La diseñadora bilbaína empeñada en dinamitar el poder de los logos de la moda

La diseñadora bilbaína Nahia del Valle./
La diseñadora bilbaína Nahia del Valle.

Nahia del Valle lanza una camiseta que desprecia la influencia de las marcas, aunque la inunde con nombres de etiquetas ultralujosas

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

Nahia del Valle. Quédense con este nombre. La creadora, empresaria e influencer bilbaína afincada en Madrid es un curioso personaje del mundo de la moda española. La icónica diseñadora de la firma de camisetas Ironic Lux es también una polemista aficionada a jugar con los clientes a través de propuestas que invitan a la reflexión.

Es una especie de contigo, pero sin ti. Su último lanzamiento supone una pulla en toda regla a las 'fashion victim' y gerifaltes de la industria al despreciar el poder e influencia de las marcas. Su famosa camiseta –unisex– lleva impresa en tamaño XXL la palabra NO LOGO. Ella dice que solo pretende animar el debate sobre «el uso o no» de los logos «en la ropa que llevamos puesta».

Pero con Del Valle hay que andarse con cuidado. Es muy lista y sabe cómo alimentar y avivar de forma permanente polémicas aparentemente artificiales, aunque al rascar un poco se descubre un trasfondo de altura. Su última pieza es una prueba fehaciente de lo que le gusta ironizar y transgredir. NO LOGO, famoso lema de la intelectual canadiense Naomi Klein, comparte espacio junto ja los nombres de algunas etiquetas ultralujosas: Chanel, Dior, Gucci, Louis Vuitton, Valentino y Prada. Casi nada. Lo más de lo más. Klein, no confundir nunca con Calvin, el diseñador, se marcó con aquel ensayo un tratado que exponía la influencia de las marcas en la sociedad actual

La diseñadora bilbaína Nahia del Valle y su camiseta NO LOGO.

¿A qué juega?

¿A qué juega ahora la bilbaína, una reconocida 'influencer' de Instagram (@ironic__girl) poseedora de una cuenta que supera los 24.000 seguidores? «Esta camiseta es una paradoja. Al diseñarla no pretendí burlarme ni ridiculizar la logomanía, de hecho, yo también llevo logos, sino precisamente reírme de mí misma», recalca Nahia del Valle.

La camiseta de Ironic Lux, una firma especializada en camisetas y sudaderas, surgió hace casi tres años. Vende solo 'online' y busca aportar ironía y humor. «Es curioso que en los años noventa, con el auge de los movimientos antiglobalización, parecía que la logomanía estaba en retroceso. Se inició un movimiento para que las empresas de moda tuvieran unas maneras de trabajar más responsables y más cuidadosas con el medio ambiente y con los derechos de sus trabajadores. Sin embargo, una vez admitido este discurso, ha habido un revival de la utilización de logos por parte de estas mismas empresas», esgrime la creadora.

«La calle, el llamado 'street style', está lleno de personas llevando logos. Me llama la atención que tal vez nos sintamos más seguros abanderando uno. Es curioso que una camiseta con el lema de NO LOGO haya seducido a mis clientes más acostumbrados a llevar emblemas. Pienso –razona– que es porque tienen sentido del humor y han entendido la paradoja de juntar los principales logos de moda con el eslogan de NO LOGO. Al fin y al cabo, a la gente le gusta reírse de si misma», insiste.

Lo dice esta astuta empresaria que el año pasado lanzó camisetas con la imagen de Coco Chanel haciéndose un selfie, hablando por el móvil, con los brazos repletos de tatuajes, pinchando como una DJ o escuchando música a través de auriculares. Es decir, lo que no pudo hacer en vida la prestigiosa y famosa creadora porque no existían tales adelantos. Del Valle convirtió a Coco en una mujer de su tiempo y de hoy en día jugueteando de forma inteligente. Igual que vuelve a hacer ahora, sin pronunciarse a favor o en contra de los logos.