Este contenido es exclusivo para suscriptores

Navega sin límites desde 4,95€ al mes y además este mes podrás ganar una Smart TV con tu suscripción

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Xinyi, la niña que nació en un taxi en Leioa

El bebé es el segundo hijo de la pareja. Él es cocinero y ella ama de casa./EVA MOLANO
El bebé es el segundo hijo de la pareja. Él es cocinero y ella ama de casa. / EVA MOLANO

La pequeña pesa cuatro kilos, está llena de salud y vivirá con sus padres en Leioa

Eva Molano
EVA MOLANO

El nacimiento de un bebé es uno de esos recuerdos imborrables que solo la enfermedad puede arrebatarnos. Son fechas que determinan etapas de la propia historia, una suerte de marcapáginas en el libro de la memoria. La llegada de Xinyi Xu, además de ser un acontecimiento que ha llenado de alegría a sus padres, también será un relato imposible de olvidar. No solo para sus más allegados, la gente que más la querrá en el mundo. También para el dueño del taxi en el que se asomó a la vida al filo de la una de la madrugada del domingo, un joven de 24 años que llevaba solo seis días trabajando como conductor, y para los agentes que asistieron su parto, que nunca se habían enfrentado a una situación así en todos los años que llevan de servicio. La pequeña permanecía ayer en el hospital de Cruces, llena de salud. Lloraba un poquito, a ratos.

 

Fotos