«Vemos ganas de comprar», dicen los expertos del Salón Inmobiliario

El salón destina 2.000 metros cuadrados a una treintena de expositores de todos los gremios relacionados con la vivienda. /Luis Ángel Gómez
El salón destina 2.000 metros cuadrados a una treintena de expositores de todos los gremios relacionados con la vivienda. / Luis Ángel Gómez

Los visitantes se centran en la obra nueva, «céntrica y a buen precio»

JOSÉ DOMÍNGUEZ

Viven en pleno Casco Viejo de Bilbao, en la calle Belosticalle, y no les apetece nada afrontar una mudanza. Pero su hijo crece y los 60 metros cuadrados de su casa se quedan pequeños. Por eso ayer Roberto Ezquerra y Carmen García escrudriñaban al detalle las ofertas del Salón Inmobiliario de Viviendas y Decoración de Euskadi SIE Home que organiza EL CORREO y patrocinado por Kutxabank y Visesa en el Palacio Euskalduna y que hoy volverá a abrir sus puertas de 10.30 a 15.00 horas.

Visitaron buena parte de la treintena de expositores del certamen, que celebra su decimosegunda edición y se ha erigido ya en referente para el sector en el norte de España. Y salieron con un arsenal de folletos dentro de una bolsa del portal inmobiliario pisos.com. Los estudiarán con detenimiento porque, aunque llevan varios años con la idea en la cabeza, se acerca la hora de tomar una decisión. «Ya hemos puesto nuestro piso a la venta y, aunque estamos dispuestos a irnos de alquiler para no precipitarnos, habrá que afinar», asumía Roberto.

Reconocían, eso sí, que no saben si podrán cumplir sus expectativas. «Nos gustaría algo nuevo y cerca, para no cambiar al niño del colegio Tiboli ni de su entorno, a parte que ahora podemos ir andando al trabajo... pero en el centro no vemos mucho», enumeraba la mujer. Y, aunque la opción de salir de Bilbao «es la última», empezaban a ver cada vez con mejores ojos promociones con «garaje, trastero y todo tipo de servicios y a buenos precios» a unos minutos de la capital «en Barakaldo, Mungia o Urduliz».

Álex Cordo y su novia Vicky Barrachina quieren abandonar la casa de sus padres e irse a vivir juntos, y no hacen ascos a la segunda mano. Sus límites, sin embargo, son más exigentes. «Dos habitaciones, 90 metros cuadrados y terraza por no más de 300.000 euros». Bueno, podrían conformarse con balcón, pero eso sí, «tiene que estar en Abando o Indautxu, que es el centro del mundo».

«Confianza y dinamismo»

André Guimaraes y su compañera Ainhoa Zulueta venían desde Bermeo y también han puesto sus ojos en Bilbao. Tienen a la pequeña Violeta y su segundo hijo está de camino, así que ayer se interesaban por un tres habitaciones en Anboto Dorrea, el último rascacielos que se levantará en Garellano y que será el edificio residencial más alto de Euskadi. «Piscina, txoko y gimnasio privados, sin duda es una construcción singular», subrayaba ella.

Ante las dificultades que plantea Bilbao y sus barrios céntricos, cada vez son más los que apuestan por otros barrios e incluso otros municipios. Así lo confirmaba Luis Royuela, responsable comercial del Grupo Eibar en Bizkaia y promotor del Edificio Plaza en la antigua cooperativa Bide Onera de Barakaldo. Según apuntó, «en tres semanas hemos vendido el 90% de sus 51 pisos; vemos a la gente muy interesada, con hambre y muchas ganas de comprar».

Gonzalo Irizar, desde el grupo inmobiliario Irizar, confirmaba que la recuperación ha dado mucha más «confianza y dinamismo» al mercado en toda Bizkaia. «Tras un desplome de más del 30% la gente ve los precios más razonables y, sobre todo, la mayor estabilidad les anima a dar el paso de una compra que le comprometerá décadas», remarcaba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos