La torre del BBVA albergará un centro tecnológico de referencia en Europa

La torre del BBVA albergará un centro tecnológico de referencia en Europa

Promovido por la Diputación, ocupará 8 plantas del edificio, donde también desembarcará el gigante comercial Primark

IZASKUN ERRAZTI

Bizkaia ya ha elegido sede para el futuro centro internacional de emprendimiento que le conectará al mundo. Después de dos años de trabajo institucional, empresas referentes del territorio, inversores y jóvenes con ideas innovadoras saben que su sitio estará en la torre del BBVA, el emblemático rascacielos que durante 40 años fue el techo de Euskadi y que recuperará el esplendor perdido como referente en el centro de Bilbao tras permanecer una década vacío. Allí no estarán solos. Una nutrida representación de actores globales del ámbito de las 'startups' y la innovación abierta, como Techstars, la aceleradora más importante del mundo, con sede en Boulder (Colorado), o MassChallenge y Cambridge Innovation Center (CIC), ambas de Boston, les ayudará a conectarse y a establecer relaciones con los principales ecosistemas del planeta. El ambicioso plan, que liderará un gestor internacional de primer orden que se elegirá por concurso público, echará a andar a finales de 2019, dependiendo del ritmo que sigan las obras para acondicionar la sede.

Pocos detalles habían trascendido hasta el momento de uno de los proyectos estrella previstos por la Diputación para la actual legislatura. Hace apenas un año, el diputado general, Unai Rementeria, anunciaba en Gernika la apertura de un 'hub' internacional de emprendimiento para el que la institución foral buscaba un edificio que estuviera a la altura de sus planes en pleno corazón de la villa. Hoy ya es un hecho que la aceleradora ocupará, en una primera fase, 4.000 metros cuadrados de superficie, distribuidos en cuatro de las 21 plantas del icónico inmueble del número 1 de la Gran Vía de Bilbao, donde el gigante irlandés de ropa y complementos Primark abrirá su segunda mayor tienda de España.

La cadena de bajo coste explotará cinco de los seis pisos del 'cubo' anexo y su prolongación a la torre diseñada en 1969 por los arquitectos Enrique Casanueva, Jaime Torres y José María Chapa. En el sexto iniciará su expansión el centro de emprendimiento promovido por la Diputación, que también ocupará inicialmente el séptimo, octavo y noveno pisos del rascacielos, de 88 metros de altura.

Pero el que aspira a ser el centro de emprendimiento más grande del sur de Europa y «el mejor conectado del mundo, con la mayor concentración de actores globales en un solo lugar», tendrá que escalar posiciones en una segunda fase, hasta alcanzar los 8.000 metros cuadrados. Y, si la cosa va bien, podría llegar incluso a los 12.000.

Locales en alquiler

A principios de mes trascendió la operación que el fondo de inversiones Angelo, Gordon & Co está a punto de cerrar con el BBVA para hacerse con uno de los activos inmobiliarios más golosos de la capital vizcaína por 100 millones de euros. Así, para armar su nuevo proyecto, la institución foral tendrá que alquilar los locales -no contempla la compra- a este asesor privado dedicado a inversiones alternativas. Las empresas, agentes y emprendedores que dotarán de contenido al 'hub' arrendarán a su vez los espacios en los que desarrollarán su actividad.

Según ha podido saber este periódico, tres serán los sectores sobre los que girará el futuro equipamiento de la Gran Vía: la electricidad y la energía -en Euskadi hay más de 350 empresas vinculadas a este sector-; la movilidad y la automoción y el 'foodtech', empresas y 'startups' que plantan cara a grandes compañías a base de aplicar nuevas tecnologías y desarrollar productos. Es decir, identificando las últimas innovaciones alimentarias y tecnológicas, relacionadas con el mundo gastronómico, y prestando especial atención a la forma de actuar del cliente final.

La torre empezó a construirse junto a la antigua sede del Banco de Vizcaya, obra del arquitecto José María de Basterra y que databa de 1903. Abajo a la izquierda, boceto del proyecto diseñado en los años 60 para la plaza Circular y la Gran Vía. A la derecha, el logo del rascacielos cuando fue inaugurado el 23 de abril de 1969. / E. C.

EN SU CONTEXTO

4.000
metros cuadrados de superficie ocupará el centro internacional de emprendimiento de Bilbao en su apertura. El objetivo es alcanzar los 8.000 en una segunda fase, e incluso llegar a 12.000 en función de los resultados.
Agentes globales
La Diputación, que busca un gestor internacional para liderar el 'hub', ayudará a que se establezcan en el inmueble otros agentes globales de primer orden, cuya misión será conectar a las empresas referentes del territorio, inversores y emprendedores con los principales ecosistemas del planeta.
Un modelo estándar
En su diseño, el centro de la torre del BBVA seguirá un modelo estándar, el que presentan las aceleradoras más prestigiosas del mundo. «Todas son iguales», dicen quienes han trabajado en ellas. Hay espacios de 'co-working' (lugares de trabajo compartidos) clasificados por 'barrios', según los tipos de ambientes. El CIC de Boston, por ejemplo, tiene las llamadas 'Music Room', para trabajar con música, o las 'Library Hall', donde hay que guardar estricto silencio, como en las bibliotecas. También hay cabinas para Skype, salas de conferencias de uso libre para los usuarios, zonas comunes con cocinas donde beber o comer algo -va incluido en la cuota de alquiler-, cafetería, 'salas de creatividad' destinadas a que la gente se despeje, con mesas de ping-pong y hasta pistolas de dardos, recintos para eventos e incluso duchas y taquillas.
24 horas abierto
Los grandes centros de empresas y emprendedores del planeta no cierran nunca. Las compañías allí presentes cumplen horario fijo. El resto de los usuarios elige sus tiempos, con jornadas que se prolongan hasta la madrugada. «No necesitas nada del exterior. Salvo para dormir, todo está montado para estar allí».

Un gestor internacional de primer orden, que se elegirá por concurso público, liderará el 'hub'

Con este planteamiento, el futuro 'hub' de la Gran Vía tendrá espacio para las compañías más relevantes del territorio, como Iberdrola, Euskaltel, Velatia, Petronor o RETAbet, que por su «marcado perfil tecnológico, dado que diseñamos y creamos el software que utilizamos», participarán «activamente» en cualquiera de sus iniciativas «de cara a diversificar nuestra actividad».

Para el responsable de Transferencia de tecnología, nuevos negocios y emprendimiento de la petroquímica de Muskiz, Óscar Villanueva, el éxito del centro que se alojará en la torre del BBVA está garantizado. Y habla con conocimiento de causa, porque hace dos años tuvo la oportunidad de viajar a Boston de la mano de la Diputación para madurar en el CIC su 'startup' Arrecife System, con la que acaba de desarrollar el primer prototipo a escala real de un proyecto de aprovechamiento de energía marina.

Energía, automoción y 'foodtech' serán los sectores clave sobre los que girará la actividad

«Un espacio de este tipo te posiciona en el mapa global, te conecta con el mundo. Y supone toda una concentración de talento», subraya Villanueva. Por eso, su presencia en el 'hub' es un hecho, y por partida doble: con su propia 'startup' y desde la resposabilidad que le otorga su cargo en Petronor. «La idea es hacer una rotación de nuestro personal para que quien tenga potencial desarrolle allí sus capacidades», explica. «Sólo el roce con otros emprendedores es interesante, te obliga a salir de tu burbuja corporativa. Es bueno tener un equipo para ver qué se cuece en el mundo», insiste.

El experto celebra la elección de la antigua sede financiera para que el 'hub' abra sus puertas, porque va acorde con la tendencia actual «de reurbanizar las ciudades». «Las cosas pasan en el centro de las urbes, no en el extrarradio. Los emprendedores quieren estar en el meollo. En un emplazamiento bien comunicado por transporte público, con bares, restaurantes... con vida», zanja.

 

Fotos

Vídeos