De Coachella al BBK Live: la gigantesca gasolinera de maquillaje que reposta belleza

Un grupo de personas hace cola para ser maquillados por el equipo de Yves Saint Laurent./Sarai Vázquez
Un grupo de personas hace cola para ser maquillados por el equipo de Yves Saint Laurent. / Sarai Vázquez

La línea cosmética de Yves Saint Laurent instala en Kobetamendi su 'YLS Beauty Station', un 'stand' mágico donde maquillan con su amplia gama de productos a todo aquel que quiera conseguir su mejor cara en el BBK Live

Sarai Vázquez
SARAI VÁZQUEZ

¡Sombra aquí, sombra allá! En esta nueva edición del BBK Live, que arrancó este jueves, todos querían lucir su mejor cara. Esto fue posible gracias a la `YSL Beauty Station´, una gigantesca gasolinera de maquillaje que instaló la firma de cosméticos Yves Saint Laurent Beauty en el recinto festivalero. Desde las 17.00 horas de la tarde y hasta la una de la madrugada el equipo de la marca se encarga de acicalar el rostro de todo el que se anime, algo que ayudará a potenciar aún más tu modelito festivalero. Esta iniciativa ya se estableció antes en uno de los festivales más reconocidos a nivel mundial, Coachella. Ahora, es el turno de la cita más esperada por todos nosotros, ¡el BBK Live!

El 'beauty look' está marcado por la esencia Yves Saint Laurent, que apuesta por una mujer empoderada y sofisticada. «No utilizamos purpurina. El maquillaje se centra en conseguir una piel jugosa, mucho 'eyeliner' y los labios rojos», cuenta Jesús Sanz, que forma parte del equipo de maquilladores de la firma. ¿El producto estrella? El labial número 21 en color rojo pasión, que es el que utiliza la artista Rosalía. Además, durante los tres días, un equipo de azafatos de la agencia de modelos bilbaína SF40 se encargan de perfumar a lo largo y ancho de Kobetamendi a los asistentes al festival con las nuevas colonias de la firma: `Black Opium´ para la mujer e `Y´ para los hombres. Incluso, recorren las campas 'armados' con el pintalabios `Rouge Pur Couture THE SLIM´, aplicándolo a quienes no han tenido tiempo de maquillarse en casa o a aquellas que lo han ido perdiendo entre katxi y katxi.

Los tocadores repletos de productos de maquillaje esperaban a los más coquetos de la velada. A primera hora de la tarde ya había una larga cola de jóvenes a la espera de 'un brochazo de color'. Había quienes nunca se maquillaban y, sin embargo, lo hacían aquí por ser una ocasión especial. Este era el caso de María Aced, una de las primeras festivaleras que se puso en manos de los 'make-up artist'. «Es una suerte que un profesional del mundo del maquillaje te pinte y te deje distinta», cuenta. La joven se quedaba en manos de los profesionales y pidió que solo le dieran mucha fuerza a la mirada. Minutos mas tarde, Alejandro Sancho, se acercaba al espacio a que le pusieran máscara de pestañas. «He querido un azul eléctrico porque me pega con la camisa. Siempre he querido saber cómo me quedaba y me gusta mucho», desvela este barcelonés de 21 años y estudiante de Comunicación Audiovisual.

Y es que la línea 'beauty' de Yves Saint Laurent, siempre desde el marco de la elegancia y la sobriedad, también se ha apuntado a la tendencia fantasía, ofreciendo máscara de pestañas o 'eyeliner' en color inusuales como el rosa o el azul. «No todo el mundo se atreve a añadir estos productos tan llamativos», expresa Natalia De Cantelmi, una de las maquilladoras. Cada uno de estos profesionales se encargan de mimar el rostro de los jóvenes. Primero, hidratan la piel con crema y, más tarde, aplican un tono bronce en la zona de los ojos. A continuación, dan el corrector y la base. Más tarde, se centran en los labios, que se hacen con el protagonismo del look gracias a sus tonos rojizos. Por último, maquillan ojos y cejas. Los resultados son espectaculares y no hace falta nada más que acercarse a este 'stand' tan especial para comprobarlo. ¿Estáis listos para brillar toda la noche?