Los 3 'escotazos' de un ángel de Victoria´s Secret en Cannes

Los 3 'escotazos' de un ángel de Victoria´s Secret en Cannes

La modelo Anja Rubik rozó los límites de la insinuación sobre la alfombra roja del festival francés con varios looks de color negro

Bizkaia Dmoda
BIZKAIA DMODA

Entre vestidos de princesa de cuento como los que ha lucido Elle Fanning o insólitos looks de gala como el elegido por Selena Gómez, no podía faltar sobre la alfombra roja del Festival de Cannes el estilismo provocativo de cada edición. Hace tres años, la modelo Bella Hadid fue la encargada de incendiar la alfombra roja con un inolvidable diseño carmín de Alexander Vauthier. Se trataba de un vestido con una abertura infinita en la pierna que a día de hoy se recuerda como uno de los más icónicos que ha pasado por la muestra francesa. La modelo estadounidense provocó el asombro del público cuando se intuyó su falta de ropa interior, algo que se ha vuelto a repetir en 2019. Este año, recoge el relevo otra modelo, para más inri, compañera en el selecto elenco de ángeles de Victoria´s Secret. Anja Rubik se dejaba de sutilezas y rozaba los límites de la insinuación para mostrar un traje de chaqueta que dejaba poco margen a la imaginación. La top polaca prescindió de todo lo prescindible y mostró la opción más sensual que puede brindar un dos piezas. Tan solo un collar le pareció suficiente.

Anja Rubik es una de las musas de Anthony Vaccarello y confió en este diseñador y en su inconfundible sello YSL para alcanzar el éxito con los 3 comentadísimos looks que ha llevado en su paso por la Costa Azul. De este modo, vistió de riguroso negro y eligió una de las prendas más trascendentales de esta 'maison' francesa: el traje de chaqueta. Recordemos que su fundador, el maestro Yves Saint Laurent, fue el pionero de transformar los patrones de un dos piezas para adaptarlo al cuerpo de la mujer en el año 1966. Si pensábamos que combinarlo con lencería vista era la opción más provocativa vista hasta la fecha, la modelo fue un paso más allá y tan solo hizo uso de una gargantilla de diamantes en forma de hiedra que trepaba por su cuello, de la colección 'Lierre de Paris' de Boucheron. Lo combinó con unos salones 'peep-toe' con pulsera al tobillo, también de Yves Saint Laurent. Lo demás, lo dejó a los mandos de la imaginación.

El segundo look, sin embargo, nos afianza la idea del nuevo escote que reinará esta nueva temporada. Se trata de una profunda abertura diagonal que cruza desde uno de los hombros hasta la altura del abdomen, formando un nuevo escote ovalado que ya se ha visto, incluso, en los bañadores más prometedores del verano. En este caso, se trata de un vestido firmado también por Yves Saint Laurent, ceñido, asimétrico y con abertura posterior en la falda. Esta original fórmula se repite también en la espalda, formando un tándem muy sugerente y fácil de llevar si lo que quieres es dar un lavado de cara al siempre elegante vestido negro. En este caso, tan solo hizo uso de un cinturón fino que marcaba su cintura y de un par de imponentes brazaletes de diamantes, también de Boucheron.

Para el tercer look, tan solo le hizo falta desprenderse de los pantalones. Una chaqueta de 'pailletes' fue suficiente para construir un nuevo estilismo con altas dosis de sensualidad. Su largura XL y su corte 'oversize' hizo que esta chaqueta tipo esmoquin se pudiera utilizar como vestido. De nuevo, llevaba la firma de Yves Saint Laurent y, otra vez, quiso lucir 'escotazo'. Su mejor combinación fueron los salones de pulsera que llevó en el look anterior y unas medias de plumeti, algo que Antonhy Vacarrello ha logrado colar de nuevo en el mapa de las tendencias.