De Rumanía a Getxo: la gurú del maquillaje que rompe moldes

Bianka Szamosi posa con un maquillaje felino que resalta sus ojos azules./Pablo Alonso (@bilbofoto)
Bianka Szamosi posa con un maquillaje felino que resalta sus ojos azules. / Pablo Alonso (@bilbofoto)

Con tan solo 24 años Bianka Szamosi ha formado parte del equipo de estilistas de la fiesta de los premios MTV y ha mostrado su arte con los pinceles en distintas películas y cortometrajes

Sarai Vázquez
SARAI VÁZQUEZ

El tocador de Bianka Szamosi es su rincón favorito de casa, su pequeño templo donde permanece horas. Los hay quienes coleccionan sellos, ella recopila labiales. Su rostro blanquecino funciona como lienzo. Lo empolva cuidadosamente, marca sus pómulos en colores tierra y sus labios adquieren un color rojo pasión. Cuando se interesan por la escuela en la que ha estudiado, ríe. Es autodidacta. Desde muy joven ya maquillaba a sus amigas y recreaba looks que veía en internet de una forma totalmente aficionada. Sin embargo, hace cuatro años se introdujo en el sector de modo profesional cuando conoció a Manolo, peluquero, maquillador y estilista, durante un curso de corte y color donde trabajaba como modelo. «Congeniamos desde el primer momento, vio potencial en mí y empezamos a trabajar en eventos, sesiones de fotos y rodajes, como en el cortometraje de Zombie Eguna de Pedro Olea y para directores como Enrique Urbizu», reconoce con satisfacción. A sus 24 años, ha formado parte del equipo de maquilladores de la fiesta de la pasada edición de los premios MTV, ha acicalado a Coral González, la chica del 'claro que sí guapi' del viral anuncio Chicfy, en una sesión fotográfica, y a Silvia Abril para JA Bilbao Festival. Trabaja en un estudio de Getxo, Alonso&Andrade, y forma parte desde hace dos años de una de las firma referentes del sector, MAC Cosmetics.

Bianka reconoce que es autodidacta y que aprendió la técnica a base de maquillar a sus amigas y ver tutoriales en internet.
Bianka reconoce que es autodidacta y que aprendió la técnica a base de maquillar a sus amigas y ver tutoriales en internet. / @bilbofoto

Llegó a Bilbao desde Rumanía con sus familiares cuando tenía siete años. La villa y la costa vizcaína le han robado el corazón desde entonces. «He vivido aquí casi toda mi vida, aunque siempre tengo muy presentes mis raíces. Cuando vine ni siquiera manejaba el idioma», reconoce. Comenzó en el mundillo del maquillaje desde otra perspectiva diferente, fue consultora durante un año en una gran distribuidora de cosméticos, Mary Kay. Enseñaba a las consumidoras pequeños trucos a la hora de aplicar los productos y les daba consejos acerca del cuidado de la piel, ya fuera de forma individual o en grupo. Bianka ha luchado duro para conquistar su sueño, ser una gran artista del maquillaje. «Una vez leí una frase que se me quedó grabada, decía lo siguiente: trabaja en silencio y deja que tu éxito haga todo el ruido. Me lo he tomado siempre como filosofía de vida», admite.

Bianka ha sido la maquilladora de distintas peliculas y cortometrajes.
Bianka ha sido la maquilladora de distintas peliculas y cortometrajes. / Pablo Alonso (@bilbofoto)

Las redes sociales le han brindado una comunidad de más de 7.500 seguidores en su cuenta de Instagram, con los que comparte tutoriales de maquillaje y opiniones sobre nuevos productos cosméticos. Su melena blanca ha despertado entusiasmo entre sus seguidores, al igual que sus trabajos como modelo. Los 'followers' del perfil comenzaron a aumentar durante su paso por el concurso NYX Spain Face Awards 2017. Las redes sociales fueron la herramienta de difusión de las creaciones para cada uno de los retos que planteaba este certamen. Y superó con éxito una de las pruebas más difíciles, que consistía en recrear a través de Youtube dos maquillajes de las películas Mago de Oz. En el inicio del vídeo, Bianka se muestra como la bruja oscura de la historia, con piel negra, destellos verdes y pelo morado. Más tarde, lo hace como la bondadosa, con vestido blanco y pálido tono de piel. Al final, explica su inspiración, hace un guiño a lo dos films. «Formar parte de la competición ha sido la mejor experiencia de mi vida. Llegué al Top 20 y aprendí un sinfín de cosas. Además, que su trabajo haya sido valorado por una firma de cosméticos tan importante como lo es NYX no tiene precio. «Estoy eternamente agradecida por haberme dado la oportunidad de llegar a tanta gente que comparte mi misma pasión», expresa.

Esta joven de 24 años se declara fan de los ahumados rojizos y marrones y de los iluminadores. / Janire Domínguez y @bilbofoto

Maquillajes para más de 80 novias

Entre sus proyectos, destacan los maquillajes para más de 80 novias que han pasado por sus manos. Cada una, un mundo a parte. «Creo un look acorde a su personalidad, aunque en general, me piden que todo sea muy sutil», cuenta. La prueba suele realizarse en el estudio de Getxo tres semanas antes de la ceremonia. «Allí tengo el tocador y luces específicas para maquillar. El día de la boda, me desplazo a donde me manden», reconoce. En las sesiones de fotos Bianka crea apariencias de todo tipo: naturales, ahumados y maquillajes abstractos. A la hora de crear sus looks, le inspira todo el universo artístico que le rodea: libros, vídeos, sueños, escaparates, cuadros y lugares, entre otros. «A veces hago tormenta de ideas de lo primero que se me ocurre», confiesa. Para ella las aptitudes fundamentales que debe poseer todo gran maquillador son la imaginación y el atreverse con todo: a probar nuevas técnicas, a mezclar colores… «Además, hay que tener mucha empatía y respetar los gustos de cada persona», menciona.

Bianka posa con un arriesgado maquillaje en tonos negro y azul.
Bianka posa con un arriesgado maquillaje en tonos negro y azul. / @bilbofoto

Con la luz del día, adora una piel bien trabajada, con un buen iluminador, un eyeliner infinito y máscara de pestañas. Sin embargo, durante la noche, se declara fan de los ahumados rojizos y marrones, todo en tonos cálidos; una mayor utilización del iluminador y un labio escarlata. Entre las tendencias que distingue para esta primavera, se encuentran los labios naturales aterciopelados, los brillos «por todas partes» y el alineador como el único protagonista. En cuanto a los errores más comunes que se cometen a la hora de acicalarse uno mismo, cita el tono adecuado, que solemos ponérnoslo demasiado anaranjado. Tampoco recomienda aplicarse el maquillaje con las manos y otro fallo es elegir un corrector mucho más claro que el tono de nuestra piel, que con la intención de dar luz acabamos consiguiendo que sea vea demasiado blanco.

Bianka lo mismo realiza maquillajes sutiles para novias que se atreve con otros más arriesgados e incluso terroríficos.
Bianka lo mismo realiza maquillajes sutiles para novias que se atreve con otros más arriesgados e incluso terroríficos. / @bilbofoto

Entre sus tareas pendientes se encuentra su vuelta a YouTube con uno de los temas más demandados por su audiencia: el cuidado de su cabello. «No me gusta nada editar vídeos, siempre me pasa algo y me quedo a medias, aunque prometo que pronto lo tendréis», expone. En un futuro no muy lejano no descarta el lanzamiento de su propia tienda de maquillaje, con línea de cosméticos incluida. Si por sueños fuera, a Bianka le fascinaría colocar junto a su adorado tocador una estatuilla de los Goya. «O dos, nunca se sabe».