La mayor perfumería de Euskadi abrirá a finales de abril en el centro de Bilbao

La entrada principal dará a Navarra y José María Olabarri./m. cecilio
La entrada principal dará a Navarra y José María Olabarri. / m. cecilio

La cadena gallega Arenal, que ha gastado 6 millones en la compra del antiguo local de Banesto en la calle Navarra, ocupará 1.400 metros cuadrados, distribuidos en dos pisos

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

Arenal Perfumerías ha dado un golpe en la mesa en su intento por trasladar también a Bilbao su influencia como una de las principales empresas del sector del país. Lo anunció hace un año, al confirmar el pago de 6 millones de euros por la compra de la antigua sede de Banesto de la capital vizcaína, emplazada en el número 3 de la calle Navarra. Su cercanía a la que está llamada a ser la nueva 'zona 0' comercial de la ciudad –al próximo desembarco de Thermomix y la cadena de hamburguesas norteamericana Five Guys habrá que sumar, en 2020, el del gigante textil Primark –ha disparado las expectativas de un espacio que comienza a poblarse de firmas de referencia y que terminará de coronar su nuevo perfil en cuanto llegue el TAV.

La cadena gallega, que cuenta con 43 tiendas en España, trabaja contrarreloj desde que cerró la compra del emblemático edificio. No fue el primero al que echó el ojo. Antes mantuvo negociaciones con los propietarios de Calzados La Palma. Desde hace dos años, cuando incluyó por primera vez a la capital vizcaína en su ambicioso plan de expansión, ha acelerado las gestiones a la espera de recibir lo antes posible el visto bueno del Consistorio. Las obras, que arrancaron hace un año, están próximas a su conclusión. Restan solo 11 días para que las 40 personas que trabajarán en este establecimiento comiencen a desempaquetar cajas y a colocar en las estanterías las más de 50.000 referencias de productos de parafarmacia, belleza y salud.

Arenal 3, como se llamará el negocio, será el de mayor tamaño pero no el primero de la familia Marzán en Euskadi. Cuenta con uno en Vitoria y otros dos en Gipuzkoa. Pero ninguno parecido al que acondicionará en el centro de Bilbao, en un inmueble de más de 1.400 metros cuadrados, distribuidos en dos plantas. La perfumería tendrá vistas a la calle Navarra, donde el Ayuntamiento ha autorizado la transformación de un ventanal en una espectacular puerta, y dará la vuelta a la manzana. Justo en el chaflán con la calle José María Olabarri se situará la entrada principal, manteniendo la disposición originaria. La zona de carga y descarga se emplazará en la plaza de la estación de Abando para facilitar el tránsito de camiones.

Artículos para animales

No será una perfumería al uso. La reforma integral, que ha costado más de un millón de euros, incorporará en la planta situada a pie de calle, donde funcionarán seis cajas registradoras, un espectacular ascensor y una escalera de caracol que recorrerá las dos alturas. El equipamiento se decorará con mobiliario vanguardista y el sótano se reservará al equipo logístico especializado en el comercio 'online', que se pretende impulsar. Las ventas digitales suponen actualmente el 2,5% de la facturación, pero crecen a un ritmo del 65%.

Además de la venta de fragancias «de primeras marcas» y la equipación de stands de maquillaje, cosmética y belleza, el local contará con una peluquería y un departamento de productos 'bio'. También funcionará como droguería y despachará artículos de higiene. «Desde botellas de lejía a productos para el cuidado de animales y plantas. Nuestro lema es 'si existe, está en Arenal», afirma Rafael Marzán, director general de la compañía.

Temas

Bilbao, Moda