar parte del prestigioso Showoom Ego, un escaparate para los nuevos talentos dentro de la Fashion Week de Madrid. «Mucha gente se interesó por la firma y así pude colocar mis prendas en exclusivas tiendas de la capital y Barcelona. Fue todo un éxito», rememora.

Y es que una vez que a Sonia le viene la inspiración se 'encierra' en su pequeño taller - un rincón de su casa - para plasmar en dibujos todo lo que tiene en mente. En sus bocetos, también añade los colores y todas las indicaciones que se le ocurren: que si las cremalleras así, el hilo de este color, el tipo de pespunte, los acabados… El siguiente paso es hacerse con los materiales necesarios para producir las prendas. Utiliza desde tejidos ricos, como sedas, organzas o 'jacquards', hasta otros más corrientes, como imitaciones de cuero o poliéster estampado. «Muchas veces, los 'prints' de las telas son idea de mi hermana. Lo que hace es pura magia», cuenta con orgullo. Ya con todo el material listo, se dirige al taller bilbaíno de confianza donde todo se hace realidad.

En las colecciones se diferencian dos tipos de prendas: las más deportivas y las más exclusivas. Las primeras suelen ser camisetas o sudaderas estampadas, por ejemplo. «De estas suelo producir hasta tres por cada talla y tienen su precio fijado», aclara. En el otro extremo, crean artículos 'especiales' cuyo precio no es cerrado y se acuerda entre ella y el cliente. Así fue el caso de una chaqueta que creó hace tiempo, de cuero y con un detalle en forma de cruz en la espalda. Tuvo mucho éxito entre la clientela, aunque no volvió a hacerla otra vez. «Sé que para la persona que la adquirió en su momento sigue siendo algo especial, es única, no hay otra igual», cuenta. Además, Sonia también crea piezas bajo petición a amigos y conocidos para eventos especiales. Así, realizó un corsé para una invitada. «Este tipo de artículos tampoco los volví a hacer nunca más. Hice otros a partir de esos, les añadí otro tipo de detalles para no repetir», admite. Y es que su público objetivo son mujeres que buscan piezas de diseño, y en general, están involucradas en el mundo de la moda.

De forma paralela a su propia marca, Sonia fundó el año pasado WE AR SO Studio, una firma de mujer con diseños ochenteros y toques futuristas. Lo hizo 'por necesidad creativa' y en compañía de sus grandes amigas, Aroa Fernández y Wendy Hauser. Ya cuentan con dos colecciones en el mercado, 'From Kansas to Las Vegas' y 'Sympathy for the Devil'. «No tienen nada que ver una con la otra, pero ambas parten de mujeres ficticias que luego, vestimos según su historia.», cuenta. Además, estas piezas tan singulares ya han aparecido en distintas editoriales de moda y sus pendientes de metal ya han formado parte del nuevo videoclip de la cantante Mala Rodríguez, 'Aguante'.

Tras un parón para centrarse en WE AR SO Studio, Sonia vuelve con más fuerza que nunca con su firma homónima y con una nueva colección que la llevará a sus inicios. «Se verá un estilo del antiguo oeste, y es que está inspirada en mi padre, ¡cómo le gustaban esas películas!», expresa. Con estas prendas presentará en octubre su candidatura para la pasarela Ego Fashion Week de Madrid, en la que lleva trabajando desde mayo para tener todo bajo control. «Está todo terminado, solo estoy con los últimos detalles. Ahora es cuando empiezo a dudar de todo, pero bueno, sé que es normal, son los nervios», admite. Se podría decir que esta colección es un punto y aparte para la firma: le harán un lavado de cara y tendrán un logo nuevo. A partir de ahí, todo seguirá siendo esfuerzo e ilusión para conseguir llevar a 'Sonia Fuente' a otro nivel .

Temas

Bilbao, Moda