Buzos contra las basuras marinas

Buceadores se disponen a limpiar los fondos subacuáticos./Yvonne Fernández
Buceadores se disponen a limpiar los fondos subacuáticos. / Yvonne Fernández

Trece vizcaínos retiran desechos del fondo del mar en el Puerto Viejo de Algorta, en un día de nula visibilidad por las condiciones del agua

TXEMA IZAGIRRE

«¡Como los perros! Hemos tenido que andar a tientas por el fondo», lanzaba uno de los trece buceadores que ayer participaron en una limpieza de los fondos marinos del Puerto Viejo de Algorta. No se veía nada y tuvieron que andar a tientas durante la hora aproximada que estuvieron sumergidos. Guante contra roca. «Sólo hay visibilidad a un metro de distancia», dijo apenado el más veterano. Así que el resultado fue más bien pobre, apenas 10 kilos de desechos, entre mangueras, tijeras, artes de pesca y parte de una instalación de butano.

«Había mucha corriente en el fondo y no hemos podido acercarnos a las rocas, que es donde está la porquería». Roberto Álvaro, integrante de los organizadores del club de submarinismo Divertek, estaba apenado; las condiciones adversas debidas a las lluvias han removido el fondo. Hacia mediados de octubre llevarán a cabo otra iniciativa similar, encaminada a concienciar a la población de lo necesario que es no tirar residuos al mar.

Para entonces habrán pasado las fiestas del Puerto Viejo y las consecuencias se reflejarán en el agua. La jarana terrestre deja huellas oceánicas, igual que la temporada de baños. Desde latas de refrescos y cerveza a botes de crema solar, hamacas, toallas, bolsas de plástico, aparejos de pesca, redes… La juerga festiva acaba cada año con más de un carrito de supermercado entres las rocas: hay uno atrapado bajo una enorme, dejando a la vista su oxidado esqueleto. Hasta una silla de bebés, tapas de alcantarilla y balas han salido de este lugar. Nueve proyectiles sin usar se encontraron el año pasado.

Porque lo que se tira se hunde para no asomar jamás. «El 70% de los residuos marinos se queda en los fondos», explicó Ernesto Vilarino, de Surf Rider Foundation. Este guipuzcoano se encargó de catalogar los residuos, una tarea que asume esta fundación. Los separa para reciclar y toma datos: sólo el 15% de la basura marina vuelve a las costas. «Apenas vemos la punta del iceberg», incidió.

Sólo el 15% de los residuos que van al mar regresan a la costa, «apenas vemos la punta del iceberg»

Concienciados

Divertek lleva realizando estas tareas de limpieza desde 2005 y en el barrio marinero en los últimos tres años. «Parece que no se tira tanto al mar porque cada vez salen menos residuos», comentaba Fran Delgado con cierto consuelo. El presidente de este club de buceo y actividades subacuáticas del Gran Bilbao se quejó de que «hay demasiada presión sobre los fondos marinos. Cada vez vemos menos fauna». La basura y la pesca tienen un impacto terrible. De ahí que Delgado reclamase que «esto necesita una recuperación». Una de sus peticiones es crear «zonas de buceo protegidas» en la costa vasca, igual que las reservas existentes en Cataluña. «Los arrantzales tienen mucha fuerza, pero nosotros somos anecdóticos», apuntó.

Son buceadores concienciados: «Cada vez que vemos bolsas de plástico y plomos de pesca los recogemos y sacamos fuera», apuntaban Beatriz y Nekane Fernández, que ayer no se pusieron el neopreno, en un día en que la contaminación de días pasados en las playas y las condiciones meteorológicas restaron asistencia a esta limpieza con la que se trata de concienciar a la población.

Temas

Bizkaia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos